martes, 4 de enero de 2011

muda

.
Te me escondes de noche
sin decírmelo.

Te me escapas de día
sin decírmelo.

Te remojas las cara
sin decírmelo.

Luego vuelves, me miras
sin decírmelo.



16 comentarios:

Charcos dijo...

hay silencios que se bordan

Besicos

Jesús Arroyo dijo...

¿Sin decírmelo? Este poema no tiene comentario.

SIL dijo...

Si no te lo dijo...
será porque no hacía falta, Poeta.

BESO

SIL

mis largos pies dijo...

algunos secretos hasta la tumba, Zuñi, ¡hasta la tumba!.

José Luis dijo...

Me superas: mis entradas son más esporádicas que tus habituales y veo cuatro o cinco a la vez.
Eres un monstruo!
Abrazos!

Leonel dijo...

Como dice "charquitos", no sólo hay silencios que se bordan, es que hay palabras silentes, y esas dicen más que todos los bullicios.
Un abrazo.
Leo

jorge dijo...

Es la esencia de una buena convivencia.

Tener un tiempo y un espacio propio.

No hay que saberlo todo.

Hay que saber.

Cita dijo...

Si te lo dijera no habria ni escondida ni huída...

Un chiste:

-Maria vamos a jugar al escodite, yo me escondo y si tú me encuentras echamos un polvo.
-Y si no te encuentro?
-Si no me encuentras estoy detrás de las cortinas.

Es viejo, seguro lo conocias.

Un beso

Jose Zúñiga dijo...

Y otros que gritan, charquitos.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Naturalmente que no, Jesús, qué me vas a decir.
Abrzo

Jose Zúñiga dijo...

Nunca sobran las palabras, Sil, claro que si no hay voz...
Bs

Jose Zúñiga dijo...

O eso, largos pies, o algo peor: no hay nada que decir.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Creo que estoy desparramao, José Luis, no me hagas mucho caso.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Ya te digo: grita el silencio, Leo.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Como en la música, en la convivencia los silencios son imprescindibles, Jorge. Pero según cómo, según cuándo...
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Ay, cita, no mes des ideas!
Bs