martes, 11 de enero de 2011

(lo que queda). Nares Montero





Podría darte titulares para empapelar la habitación.

Hay una serpiente que repta el bajo vientre de los deseos.

Quiero jugar con el sur,
como si fuera una palabra que desdibuja las olas,
que solo están allí, en los párpados viscosos,
en el calor más profundo, el de vainilla.
Cuando pienso en ello, en eso que tú y yo sabemos,
siempre me imagino una niña dando vueltas
haciendo que la falda de su vestido alcance
el cielo raso de su cintura
aún por formar.
Ríe y se marea
como cuando me tocas.
A veces no sucede más que un escalofrío.
Otras, tengo la tendencia suicida
a lanzarme en tus brazos
en el hueco, esa canasta.
Aterrizar en un aeropuerto fantasma
es uno de mis pasatiempos favoritos:
la hora de la comida se queda en los pulmones,
llueve a cántaros (carámbanos!) en los pies.

Te escribo como si sonaras,
como si tu refugio fuera mi caja de resonancia,
un mundo paralelo donde los sucesos
fueran,
se fueran,
inservibles.
Todas las cuerdas te rozan
y tú apareces tan de repente
como un susto de cine.
Sesión golfa.
Cubierto de gotas, húmedo,
recién nacido en un invernadero,
te rodean tomates y acelgas,
y menguado pero maduro abre los ojos pulpa,
las verdes vainas que me piden
un susurro de alimento, sexo postrero y maternal,
inicio de vida y un mundo limpio
que es una esperanza maltrecha.

Podría darte titulares y te doy la esquela de tu muerte,
porque no existes.

titulares

El tema y la producción musical son de Pepe Rodríguez, lider del grupo Dardem http://www.myspace.com/dardem



14 comentarios:

Paloma Corrales dijo...

Me encanta. Besos a pares.

Charcos dijo...

Me gusta... me encanta... he dicho ya que me gusta? ....

en un nanosegundo la añado a los si y si y aunque esté enferma, fuera o qué se yo la leo

Besicos

SIL dijo...

Otras, tengo la tendencia suicida
a lanzarme en tus brazos!

Delicioso el poema, como la vainilla y el sur.

Beso por dos.

SIL

La Solateras dijo...

Otro de tus grandes descubrimientos, Zuñi. Gracias por traernos estas maravillas.

Besos.

jorge dijo...

Me ha gustado el poema.

Me ha gustado oirlo.

Me ha gustado la voz.

Me ha encantado lo de "haciendo que la falda de su vestido alcance el cielo raso de su cintura"

Y lo del susto de cine (en sesion golfa, ¡claro!).

Maria Sanguesa dijo...

Sencillamente: muy buenos, voz y poema. Dos fuertes abrazos.

Leonel dijo...

Pues ya me he hecho seguidor, un poema como este basta para conquistarme.
Gracias por traerlo, José.
un abrazo.
Leo

Jose Zúñiga dijo...

Es que Nares, además de eescribirlo, lo dice muy bien, Paloma.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Pues que yo sepa Nares está como una rosa, charcos!
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Un poema para todos los gustos, Sil.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Disfruto mucho dando a conocer lo que me gusta, Ana. Y si coinciden los gustos, más.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Vaya, que te ha gustado, Jorge, y yo que me alegro.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Así lo pienso, María. Y el acompañamiento musical (original) no se queda a la zaga.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

No vamos a dar a basto, Leo.
Abrazo