jueves, 20 de enero de 2011

hacia el silencio/ 11

.
Una muerte, una muerte tan sólo. No pido más que morirme una vez, no digo de una vez, no es el momento. Esto de estar muriendo muchas muertes es verdaderamente pernicioso. Y tan sólo una muerte también quiero para quien me acompaña, morir juntos del todo, como vivimos juntos en éxtasis sin lacra o en infierno sin llamas. Esta vida no pide moribundos alternos.




36 comentarios:

Paloma Corrales dijo...

Mira no es de coña, Drexler cantaba ahora mismo en mis oídos esto:

"Cada uno da lo que recibe
y luego recibe lo que da,
nada es más simple,
no hay otra norma:
nada se pierde,
todo se transforma"

¿Moribundos alternos? Lo pensaré, tendremos que tomarnos un café.

Celso προστάτης dijo...

Pero al fin, todos estamos llenos de pequeñas muertes. Nos resbalan de los parpados y los ojos, nos acechan en las esquinas. Todos quiséramos derramarnos definitivamente como en un gran festival. Levantarse la falda y saltar de una vez al vacío, pero no creo que funcione así.

Toda muerte presupone un vacío que le absorbe al espacio nuevo, espacio para la vida llena. Y vuelta a empezar...

Un abrazo extensible a los que te rodean.

Jose Zúñiga dijo...

Tampoco yo creo que funcione así, Celso, y estoy de acuerdo contigo en lo de las pequeñas muertes. Contra eso protesto, aunque sea inútil.

La nada, el vacío, el silencio..., lo que no tengo claro es lo de volver a empezar. Tampoco me preocupa mucho, ahora lo que toca es vivir. A tope. No como moribundo.

Gracias por tus palabras. Que ese ancho abrazo no acoja a todos. Recibe tú el mío.

Jose Zúñiga dijo...

La verdad es que no le veo la relación, Paloma, pero si te sonó por algo será, de eso va la cosa, las palabras dicen lo que quieren, no lo que uno escribe. Ya me contarás, que me interesa.

Tampoco pienses mucho en la alternancia de la moribundez, tomaremos el café pero sin muertos en la mesa.

Bs

Jorge Torres Daudet dijo...

Morir juntos. Sería una suerte logralo pues si no sería morir dos veces.

Charcos dijo...

Moribundos sincronizados entonces, umm así se evita mucho dolor desde luego..... Y en realidad si nos vamos a la biología pura somos organismos en constante renovación, nuestras células nacen y mueren rápidamente así que hasta científicamente somos entes llenicos de muertes y renaceres, incluso hay suicidios celulares (apoptosia se llama)...

upss no me quité la bata blanca y de repente dí clase jjj

perdón por el rollo


besicosssss

Leonel dijo...

Sería demasiado fácil, Jose, morir una vez no comporta renacimientos ni muertes cotidianas, esas necesarias para encontrar al menos un poco del silencio relativo que no es el que buscas, pero es de él que disponemos.
El final "Esta vida no pide moribundos alternos" me ha hecho recordar una frase que repetía mi abuela, pero nunca logré saber quien la había escrita, la frase en cuestión dice:
"Quien no sabe qué es la vida, como sabrá que ha muerto?"
Creo que llevas razón, es la hora de vivir, y recomenzar cada día... hasta que podamos!

José María Alloza dijo...

¿Serán los alternos quienes nos asaltan de silencios?
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Así es, Jorge.
Un abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Una apoplejía me va a dar a mí con tu apoptosia, charquitos. Venga, a tirar de diccionario, vaya día. O sea, que nos pongamos como nos pongamos somos prácticamente ouroboros. Casi que prefiero ser moribundo.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Lo sería, Leo, pero por pedir que no quede.
Gran frase esa de tu abuela, no la cono cía y, digo yo, por qué tiene que haberla escrito alguien, tal vez está en acerbo popular. Que es muy sabio...

Venga, a vivir, que luego no nos enteramos de nada.

Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Sin duda, José María.
Abrazo

Charcos dijo...

fe de erratas: es apoptosis (estos dedicos que son muñones)

Jose Zúñiga dijo...

Me da igual, charcos, eso no me libra del patatús, jeje

José Luis dijo...

Me gusta esa petición, amigo Zuñiga.
Un abrazo!

SIL dijo...

Todos quisiéramos éso, sin embargo, estamos muriendo de tantas maneras, tantas veces, cada día... y no precisamente juntos...

Ainsssssssss, Jose.
Otro beso

SIL

Ilkhi dijo...

Como Filemóm y Baucis, en un bosque del norte. Así me gustaría a mí.

Abrazos para ti y besos para Lidón.

Mayte dijo...

Morir juntos el todo...

Una frase contundente para los sentidos.

virgi dijo...

Moribundos sincronizados, en corriente continua, nada de apatía ni indecisiones.

Abrazo con besos

Marina Fligueira dijo...

En esta vida, uno muere más veces que una... Morimos un poquito para de nuevo volver a nacer... ¡Con disgustos! A lo largo de nuestra existencia. ¡O también a veces morimos un poquito de amor! Pero me parece que... Mejor así, que morir del todo, esto último no tiene prisa, si tenemos calidad de vida. Un saludo.

carlos guerrero dijo...

No eres tú solo quien lo solicita, José. Me encantó.
Un abrazo

Jose Zúñiga dijo...

No sé si será mucho pedir, José Luis, paro me parece bastante sensata, no? Aunque yo siempre me haya tenido por un insensato.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Pues todavía peor, Sil, cada uno por su lado. Sí, todos los días, ya lo decía Ángel González:

Para vivir un año es necesario
morirse muchas veces mucho.

Bs

Jose Zúñiga dijo...

Eres un pozo de sabiduría, Ilkhi. Qué bien traída esta referencia mitológica. Pues sí, y ya puestos, que nos hagamos árboles y nos inclinemos el uno hacia el otro por siempre jamás.

Reparte besos y abrazos.

Mercedes Pinto dijo...

Duro, eso de vivir muchas muertes, porque cuando alguien a quien amas muere, también mueres tú. Yo también, me pido morir una sola vez. No es justo que cada uno tenga su tiempo para morir, ¿por qué no nacemos todos a la vez y morimos también al tiempo?
Interesante. Un placer.

Jose Zúñiga dijo...

Hola, Mayte!
Con contundencia, sí. Gracias por esas palabras.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Casi te diría, Virgi, que tampoco parece muy halagüeña la perspectiva de ser un moribundo continuo.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Lo del morir del todo no es grato, pero sólo sucede una vez, Marina. Lo de morirse cada dos por tres es francamente latoso. Claro, que así es la vida, qué le vamos a hacer.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Creo que hay bastantes que firmarían la petición, Carlos. Aunque sea quimérica.
Gracias. Un abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Da que pensar esa pregunta tuya, Mercedes. Cambiarían tantas cosas...
Bs

Laura Caro dijo...

" Tantas veces me mataron, tantas veces me morí, sin embargo estoy aquí... resucitando. Gracias doy a la desgracia y a esa mano con puñal porque me mató tan mal, que seguí cantando..." Me sale esta canción - que escuché cantar a Mª Dolores Pradera- como comentario.
Lo importante es, como tú dices, vivir intensamente los momentos, vivir a tope... seguir viviendo.
Crecemos con las muertes, aunque no nos guste.

Besotes, Zú.

jorge dijo...

Yo soy de los que creo que muerte hay una y es irreversible y conduce a la nada.

Da verdadero sentido a la palabra nada, y a jamas y a nunca.

Lo otro son disgustos y como somos unos exagerados les llamamos muerte.

Me quedo con la de los franceses, que es pequeña, da placer y ya me querria yo morir todos los dias (hasta dos veces).

Jose Zúñiga dijo...

Pues no es mal comentario, Laura. Y fijate que la letra no es una letra cualquiera sino un poema (o parte de él, no sé) de la poeta María Elena Walsh (como la cigarra se llama, y me gusta mucho). Murió hace 10 días, así que sirvan de homenaje tus palabras y las mías.

Bss

Jose Zúñiga dijo...

Sabia decisión, Jorge, esas "petites mortes" en nada son comparables a cualquier disgustillo, quita, quita. Aunque todos los días, dos veces al día, no sé. Tal vez en el Hope...
Abrazo

leonardo dijo...

"Esto de estar muriendo muchas muertes es verdaderamente pernicioso".
¿Cómo no aprobar?
abrazo

Jose Zúñiga dijo...

¿Verdad que sí, Leonardo?