lunes, 17 de enero de 2011

hacia el silencio/ 5

.
Es un páramo el mundo, vivir no es necesario salvo que hayas nacido. Nacer no es necesario para nadie salvo para la especie que llamamos humana. Hoy me pregunto si necesariamente soy un hombre del todo. Y no encuentro respuesta, me miro en el espejo y veo un mono. Tal vez un escorpión o una serpiente: algo lejanamente parecido a K.





30 comentarios:

Jesús Arroyo dijo...

Preguntas que duran una vida.
Un abrazo, Jose.

José Baena dijo...

¿Y hay algo realmente necesario? La vida surge y por tanto también su contrario. Como todo en el universo. Casualidades...¿casualidades? Y a partir de ahí necesitamos. Si es cierto tu poema eres una especie de doctor frankenstein evolucionado. Primate con aguijón de escorpión y piel ofidia. Primate escritor. Hombre. Hacia el silencio titulas. Espero que nunca lo alcances

Charcos dijo...

y es que hay algo necesario de verdad? salvo los alguienes que sin creerse nadie son más alguien que los que van a trompeta suelta proclamando el ser y estar.

y tú eres de los primeros ;) de los necesarios

besicosss

SIL dijo...

Sin dudas existenciales, no habría poesía.
Y mientras las haya- o sea -
SIEMPRE HABRÁ POESÍA !!

Beso, de la especie que corresponda.

SIL

María Socorro Luis dijo...

Nunca sabremos lo que somos o lo que pudimos haber sido... Y nunca se agotarán nuestras incognitas existenciales.
Es estupendo como nos haces pensar... Pensar?

asEskerrik ...

María Socorro Luis dijo...

Eskerrik sin as

Montxu dijo...

¡Vaya entraditas, amigo mío!

Un fuerte abrazo

Leonel dijo...

Jose, en estos días te sigo y te leo infinitamente, porque esto que estás escribiendo lo he sentido en carne propia miles de veces.
Creo que como dices, no es necesario nacer, pero ya que hemos nacido nos toca vivir, como dices, y vivamos fino en fondo, aunque pensemos nosotros que nos quieren muertos.
Que el silencio sea efímero, Jose, me quedo con tus palabras, siempre.

Un abrazo.
Leo

mjromero (alfaro) dijo...

Yo siempre me veo salamandra.
me sucede algo parecido no acabo de elevar el vuelo.
Pero no es culpa nuestra, son cosas del bosque, del mundo bosque que no acaba de espabilarnos.
¿y la k? potasio? ¿o potasio potasio?ya me callo y me voy.
que tengas un buen día, disparatado, para escribirlo.
Un abracísimo.

José María Alloza dijo...

En el K hace mucho frio…
¿Decías ay? Pal caso… de Tauste.
Abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Espero dejar de preguntarmelo un día de estos, Jesús. Cuanso sepa al fin que soy un cantamañanas y punto.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Si es cierto mi poema, José... ¿Es cierta la vida? No, no me veo así en el espejo. Por lo menos no en el que tengo frente a mí, tal vez en otro más escondido.
Más que en Frankenstein pensaba en Kafka, pero tanto da: siempre incompleto.
Y dices bien, hacia el silencio van estos textos, pero no sé qué haré sin las palabras.
Abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Lo necesario, charcos, son las preguntas. Más aún que las respuestas.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Sin dudas ni vida habría, Sil.
Bss especiales.

Jose Zúñiga dijo...

Tampoco pensemos demasiado, Soco, que luego pasa lo que pasa. De vez en cuando conviene descansar. Esa interrogante tuya también me hace pensar.
Muxu

Jose Zúñiga dijo...

Iba a preguntar...
De nada!

Jose Zúñiga dijo...

Vendrán mejores tiempos, Montxu. Aunque no lo parexca, a veces soy optimista.
Un abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Lo que pudiera decirte lo has dicho tú muy bien en tu poema, Leo. El silencio..., empiezo a pensar que no va a llegar nunca. Vaya camino sembrado de palabras.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Andaba yo pensando en metamorfosis varias, mj, y he aquí que me vienes transmutada en hija del fuego. Creo que acabarás con alas y volarás, ya me dirás cómo es ese bosque calcinado visto desde arriba.
La K. Potasio, vale. Pero mejor letra y punto, sin más.
A ver qué cuento hoy...
Bss

Jose Zúñiga dijo...

En Tauste sí que hace frío, José María, ay.
Abrazo

Begoña Leonardo dijo...

Quien no se pase la vida prguntándose esta muerto. Bueno eso creo...
Besos y achuchones

Jose Zúñiga dijo...

Hay quien cree tener todas las respuestas. Allá ellos, Bego, no es nuestro caso.
Achuchón

Isolda dijo...

Habría y hay vida, sí o sí. Sólo las preguntas nos hacen humanos, unos con más K que otros, -qué le vamos a hacer- pero todos igualmente, ¿o no?, necesarios.
Como era aquello de que la vida palpita en nuestras manos?
Pues eso. Beso.

Jose Zúñiga dijo...

¡Qué grande eres, Isolda! Pues sí, se lo he comentado a Leo hoy mismo, la vida, por mucho que atosigue, me (nos) palpita en la manos. Por mucho que ahora tenga que soltar estas cosas para seguir palpitante, con ganas. Volverá. Pero ahora como que no me sale, ya sabrás comprenderlo.
Bss

EL GATO ESTEPARIO -víctor- dijo...

Eso dicen unos, que somos monos que se afeitan por las mañanas. Y otros dicen que somos ángeles venidos a menos. mmmmmm

Bueno, somos, simplemente, mientras estamos. Y mientras estemos, gocemos, je.

Abrazo.

jorge dijo...

Para vivir lo verdaderamente necesario son las ganas de hacerlo.

Ultimamente te haces unas preguntas raras que aunqie tuvieras contestacion noserviria para mucho.

Por cierto, la K me ha recordado a Brecht,

Jose Zúñiga dijo...

Gocemos, Víctor, qué más da ser un monstruo si acabamos gozando.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Si no tuvieramos ganas, Jorge, el Hope perdería bastante clientela. Ganas no faltan.

Otra cosa es hacerse preguntas, raras o no; quien no se las hace, esos sí están muertos. Ciertamente las respuestas probablemente generarían más incertidumbres, pero qué le vamos a hacer.

Acertada tu referencia a Brecht: no sólo por la K, en estos últimos textos, aunque pueda parecer paradójico, practico un cierto distanciamiento.
Abrazo

Paloma Corrales dijo...

No sé quién lo dijo (quizá es un constante, como tu "k" que también podría serlo), pero creo que el silencio es el umbral de la sabiduría.

Beso

Jose Zúñiga dijo...

Suena a oriental, Paloma, aunque más bien estos silencios griten. Busco ese silencio musical, el calderón de silencio que hace que alguna música te estremezca. Pero no lo encuentro.
Sí, yo, tan inconstante, soy algo remotamente parecido a K.
Bs