miércoles, 30 de junio de 2010

no hay salida

.

Aquella casa tenía siete puertas.
Todas eran de entrada.
.
.

42 comentarios:

choche dijo...

pues nos quedamos dentro tan tranquilos, siempre se encuentra la salida, aunque parezca que no existe. saludos

Paloma Corrales dijo...

.
.
.

Aquella casa tenía una estrategia.
Fascinación y trampa.

SIL dijo...

Al menos decime que hay algo allí dentro
que valga la pena !
Mentime aunque sea !
Al menos decime que no son tan solo puertas de condena !

Me has dibujado una sonrisa esta mañana.

Beso

SIL

ufff43 dijo...

dicen que es un número mágico aunque a mi me recuerde la antesala de un surzido ......

un abrazo y me encanta verte por mi blog

Jose Zúñiga dijo...

Nadie ha salido y yo no he entrado, choche. Si algien sale, lo sabremos.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Táctica y estrategia, Paloma. Abrochense los cinturones.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Nadie puede decirlo, Sil, quien entra no sale. Yo no he entrado, quita quita, que me da yuyu.
Dentro, en la casa,
se supone que hay muertos.
Es lo que pasa.Bss

Jose Zúñiga dijo...

Un siete, vaya desgarro, ufff, si lo sé pongo ocho.
Bs

Jesús Contreras dijo...

¡Pues entremos, digo yo! El número siete es el mágico, y representa lo bueno. Pruebo a ver. ¿Hay premio?

Un saludo,

José Antonio Fernández dijo...

El hecho de entrar significa que antes se ha de salir, es decir, para que haya entrada antes ha de haber salida, o mejor ambas cosas a la vez. Si sales de un sitio se da por sentado que entras en otro o al revés, o mejor, y al revés. Más o menos.

Rafael dijo...

Los cuentos de miedo que invento para mi hija son de agujeros negros. Le atrae muchísimo la idea de que de un agujero negro nunca, nunca, nunca se puede salir. Recuerdo uno en el que un señor con un agujero negro en el bolsillo de su abrigo iba por la calle, lanzando disimuladamente el agujero y atrapando gente que acababa en su bolsillo.
Lo de la casa con siete puertas es, sin embargo, más siniestro aún, un punto borgiano. Se me ocurre que podrías añadir: "aún sigo dentro... como vosotros". Abrazos.

egomanías dijo...

No se el motivo que me ha llevado a asociar esta casa a una de esas casas llenas de espejos, en la cual, parece ver la misma imagen reflejada en cada una de las que pensamos sean salidas. ¿Qué sea una ilusión que nos tiene dentro a tus tramas?
Un abrazo.
Leo

José Luis dijo...

Categórico!
Otra sorpresa, amigo.
Un abrazo!

Jose Zúñiga dijo...

Tú mismo, Jesús, y luego nos dices qué pasa dentro. Que a ti esto se te da mejor que a mí. Quedas emplazado.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Hábil vuelta de tuerca, José Antonio. Sí, quien entra en la casa está utilizando una puerta que es también de salida. Pero sólo se me ocurre un sitio del que puedae salir, tal y como está planteada la cosa: sólo puede abandonar el mundo. Habrá que pensar entonces que los que entraron son muertos? Más o menos.
Abrazos

Jose Zúñiga dijo...

Al fin un micro, Rafael, y lo pillas como siempre. Deliciosos han de ser, a más de terroríficos, esos cuentos que te inventas para tu hija, a ver si algún día los pones negro sobre blanco.
Ahora que lo dices, puede que sí, que tenga la cosa un aire borgiano, no sabría decir por qué (no es Borges de mis favoritos, aunque reconozco su genialidad).
En cuanto al final, perfiero dejarlo abierto: creo que ahí está el truco.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Gracias, José Luis, come estoy empezando con esto de los micros me le vanta el ánimo.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Podría ser, Leo, pero no lo sé. También puede ser un juego de trampantojos. Dejemos la trama abierta, y cada cual suponga o lo que sea. Si hace pensar, ya es mucho.
Gracias de nuevo.
Un abrazo

jorge dijo...

Me gustan las puertas que dejan pasar.

No me gustan los sitios que me obligan a quedarme mas tiempo del que quiero.

Me suena a las puertas de la muerte y siete perrdidas.

Pero prefiero imaginareme un anfitrion que habre puertas por todos kados para que nadie sea descriminado.

mis largos pies dijo...

¡qué bien, Zuñiga, ya estamos aquí! Y de entrar, nada, claro. Un beso, de verdad, pa' celebrarlo.

Begoña Leonardo dijo...

...El siete uno de mis favoritos.
Ya me contarás si te decides, seguro que es todo mágico.

Besitos.

Psique dijo...

Por si acaso, yo espero fuera, ya me contaréis que tal por ahí dentro...

Jose Zúñiga dijo...

Pasar. lo que se dice pasar, estas puertas dejan, Jorge. Pero sólo en un sentido.
Naturalmente la casa no es mía, yo abro puertas y ventanasy es un coninuo entrar y salir.
Abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Yo ya hice mi entrada, Bego, pero aquí. En esa casa no entro, quita quita.
Achuchón.

Jose Zúñiga dijo...

Primero fue la salida y ahora la entrada, laegos pies. Qué lío, no?
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Yo tampoco pienso entrar, psique, y dudo que quien entre salga a contarlo.
Bs

alfaro dijo...

La casa ya ha pasado, está contado en pasado.
Yo no me preocuparía.
Lo mejor es seguir de largo.

Jose Zúñiga dijo...

Sabia reflexión y sabia decisión, mj.
Bs

Leonardo dijo...

Y los misterios que habrá dentro!
Está como el canapé de Cocteau : "Ella era bella y el canapé no tenía salida".
Abrazo

Bletisa dijo...

Vale, pero a la hora de salir(que siempre llega) si hay que forzarla, se fuerza.

Alma Mateos Taborda dijo...

Por las dudas, prefiero no entrar.Me gusta el aire y la libertad. Me quedo afuera, aunque sea el cielo. jaja.Un abrazo

MarianGardi dijo...

El siete es el numero favorito del Universo.
Las siete llaves.
Los siete colores.
Las siete notas.
Los siete besos.
jejejejejeje las siete risas je

alfaro dijo...

Yo te había escrito un primer comentario que luego borré.
Y venía a decir que todas las salidas eran ilusorias.
Y vaya comentarios que te han dejado... Es como un juego de psicología.
Un abrazo.

paparruca dijo...

Ya podían ser ocho. siete inquieta más.

Jose Zúñiga dijo...

Al leer lo del canapé me ha venido Buñuel a la cabeza, Leonardo: creo que el ángel exterminador también revoltea por la casa.
Abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

No sé, Ble, saldrían con los pies por delante y así es difícil forzar nada.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Harás muy bien, Alma. No tiene pinta de cielo. Ni siquiera de purgatorio. Prefiero yo quedarme en el limbo.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

... y las siete maravillas, Marian.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Me encantan los comentarios, mj, reescriben lo ue está escrito. No sé si esto es poesía, pero se parece bastante.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Entonces te harás un ocho, paparruca.
Bs

Montxu dijo...

Pues si no hay "salida" ¡Me voy!.

Jose Zúñiga dijo...

Si estás dentro no podrás, Montxu.