jueves, 20 de enero de 2011

hacia el silencio/ 9

.
Voy a comerme una naranja. La pelo. Las mondas caen por la ventana y se desparraman allá abajo. Me veo cayendo en silencio, sin que nadie se entere. Me veo flotando en el vacío, estrellado en la grija con un plaf desolado. Hinco mis dientes: el agrio salpica mi pecho, moja mi camisa, me pringa las manos. Sigo viviendo, no debo ser naranja.




34 comentarios:

SIL dijo...

Sos único y sos poeta.
Definitivamente.

Besos mil

SIL

jorge dijo...

Este texto me ha encantado.

Lo de pringar las camisas es algo muy habitual en mi.

Yo tambien apostaria que no eres naranja. Por lo menos las que yo me como (y ellas me manchan) no saben escribir tambien como tu.

M. dijo...

Parte una naranja por la mitad. Coloca la carne en tus ojos. Espachurra.

¿Quién llora entonces?

Horacio Holiveira dijo...

En ello estamos, en pelar naranjas. Joder cómo me está gustando este paseo, Jose.

Amelia Díaz dijo...

Niñoooooooooo!!!

¿Cómo vas a ser naranja?
¿No te has enterado que los poetas somos AZUL?

Sigue, Jose, estamos aquí todos enganchados.

Leonel dijo...

Recorriendo tus versos por la millonésima vez, me he suicidado entre ellos con el silencio. Aún está rondando mi cabeza, y aunque no sé si seré naranja flotando en el vacío, la idea me asusta, sobre todo hacer plaff.
Me voy aplaundiéndote.
Un abrazo.
Leo

oliva dijo...

No creo que te estrelles contra un guijarro, siempre encontrarás un cojín donde reposar y reponer tus emociones...

Es precioso, como siempre un placer leerte y mucho.

un abrazo.

ZenyZero dijo...

El espejo es lo único que nos salva de no ser cualquier cosa menos lo que vemos que somos. Yo voy a poner un espejo en la ventana, por si acaso, visto lo visto.

Genial!!
Un abrazo
Chuff!!

Amando Carabias María dijo...

De paso descubro que grijo es guijarro. Espero que se archive bien en mi disco duro.
Es magnífico.

José María Alloza dijo...

Cambiaré el nombre del blog, tal vez consiga sobrevivir :-)
Abrazo

Charcos dijo...

Me impresiona y me tiembla ese plaf en la grija (hoy yo también aprendí lo que era), flotar en el vacío a veces tiene esas consecuencias, por suerte no eres agrio ni cítrico.

y no se porqué me acordé de Aire de Mecano

Besicos sin gajos

ps. tu sigue tirando la casa por la ventana que allá vamos a pura inconsciencia y sin alas que llevarse a la mano.

Cita dijo...

Así es. Ser naranja no es una buena reencarnación. Además, esa forma con la que describes como la muerdes y la reacción de defensa que la naranja tiene hacia ti no la hace de fiar...

Besos

Cita

Charcos dijo...

aclaración: aprendí la palabrica grija, no a hacer plaf que de eso no soy nueva de plofs, plafs, crocks y requetechafs tengo la espalda llena

;)

choche dijo...

como me gusta

Jose Zúñiga dijo...

Ni lo uno ni lo otro, Sil, aunque bien está que me regales los oídos.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Creo que es un texto muy Hope, Jorge. En cuanto a las naranjas, las hay muy buenas, que ni manchan ni na y encima escriben. Pero no, no me veo yo naranja...
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Llorará la naranja, M., qué otra cosa puede hacer si además de cortarla en dos la espachurro.

Jose Zúñiga dijo...

Es como deshojar la margarita, Horacio.
Abrazo

Isolda dijo...

Ahí me pierdo; me da igual que las naranjas sea azules o de su color. Estoy viendo que igual me voy a manchar de tinta, lo cual es inevitable, hagas lo que hagas, Jose. Las palabras te rondan como Los pájaros.
Besos, como palabras, no se te vayan a olvidar!

Jose Zúñiga dijo...

Hay por ahí una naranja azul, tal vez sea eso. El caso es que yo de momento me quedo en poetable y eso no sé qué color tiene, Ame.
Engancharse a esto que escribo ahora tiene su mérito, Así que gracias.
Y bss

Jose Zúñiga dijo...

No es para menos, Leo, a mí también me asustó un poco mientras lo escribía. No, no quiero ser naranja, definitivamente no.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Cojín o camilla, siempre será mejor que la grija esa, Oliva.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Eso de los espejos en las ventanas lo veo peligroso, Zen. Al menos para mí, que me apasiona escudriñar al otro lado del espejo.
Abrazo chuff

Jose Zúñiga dijo...

En mi pueblo, cuando era niño al menos, se usaba mucho esa palabra, Amando; bueno, no grijo, sino grija. ¡Cuántas rodillas peladas y ensangrentadas por su culpa! El caso es que me vino así y consulté el dicionario: ahí me enteré de que es sinónimo de guijarro, y de que está en desuso también. Lo que aprende uno con estos paseos...
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Sr. Naranja Azul, ni se le ocurra: no corre ningún riesgo, a ver quién es el guapo capaz de pelar una naranja azul.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Me gusta eso de tirar la casa por la ventana, charcos, suena a despilfarro. Pero nosotros sólo tiramos lo que sobra, aunque es cierto que eso es mucho.
Limpieza general!
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Totalmente de acuerdo, cita, no me gustaría en absoluto, ni en esta vida ni en cualquiera de las otras, acabar convertido en zumo.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Ya lo supuse, charcos (y ya le hablo de la grija a Amando); de plafs y plofs sabemos bastante; y hasta de plufs.

Jose Zúñiga dijo...

Pues me alegro mucho, choche, que leo lo que escribes y me siento muy identificado. Gracias.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

No te pierdas, Isolda: seguimos resucitando, hoy nuevamente voy hacia la vida.
Me temo que a este paso voy a perder este combate con las palbras, no sé si es bueno o malo. Bueno, una derrota más.
Bss

Jorge Torres Daudet dijo...

Ni tu eres naranja ni, me temo, muchos sabíamos lo que era una grija; hasta que hemos tropezado con la que lo has hecho. El diccionario estará alarmado ante tanta visita por la misma palabreja. Y... me pregunto, ¿por que no grijo?
Abrazo, suicida -visto lo anteriormente visto-

Jose Zúñiga dijo...

Buena pregunta, Jorge, pero en mi pueblo siempre se dijo grija; grijo no existe en el diccionario, me acabo de enterar. Aunque por qué no usarlo si nos gusta, al diablo el DRAE.

Ya ves que si no soy naranja, no soy suicida.

Abrazo vivo.

Paloma Corrales dijo...

Verte fuera de ti siendo sin ser, eso es parte del camino, ser en las cosas... Ten cuidado, el riesgo es alto.

Un beso

Jose Zúñiga dijo...

Lo sé, Paloma, y lo tengo asumido. Aunque en este caso más bien renuncio a serme fuera al renunciar a ser naranja. Aunque parezca una boutade.

Beso