jueves, 13 de enero de 2011

hacia el silencio

.
La palabra, todas las palabras, se han fundido en el fuego. Descanso apenas frente a la chimenea, avivo sus rescoldos, duermo en la oscura ladera de los versos, de la estación del frío en que me adentro. Una manta de viaje es suficiente para emprender camino más allá de mi ausencia. Si alguien quiere, que venga silencioso tras mis pasos. Nunca dos serán más que uno solo.



56 comentarios:

SIL dijo...

Una manta de viaje no abrigará más que estos versos.
Se ha sentido la tibieza, poeta.
Te dejo mi beso virtual, aunque nunca dos sean más que uno solo...

¿seguro, che?

SIL

Amelia Díaz dijo...

Como tú ya has puesto la poesía, yo te traigo mandarinas y besos, maestro.

Paloma Corrales dijo...

Tú has fundido la belleza con sobrecogedora intensidad. Me rindo ante este derroche de poesía que sintetiza la búsqueda de la esencia. Tiemblo.

Beso.

Leonel dijo...

"La palabra, todas las palabras, se han fundido en el fuego"
Si alguien quería saber que es el silencio, tú lo dices con la majestuosidad de la poesía.
Me abrigo con el silencio, y sigo tus pasos, en fondo siempre estamos solos por esos caminos mudos.
Un abrazo.
Leo

jorge dijo...

Eso de nunca dos me parece haberlo leido antes.

Mantita de viaje y chimenea me suena a alguna de mis noches, las más placidas.

Vete hacia el silemcio solo si es para meditar, o relajarte.
Para nada si significa dejarnos sin tus palabras.

trovador errante dijo...

Te sigo Jose, me gusta ese camino, que aunque se que no recorro solo, me gusta hacerlo así...y pararse ante "los fuegos ocasionales"...pero seguir caminando.

Un abrazo,
Kike

Charcos dijo...

y que de las cenizas de ese fuego broten aún más palabras, que no nos deje el silencio huérfanos de tus versos...

Me encanta leerte Zuñi (las 20 veces que lo hice)

besicos un montón

La Solateras dijo...

Si nos dejas iremos tras tus pasos en silencio, Zuñi. Por si se te cae alguna palabra.

Un beso

Jesús Arroyo dijo...

Jose...
Eres un tipo grande.

Montxu dijo...

La soledad entre el gentío, muy bello amigo mío (perdón por la rima)

Abrazo

leonardo dijo...

Valéry decía que no se podía dejar a un hombre solo en tan mala compañía.
"Nunca dos serán más que uno solo" da para pensar.

EL GATO ESTEPARIO -víctor- dijo...

Una de las cosas más serenas y bonitas que te he leido, Jose. Es precioso, sencillo e importante.
Comulgo contigo. Tenemos que ir reservando fuerzas y disfrutando del nuevo viaje.
Fuerte abrazo y mi compañía allá a donde te dirijas.



"Una manta de viaje es suficiente para emprender camino más allá de mi ausencia".

César Sempere dijo...

Bellos versos.

Saludos,

Anatxu dijo...

Las palabras fundias en el fuego....que bien descrito y que bien sentido...
dos no serán más que uno....supongo que depende de qué dos.
saludos

Sofía Serra Giráldez dijo...

Parece que últimamente andamos por los mismos derroteros, Jose, tengo esa sensación constante según voy leyendo tus últimas entradas, aunque no te diga nada...o por lo mismo
Besos

Rafael dijo...

Ya lo había leído hace tiempo y, como te comentaba, me había gustado mucho; especialmente la "oscura ladera de los versos" donde duerme; pero todo ello desprende una melancolía épica, una contención trascendente que llena el corazón de quien lo lee.
La renuncia, el recuerdo, el viaje hacia el frío (la nada). Todo es extremadamente simbólico y solemne; a ti, quien no gusta la solemnidad.
Abrazos

carmeloti dijo...

No necesitarás más equipaje que las palabras, para cualquier viaje porque ellas y tu, dos más que uno y uno con capacidad para jugar con ellas, escribir mundos, describir las nubes, y solo con palabras crear sentimientos, seres, situaciones y emocionen.

Las palabras, el poeta, quizás pongamos que de esa diada, sale la vesica piscis y la polirización del mundo creado...

Jose Zúñiga dijo...

Uno no está seguro de nada, Sil. Aprecio la amistad, la compañía, pero hay caminos que mejor hacerlos solo. El del silencio es uno de ellos. No quiero involucrar a nadie, y si se involucra sería fundiéndose en mí: dos en uno. Tres son multitud.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Y yo las pelo, las huelo y me trago un trozo de Mediterráneo, Ame.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

No es sencillo el camino, Paloma, lo sabes. Esto es sólo el inicio, no sé hacia dónde lleva ni siquiera si lleva a alguna parte.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Metafóricamente hablando es así, Leo. Pero si alguien me sigue, que no sea a ciegas, sino fundiendo sus palabras con las mías en ese frío en que me adentro. Me darán calor.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Más bien suelo escribir lo contrario, Jorge; una vez, hace tiempo, escribí:”hoy no estoy para nadie, me sobra todo el mundo”. No es el caso, no me sobra nadie. O casi nadie. Pero cómo adentrarse en el silencio sino es a solas o, como digo, fundiendo la compañía en un solo cuerpo, o ser. O lo que sea. Un fantasma.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Creo que conoces bien ese camino, Kike. Yo tampoco voy solo, pero cómo decirlo…, esta vez me toca recorrer el camino en soledad.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

El fuego purifica, Charcos, igual que el frío, es curioso. Lo que brote o no, el tiempo lo dirá.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

No, Ana, yo no otorgo nada, cada cual es libre: serás bienvenida; pero no es un camino complaciente. Creo que me comprendes.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Y tú un gran tipo, Jesús.

Jose Zúñiga dijo...

Emprendo un camino tortuoso, contradictorio, confuso que no sé a dónde lleva, Montxu. Veremos.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Yo mismo ando pensándolo aún, Leonardo. No sé, es algo así como el misterio ese de la santísima trinidad, varias personas y una sola. Bah, teologías…
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Cierta serenidad ante lo desconocido, Víctor, sí, no sé a dónde voy, más allá de un silencio que empieza a apremiarme. Tampoco sé cuánto durará el camino. Gracias por esa compañía.
Un abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Casi un verso, César. Casi un silencio.
Abrazo

Maria Sanguesa dijo...

Hermoso y profundo. En esa ladera estamos y ese camino hacemos. Un fuerte abrazo.

Kramen dijo...

Sencillo, simple y sinuoso se escurre tu silencio entre las ascuas. Caza el humo y tendras tu libro mudo.

Me encanto!

COMUNERO dijo...

Es profundo tu poema, y hace pensar eh??

Muuy bueno.

virgi dijo...

Por muchos que fuéramos, pocas veces somos más de uno.
Un besito, cielo.

Isolda dijo...

No es mal sitio para empezar un viaje con uno mismo, la estación de frío y su ladera oscura de versos. Estoy de acuerdo contigo: nunca dos serán más que uno sólo, salvo en caso de fusión perfecta.
Besos silentes.

Marisa Peña dijo...

Yo, últimamente, lo siento en la nuca constantemente...
besos, poeta.

oliva dijo...

He comprobado que sigues publicando y que tus amigos fieles continuan a tu lado, debes sentirte orgulloso por la fuerza del aprecio y la lealtad de los que continuan pendiente de tus palabras. Yo siempre que no te moleste, volveré.

un saludo.

Elvira Daudet dijo...

Querido José Luis:
Eres un excelente poeta pero un pésimo matemático: dos siempre serán más que uno, sobre todo en ese gélido y desolado camino por el que transitas. ¿O es que no quieres compartir la manta?

Querido mío, estámos buenos tú y yo últimamente; vamos a espantar a la clientela. Esperemos que la primavera nos arregle el alma y empecemos a escribir sobre los pajaritos y las flores.
Un besazo y un buuen guisqui a tu salud.
Elvira

Jose Zúñiga dijo...

No sé, Anatxu, ya digo que esto de los dos es algo así como una percepción que no puedo explicar de otra forma. Por supuesto, no tengo vocación de anacoreta, pero ahora es tiempo de silencio.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Buen ojo, Sofía, aunque es cierto que mis últimas entradas pueden ser elocuentes. Mi derrota ha girado hacia el silencio y allí llegará poco a poco. Mientras tanto, agradezco la compañía… silenciosa, espero que no sea por lo mismo.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Sí, ya me lo habías comentado, Rafael. Estuvo publicado unos minutos y tú, cómo no, lo cazaste…
Lo de solemne, pues también. Resulta que es bastante serio el camino emprendido. A ver cómo acaba.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Sea como sea, ligero de equipaje, carmeloti. Gracias por tus palabras.

Jose Zúñiga dijo...

No te lo recomiendo, María, pero te lo agradezco mucho.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Difícil cazar el humo, Kramen, pero no imposible. Tal vez ahí resida la poesía.
Gracias por esas palabras. Un abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

No sé si es profundo, comu, sé que lo siento así, y también sé que iniciado el camino no es fácil regresar.
Abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Así es, Virgi, desde que naces eres uno; compartir es hermoso, y estar acompañado, pero ese ser uno es intransferible. Aunque siempre es posible la comunión de los cuerpos (quita connotaciones religiosas, plis).
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Eso me parece, Marisa. Tal vez nos encontremos en el camino hacia ninguna parte.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Isolda, creo que tenemos la misma percepción de lo que es ser uno mismo. En cuanto al viaje, empieza ahí, a ver dónde acaba.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Amiga Elvira, no sólo eres amable, cariñosa y mágica (lo de gran poeta lo doy por más que supuesto), sino que tienes el don de la gracia. Hoy me has hecho sonreír. Y ahora te explico que escribo estas cosas porque no me salen otras. Ya sabes que a mí me gusta (a veces me paso) el juego, el chascarrillo, el disfrutar con chorraducas en el blog. Pero ahora no me sale. ¿Perderemos clientela? Tal vez, qué le voy a hacer, ya vendrán mejores tiempos. O no. Aunque los pajaritos y las flores, pues qué quieres que te diga…
Yo contigo comparto manta y lo que sea, aunque mis matemáticas estén por los suelos, de repente me da porque dos y dos no son cuatro y no me mueves de ahí.
Creo que este camino lo tengo que hacer sólo; tal vez no quiera, pero me temo, por razones varias, que no me queda otra.
Corro a por el güiski, brindamos en la distancia. Espero que pronto sea en vivo y en directo, tu compañía, a pesar de mis metáforas, es algo a lo que no pienso renunciar.
Besos

Jose Zúñiga dijo...

Cómo vas a molestar, Oliva, todo lo contrario. Tienes razón, tengo unos amigos por aquí que no sé ni cómo me aguantan; pero, qué quieres, uno está como está y tampoco es cosa de disimular. Al menos no del todo.
Bss

la cónica dijo...

ni sabe ni aprende ni sirve de nada este alma que tengo. yo siempre le digo que guarde silencio. pero no se calla.

un beso

Jose Zúñiga dijo...

Si no te lo pide el cuerpo, cónica, es inútil que se lo pidas al alma: no calles. Deja que otros guarden silencio por ti.
Bs

Sofía Serra Giráldez dijo...

hola José.
me expresé mal (para variar), ese "por lo mismo" refiréndome a que por lo mismo, no te digo nada, ..:), porque te siento en los mismos derroteros..y ¿para qué hablar cuando ya se está en el mismo sitio?...
"ha mil años que la vieja está en el lugar. Hoy quiere estrenar su falda roja y unas braguitas de colores"...sólo repito parafraseando unos versos ...creo que fue un poema que te gustó mucho, pensaba resubirlo en breve ya corregido, tal vez hoy o mañana.
Un beso, jose
Y no, no se sale, simplemente porque se está FUERA ya.

Jose Zúñiga dijo...

Se ve que fui yo quien me expresé mal, Sofía: me refería exactamente a eso.
Bss

Bletisa dijo...

A mí lo de ir silenciosamente detrás me da un mal rollo que te ca....as
Soy gritona y para darte la lata iré detrás pero con una trompeta de ésas de plástico que nunca hay que comprarle a los niños, hasta que me mandes a freír espárragos.

Por cierto..¿no estará tu ausencia aquí en Zamora un finde?
Me encantaría encontrarla Zú.
¿Te vienes?

Jose Zúñiga dijo...

Que te cagas, Blé, que te cagas, ahora me vas a venir con pamplinas.
Estoy dispuesto a escuchar tus trompetas, e incluso a permitor que tome la delantera de vez en cuando, Blé. También estoy dispuesto a encontrar ausencias y presencias en esa ciudad que tan buenos recuerdos me trae. Cuando quieras nos personamos Pasión y yo, propón. Se admiten proposiciones deshonestas, aunque en público, no sé.