miércoles, 5 de enero de 2011

noche de Reyes (R)

.
Me gustó la pistola
aunque aquel año
había pedido
una pelota.

Para el año siguiente
pedí bolos
y me trajeron
balas.

Procurando acertar,
en reyes sucesivos
pedí coches, garajes,
algún libro.
Pero nunca acertaba.

Y así fue año tras año
hasta que, ya mayor,
pedí una diana humana:

di de pleno,
y todos aplaudieron
con extraña sonrisa satisfecha.

Entonces me hice hombre.
Olvidé mi inocencia
para seguir viviendo
sin oprobios.

Ya sé por qué
las muecas de aquel día:
ahora sé que no sueño.
Me visto de galápago.
Resisto.
Ahora soy uno de ellos.



51 comentarios:

La Solateras dijo...

Yo creo que no has perdido tu inocencia y que los Reyes me van a traer muchos poemas tuyos.

Un beso

Cita dijo...

Que pena de infancias... parece mentira, verdad?

Como todo se ve tan lejano parecen peliculas, todo imaginado. Pero la realidad es la que describes a la perfección.

El odio nace en la mirada de quien no los ve como niños

Besos

Cita

jorge dijo...

A mi el que me ha encantado, pero encantado de dejarte como al enano la mañana de reyes, es la primera estrofa.

Siempre me han gustado los regalos recibidos, aunque casi nunca he tenido lo que pedia.

Ahora de adulto ni de cerca (por aquello de mi peticion monotematica).

Pero como estamos en la modernidad yo prefiero noche de reinas...y les dejo vodka por aquello de derribar defensas.

pd; Vacian la botella...pero ni por esas.

Charcos dijo...

no me gustan nada nada nada esos Reyes rellenos de metralla y metal, mejor quitarse el disfraz de tortuga Ninja y abrir la puerta ...... que se vayan los de las dianas

ando un pelín drástica lo sé ;)

besicos con libros pelotas, bolos, coches y garajes

Maria Sanguesa dijo...

Lo que son las cosas... yo siempre les pedí un tren como el de mis primos y me encontraba con un muñeco. Ahora quisiera perder de vista los trenes por una temporada y... bueno, los muñecos siguen sin gustarme. Me encantó tu poema, un abrazo.

Amelia Díaz dijo...

Siempre genial, Jose.
De los que se quedan por dentro y no paran de dar vueltas.

Un beso, poeta sublime.

Sara Royo dijo...

Debe haber un problema en la transmisión de peticiones a los Reyes. Hace años q no me traen lo q les pido.

virgi dijo...

Se portaron demasiado bien conmigo. Así me va, de ingenua total.
Besitos, me encantas, galápago.

José María Alloza dijo...

No sé porque me ha recordado una cita situacionista que decía en substancia : “Quien lleva en el corazón el cadáver de su infancia, solo puede educar almas muertas…”
Un abrazo.

Jesús Arroyo dijo...

Jose:
Yo pido a sus Magras Majestades que sigas escribiendo.
Tienes una invitación en mi blog.

Anatxu dijo...

Maravillosaaaaa
tú sí me diste en la diana..
Intentemos que no ocurra, por favor, que los niños saben bien lo que quieren cuando son niños.
Un abrazo

Paloma Corrales dijo...

Es tremendo no soñar y aún peor saberlo, te arroja a una realidad lúgubre, casi siniestra. Claro que sueñas, a pesar de.

O si lo prefieres a modo de tanka:

Frío el cristal
la edad de la inocencia
extrañamente
ahogada de tiempo
se percibe y respira.

Un beso.

SIL dijo...

Jamás creí en ellos :(
He repetido el patrón de poca fe con mis hijos...
He cometido el peor de los pecados.
Maté cuatro ilusiones antes de que nacieran.

Pero, todos sobrevivimos.

Tu poema es magnífico.

BESO

SIL

José Baena dijo...

Te lo escuché recitar hace dos martes en los Diablos Azules. Te aplaudo en letra ahora igual que en sonido lo hice entonces. Todos nos despertamos un día siendo uno de ellos. Y mal si no te conviertes. Para el año que viene, con el carbón, pediré un caparazón de esos, talla XXL. Un abrazo.

Marisa Peña dijo...

Qué bueno Zuñi...siempre tu ironía, no exenta de ternura y humanidad plena. Y que la inocencia , o lo que quede de ella, nos acompañe...Un besazo

Horacio Holiveira dijo...

Qué gran poema.

"Entonces me hice hombre." ya sólo ese verso es un poema en sí mismo.

Después de tu poema, es bueno el ejercicio: imaginar por un momento que los reyes son los padres.

José Antonio Fernández dijo...

Tal vez la noche más mágica del año.
Aunque la magia siempre tiene truco.

María Socorro Luis dijo...

Y sigues dando en la diana de pleno, con tus "macanudos" poemas.

MUXUS.

mjromero (alfaro) dijo...

Ahora entiendo lo de la pistolas...

Los reyes no acertaban hasta que llegaron a la diana humana.

Pero se puede resistir y soñar...

No tengo la cabeza para mucho comentar...

Un abrazo grande.

Laura Caro dijo...

El mundo nos engulle y nos hace camaleones en él; se pierden la inocencia y la ilusión...
Bestial el poema, me encantó.
Un abrazo, Zú.

ana dijo...

y este año ¿has sido bueno?
corre, corre que ya vienen...

y bss

Leonel dijo...

José, amigo mío, yo crecí sabiendo que los reyes magos no me habrían traído regalos, crecí con la convicción impuesta que mi destino era convertirme en diana humana de los misiles enemigos, desde entonces, la ilusión que me levo, es que un día dejen de existir dianas humanas y que los reyes traigan muchas más pelotas y menos pistolas.

Un abrazo fuerte.
Leo

Leonel dijo...

donde dije levo, quiero decir llevo

Manuel dijo...

Querido Zuñi, yo este año le pedí a los Reyes cosas pequeñas, poco costosas, porque me gusta abrir muchos paquetitos.

Mira que les pedí algo de amor; un poco de libertad; si pudiera ser, ese estuche de empatía que vi en el escaparate...

Mañana te cuento el resultado. Nunca pierdo la ilusión... Ah!, ¿ves?, de eso no les pedí.

Un abrazo grande. ¿Te vemos el Jueves?.

Jose Zúñiga dijo...

No sé, Ana, tal vez la ingenuidad no la perdí, pero la inicencia...
Bs

Jose Zúñiga dijo...

La cita con el odio empieza muy pronto, cita.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Se ve que antes tenóas mejor conformar que ahora, Jorge.

Jose Zúñiga dijo...

Me gusta pelín drástica, qué menos, charcos.

Jose Zúñiga dijo...

Bueno, María, tu tren no lo pierdas.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Lo que pretendo es transcender la anécdota, Ame.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Porque no pedimos bien, Sara?
Bs

Jose Zúñiga dijo...

No está mal. Viva la inicencia, Virgi.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Pero creo que la sucesión de acontecimientos va por otro lado, José María; el sujeto poético no lleva ninguna infancia muerta, sino una vida perra. Y encima tiene conciencia de ello.

Jose Zúñiga dijo...

Mucho pides, Jesús.

Jose Zúñiga dijo...

Lo malo es que ese “ellos” metafórico lo tiene muy claro desde el principio, Anatxu… y no ceden hasta salirse con la suya.

Jose Zúñiga dijo...

Lo peor es ser consciente, Paloma, es así.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Todo depende, Sil, otras ilusiones hay.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

En oído o en leído, tanto da, José; la metáfora es lo que importa. Creo que aquí se pilla mejor.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Algo queda, Marisa, habrá que mimarla.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Ese último párrafo sí que es todo un poema, Horacio.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Siempre, José Antonio. Y a veces falla.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Macanudo! Cuánto tiempo hacía que no oía esa expresión y cuánto me gusta, Soco.
Muxu

Jose Zúñiga dijo...

Pues has comentado y bien, mj. Pero cuida esa cabeza..., por las dianas, ya sabes.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Creo que la metáfora es dura, Laura, sí.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

He sido malo, Ana.
Y bss

Jose Zúñiga dijo...

Ojalá se cumpla esa ilusión, Leo, aunque no nos engañemos, no es sencillo.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

¿Y dices que pides poco, Manuel?

Rosa dijo...

A mi me ha gustado leerte en esta noche mágica para los que aún creemos en los sueños.

Es curioso, porque acabo de leer el blog de Nelken y al llegar al tuyo, he estado a punto de ponerte el mismo comentario... Lo que digo, cosas de esta noche especial que nos hace soñar.

Un placer cada vez que vengo, ya lo sabes.
Te dejo un abrazo para que lo encuentres al despertar mañana

Jorge Torres Daudet dijo...

Ahora ya te supongo relajado, una vez cumplida tu labor de hoy, de rey mago con tus nietos. Procura acertar... ¿acertaste? Aunque lo no esperado también gusta.
Y ya, ya se harán mayores, ya perderán la inocencia; la vida nos abre los ojos.
Un abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Me encontré ese abrazo, Rosa.
Gracias y un beso.

Jose Zúñiga dijo...

Estamos empezando, Jorge... Ya sabes, primero en casa con sus papás, jeje.
Disfrutaremos. Un abrazo.