domingo, 13 de junio de 2010

lágrimas (hoy, contra la barbarie)

.
lágrimas
Hasta las tres no es hora de
ponerse a llorar. Mientras tanto,
rebusca entre sus libros y encuentra
la poesía de esta noche:

Cuando nací
me pusieron dos lágrimas
en los ojos
para que pudiera ver
el tamaño del dolor de mi gente.

Después no son las tres y acaba
de leer. No importa. Adelanta
dos horas el reloj y llora
irremisiblemente.


Esta tarde, en El Calvario, poesía contra la barbarie israelí. Participan, entre otros: 

ÁNGELES FERNANGÓMEZ,  PURI MARTÍNS,   ISABEL MIGUEL,   CHEMA RUBIO,   JOSÉ NAVEIRAS,   ADA MENÉNDEZ,   ALFONSO LÓPEZ,   BOLO GARCÍA,   FRANCISCO CENAMOR,   RICARDO BORNEZ,   GSÚS BONILLA,   ALFREDO POYO,   PAOLA HERRERA,  VALENTINA TRIO,   CHEMA BARREDO,  JOSÉ ZUÑIGA,   JOSÉ LUIS GUTIERREZ 'Kenny',   LEIRE OLMEDA,   SANTIAGO TENA,   BATANIA y   ÁNGEL PETÍSME,


26 comentarios:

virgi dijo...

Me encantaría estar.
Tengo que conformarme con leer a algunos por aquí.
Contigo disfruto de todos los reursos que nos regalas. No sé...siento que escribes con una facilidad y un savoir faire envidiables.
Un beso.

Los triciclos lunáticos del jardín frutal dijo...

Acá una semilla sonando a brisa lenta, esa brisa que te deja los labios secos y los ojos llenos, como si por algún momento de la vida estemos obligados a oír el crujir del silencio del viento (un viajero antiguo del universo).

Nace una lágrima cuando los párpados se afinan la garganta, cuando ya es necesario bajar la tos y escuchar la pàlida. Es entonces que me descalzo acá y dejo la mirada en dos lágrimas, en tres, o cuatro, en ocho... las necesarias para desprender de la libertad un poco de azúcar y un poco de sal. Al fin y al cabo las lágrimas son el lenguaje del mudo tácito, del ciego sordo entre el océano y el ocaso.

QUE SEA EL SOL.

Te dejo un incienso.
Paz.

Agus.

emilio dijo...

Contra los hermanos pequeños yanquis... contra la prepotencia de sus actos, contra sus dirigentes razistas...
lágrimas, demasiadas lágrimas, y las que aún quedan.

Un abrazo.

María Socorro Luis dijo...

Llega la hora de llorar... Lloremos.

Y después, qué?...

Ta muxus

Begoña Leonardo dijo...

Derramemos todas las lágrimas, pero que no nos quiten la fuerza y el valor, la guerra continua y nos levantaremos con el arma más poderosa que tenemos, la palabra... Evidentemente no estaré, espero crónica milimétrica.

Besos y achuchones a tutiplén

Jose Zúñiga dijo...

A la misma hora, estés donde estés, lee, Virgi. Así estarás.
Y gracias por esas palabras tan bonits que me dices, las tomo como un halago, jeje.
Bs

Anónimo dijo...

la barbarie avanaza por todas partes.
Un abrazo.

Firmo anónimo porque no sé qué sucede que los comentarios desaparecen.

Anónimo dijo...

y se me olvidó decir el quién
alfaro(mjromero)

Paloma Corrales dijo...

Conmueve Jose, conmueve tanto que lo he leído con mi hija y quería que cogiese el coche y nos fuéramos a Madrid, ay.

Beso.

Jose Zúñiga dijo...

Que sea el sol, Agus, que el mar deje de ser rojo y que estas lágimas de un pueblo dejen de fluir.
Sí, paz, pero justicia.
Abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Muchas, me temo Emilio. Son los amos.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Después, alegría combativa, Soco.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

En ello estamos, Bego. Y tú estarás en la distancia, dando tu fuerza.
Deberíamos montar algo así como videconferencias para estas cosas.
Bueno, yo para crónicas no tengo talento, jeje, espero que alguien la haga.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

¿Qué les habrá hecho a los comentarios, mj? O tal vez sea un boicot de los amantes de la barbarie. Capaces.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Y a mí me ha conmovido lo de tu hija, Paloma.
Bss

Maria Sanguesa dijo...

Que las voces no cesen hasta que la barbarie acabe. Desde Levante, mi apoyo y mi aplauso para vosotros. Tu poema es realmente conmovedor. Un abrazo.

aniki dijo...

Las lágrimas no cuentan por horas, sino por momentos, y no les falta tiempo.

Besosssss.

paparruca dijo...

No sé si las palabras bastan

Sofía Serra Giráldez dijo...

Me alegra que vayas a estar allí, José. Creo que sabes que es una convocatoria que especialmente me con-mueve. he hecho lo que ha estado a mi alcance.
Un abrazo y mucha poesía contra esa bestia de la barbarie, que es lo único que puede combatirla.

mis largos pies dijo...

Hay algunas lágrimas que siempre son en vano, pero una no deja de llorarlas por eso, esas son las verdaderas lágrimas de esperanza. Qué se lloren entonces muchas esta noche. Un beso.

Jose Zúñiga dijo...

Se ve que por eso hay que adelantar los relojes, Aniki.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

No bastan, Paparruca, pero es lo que tenemos.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Venceremos, Sofía. Aunque no lo diga muy alto...
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Lloraremos con lágrimas secas, largos pies, y con rabia también.
Bs

Montxu dijo...

Miles de vidas humanas
destrozadas, humilladas.
Millones de seres ignorando
ciegos, viendo sin mirar.
Odio por quienes fueron odiados,
asesinados, son hoy asesinos.
Mentes inocentes son testigos
de violencia que genera
más violencia gratuita.
Creando así, un futuro incierto
mentes inocentes son testigos mudos
convirtiéndose mañana de seguro
en los próximos verdugos.

Un abrazo Zúñiga

Jose Zúñiga dijo...

Gracias, Montxu, esa aportación estuvo presenta ayer.
Abrazo