martes, 25 de enero de 2011

(lo que queda). Blas de Otero

.
Escribo
en defensa del reino
del hombre y su justicia. Pido
la paz
y la palabra. He dicho
«silencio»,
«sombra»,
«vacío»
etcétera.
Digo
«del hombre y su justicia»,
«océano pacífico»,
lo que me dejan.
Pido
la paz y la palabra.

Blas de Otero

28 comentarios:

Mayte dijo...

Silencio, paz y palabra para mi...el mejor paliativo.

Besiño.

Rafael dijo...

De esas poesías que parecen un milagro. Me pregunto que se pensará cuando se ha escrito una cosa así. Supongo que te quedas mirando el papel y piensas qué suerte tienes de ser el primero en leerlo, como si lo hubiera escrito otro.
Cuántos poetas enormes hay que nunca se han encontrado con una cosa así;de estas que se graban en todos los que la leen sin esfuerzo, con naturalidad, como si se hubiera explicitado algo por todos sabido.
Abrazos

Charcos dijo...

yo también la pido

por pedir


y si nos la dan?


Besicoss

Laura Caro dijo...

La paz y la palabra no siempre se llevan bien...
El silencio y la paz a veces se aburren ...
La palabra y el silencio no se soportan...
Quizá si inventamos la paZlabra...
Un beso enorme, Zú.

Sofía Serra Giráldez dijo...

dios...eso, Blas.

ufff
me has dado
menudo mes llevas de "dianas"...)
Besos

Leonel dijo...

Conocía este poema, lo había leído hace algunos días. En estos tiempos de silencios y palabra, se hace necesaria, al menos, un poco de paz.
Gracias por traerlo Jose.
Un abrazo.
Leo

Isolda dijo...

!Qué emocionante pedir la palabra, tras el silencio! Nos hace humanos, más que pedir la paz, que parece que no está a nuestro alcance.
Besos para dos poetas.

leonardo dijo...

Me encanta Blas de Otero. Poemas de pie. Siempre es una maravilla leerlo, nos devuelve a alguno de esos epicentros nuestros que no debemos perder de vista.
Abrazo

Siab-MiprincesaAzul dijo...

amo el silencio y la paz q me da la palabra q me envuelve el sentir....
un beso

SIL dijo...

El poeta clama y pide dos tesoros de inapreciable valor.
Pide dos posibles soluciones para la humanidad.

Pide una utopía, pero nos obliga a todos a ejercer el mismo petitorio, a luchar por hacerla realidad.

GRACIAS...

BESO X 2

SIL

La Solateras dijo...

Obra emblemática de D. Blas. La paz y la palabra, casi ná en los tiempos que corren.

Besos

jorge dijo...

Blas fué uno de mis primeros poetas.

Soy inocente, el culpable fue Paco.

Pero en la caja venia tambien Gabriel, que me impacto con eso de la poesia, las armas y el futuro.

arena dijo...

la paz, la palabra y un papel para dejarlas impresas

y bs

Jose Zúñiga dijo...

Todo se entremezcla, Mayte.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Envidia me da, en efecto, Rafael. Contal aparente sencillez... Verá que sigo a vueltas con las palabras.

Jose Zúñiga dijo...

Te doy la palabra, charcos.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Queda inventada, me gusta, Laura: pazlabras. Labrar la palabra. Labrar la paz. Labrar el silencio.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Con Blas de Otero es fácil dar en la diana, Sofía.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Blas de Otero, uno de los grandes, Leo. Te recomiendo sus sonetos.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Dices muy bien, Isolda: este poema no está aquí porque sí (que podría estarlo).
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Estuve barajando poner alguno de sus sonetos, Leonardo, pero me decanté por éste que habla de esas palabras que últimamente me traen por la calle de la amrgura.
Nunca, nunca hay que perder de vista a los grandes.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Silencio, palabras, paz... Todo junto, el paraíso, Siab.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

No tan utopía, Sil: al final le dieron la palabra (aunque creo que nunca se la quitaron). Lapaz ya es otra cuestión.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Tan emblemática que podría haberla escrito hoy, Ana.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Casi nada, Jorge: habría que levantar varios monumentos a Paco Ibáñez

Jose Zúñiga dijo...

¿Has cambiado de blog sin avisar, Ana?
Y bss

arena dijo...

¿como no te voy a avisar? te mandé hace dos días un mail al correo que aparece en tu perfíl, con la nueva dirección, seguramente no lo has visto; ya me extrañaba que no hubieras venido :)

besos

Jose Zúñiga dijo...

Pues se ve que me despisté, algo normal en mí. Bueno, ya estás en tu sitio...
Y bs (que gracias a esto supe que eras tú)