domingo, 27 de junio de 2010

catorce versos dicen que es soneto

.
Un soneto me manda hacer Violante...
Lope de Vega

.
En una tarde de verano escribo
la historia de mi amor en un soneto,
aunque sólo en pensarlo va un cuarteto
y ya tengo el siguiente en el estribo.

Si el recuerdo es presente en el que vivo,
mi presente no cabe en un soneto,
pues un solo poema es algo escueto
para albergar en sí lo que concibo.

Verso por año, ya el empeño cobra
perfiles imposibles, aunque espero
hallar buen colofón a esta zozobra…

… Aunque no sé por qué soy tan versero
si con un solo verso basta y sobra:
menos de un verso en fin: decir te quiero.

56 comentarios:

Montxu dijo...

Esta es la "sencillez" que me llega más. Me encanta la claridad y sutileza, la "burla" y la risa en éste jugar. Lo considero magia.

Abrazo.

María Socorro Luis dijo...

La poesía es magia, Montxu. Sólo hay que intentar entrar en ella,
Un soneto al estilo bien clásico -te veo muy serio escribiéndolo- ...

(yo cambiaría "pero" por "aunque", barkatu)

Ta muxus

Marisa Peña dijo...

Vaya, te veo muy Lopesco hoy, vive dios. La magia de la poesía siempre nos sorprende, es verdad Soco.
Un besazo enorme Jose Luis,(pedazo de poeta)

Jose Zúñiga dijo...

Acabo de descubrir que te gustan los clásicos, Montxu. Sí, en la poesía siempre hay algo de juego, pero lo que nunca falta es la verdad del que escribe, incluso cuando se inventa historias.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Queda usted disculpada, amiga Soco. Y queda recogida esa sugerencia (lo cambiaré más tarde).
Sí que es clásica la factura del soneto, fíjate que la cita no es casual: Lope me sirvió de referencia.
Muxu

Jose Zúñiga dijo...

Tú lo has dicho, Marisa: Violante es mucho Violante, y hay que ejercitar la métrica.
Ya sabes que cambio de registro como de camisa... para no cansar ni cansarme.
Bss.

Paloma Corrales dijo...

... Y esto es lo que querías. Lo escrito es lo que hay.

Me encanta, aunque para decir te quiero sobran trece versos y medio.

Besazo.

Jose Zúñiga dijo...

Ni "mi presente no cabe en un soneto", ni hace falta un soneto para decir lo que digo, Paloma. Y, sin embargo, escrito quedó: esa es la idea.
Bs

Rafael dijo...

Esta idea tuya me ha llegado. Tiene una gran fuerza construir un soneto (que siempre es arte mayor) para decir un te quiero. Es algo grande. Siempre he tenido la sospecha que toda la Comedia de Dante esconde un sólo verso que es el que él quería realmente escribir, siendo el resto tan sólo hogar y acomodo de ese que muestra lo más auténtico, lo más profundo, la verdad última, el corazón abierto.
Babur, señor del Mundo, construyó un palacio inmenso en el centro de su Imperio, lo llenó de tesoros traídos de todos los lugares que había conquistado. Piedras precisosas, objetos de oro, códices valiosos se amontonaban en desorden por estancias sin fin. Sólo él sabía que entre aquellas riquezas, bajo un montón de vasos y fuentes de oro se escondía un pequeño pañuelo de tela tosca que, cuando era un niño, le regaló una muchacha de una aldea de su Fergana natal, sin saber ella que él era el príncipe de la nación.
Por aquel pañuelo construyó el palacio y por aquel secreto vivió su corazón.
Este poema tuyo podría ser no sólo un estupendo regalo para los que te leemos, sino para alguien especial. Mi enhorabuena a los dos. Abrazos.

Reflexiones de Emibel dijo...

Te diré que me gusta tu sencillez de hoy porque me parece más bello y profundo pero también me gusta el cinismo que utilizas en la mayoría de tus letras.
Buen domingo

SIL dijo...

Ha quedado bordado...
Y aunque bastara un verso para decir tal pasional cosa,
prefiero el desafío y el placer de los catorce en rima.

Abrazo grande

SIL

Airama dijo...

Cólera de Violante


Cuando Violante vio que en un segundo
Lope de Vega terminó el soneto,
miró al maestro, que sonrió, discreto,
y su pecho quedó meditabundo.

El pecho de Violante, un breve mundo
por un tajo partido en dos, direto,
casi escapó del regalado peto,
elástico como era y furibundo.

Porque ella no quería la acrobacia
de que dio muestras el de la perilla
y la guedeja montañesa y lacia.

Ella soñó el soneto maravilla,
el que hiciera inmortal toda su gracia
de ricahembra y marisabidilla.

Baldomero Fernández Moreno


Saludos

Jose Zúñiga dijo...

Rafael, hoy tu comentario (como otras veces) vale tanto como el texto comentado.
Sí, es un regalo para alguien, jeje.
Gracias, amigo, por tus comentarios, aprendo con ellos.
Abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Bueno, Emibel, me gusta que te guste; mejor lo dejamos en ironía que en en cinisno, no?
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Seguirán los desafíos, Sil, para eso está el blog.
Bss.

Jose Zúñiga dijo...

Curioso y bonito regalo, Airama. Tomo nota de Baldomero Fernández Moreno.
Bs

JOSÉ LUIS dijo...

Si el recuerdo es presente en el que vivo,
HOY TOCABA LA LIRA, NO EL SONETO
UNA ESTROFA YA VIEJA, DE RESPETO,
PERO FÁCIL PARA VATE MÁS ACTIVO.

Jose Zúñiga dijo...

Bueno, querido JL, digamos que un soneto no es una estrofa, sino un poema estrófico compuesto por dos cuartetos y dos tercetos. Y tu comentas en cuarteto, jeje.
Ya llegará la lira, está al caer.
Abrazo.

ufff43 dijo...

haces fácil lo que para mi sería rozar lo imposible (dada mi anarquía)

Me encanta leerte

Un abrazo plagado de sonrisas

virgi dijo...

Para mí estos ejercicios sosn dificilísimos. Prefiero embobarme con tus creaciones.
Y darte algún besito.

Mayde Molina dijo...

Vos sois tan versero,
porque el verso
sois vos.

Preciosos los versos, que te arrancan
las horas blancas de domingo.

Besos

alfaro dijo...

"...que en mi vida me he visto en tal aprieto..."
creo que esto lo decía otro de ellos, de los clásicos, pero creo que, apesar de la zozobra, no va contigo, porque contigo la vida rima (y ahora que esto lo decían otros), no estoy nada original hoy.
Abrazo.

paparruca dijo...

Haces fácil lo difícil.

Maria Sanguesa dijo...

Estupendo soneto del más puro corte clásico. Haces lo que quieres con los poemas, no hay nada que se te resista. Un abrazo.

José Antonio Fernández dijo...

Muy logrado. Resumido en esas dos palabras que lo dicen todo.

Rosa María dijo...

Pero no sé por qué soy tan versero
si con un solo verso basta y sobra:
menos de un verso en fin: decir te quiero.

Conclusión altamente certera en la economía del uso de letras.
Un saludiño,
Rosa María

Edu dijo...

Así es con un verso se dice un poema.
Un Abrazo

José Luis dijo...

Eres un crack!!
A ver si un día de estos tomamos algo por ahí: tego ganas de bohemiar un poco contigo.
Un abrazo!!

mis largos pies dijo...

Me temía lo peor: una de esas larguísimas introducciones que terminan en ná', pero llegó ese decir te quiero, que bien valía un soneto (o incluso tres). Besos.

Jose Zúñiga dijo...

Todo es ponerse, Virgi.
Es ejercio, sí, pero lo pretendo poesía.
Bss.

Jose Zúñiga dijo...

La anarquía es lo mejor que le puede pasar a la poesía, Uff.
Las reglas, sabidas, a saltárselas.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Jaja, mj, que te me lías:

"Un soneto me manda hacer Violante,
que en mi vida me he visto en tal aprieto;
catorce versos dicen que es soneto:
burla burlando van los tres delante".

Es que Lope es la leche...
Y la vida rima, sí, un buen colectivo. Yo voy rimando, remando y arrimando el ascua a mi sardina.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Ay, Mayde, es que me dejo llevar y salen estas cosas...
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Lo difícil lo hizo Lope de Vega, paparruca. Yo sólo intento aprender... y, sí, hacer poesía también, fácil o difícil.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Ya quisiera yo, María, pero cuesta, cuesta.
Qué bueno "verte de nuevo"
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Ya sabes, José Antonio: los finales son la clave.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Sí, Rosa María, en realidad tal vez sólo quisiera eso: cargarme el soneto. Lo pensaré.
Bss.

Jose Zúñiga dijo...

Me hace ilusión verte por aquí, Edu, aunque ya sé (o no?) que esto no es lo tuyo. Pero tu entrada de hoy recorre senderos que compartimos, ya te digo.
Abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Nada más apetecible que farandulear y bohemiar, José Luis. Habrá que poner los medios.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Tú lo ha dicho, largos pies: ahí quería llegar. Me alegro de que no hayas leído en vano.
Bs

egomanías dijo...

Un òptimo soneto, José, no sòlo por lo clásico de la estructura, me ha gustado sobre todo la originalidad con que juegas con las palabras para llegar a una frase repetida por todos como es "decir te quiero", sin caer en banalidades.
Un abrazo.
Leo

Sofía Serra Giráldez dijo...

Leer tu poesía, en general y particularmente en éste, pero en general, José, me produce siempre el mismo "refresque mental" que me provoca leer a los clásicos.
Un lujo tu hacer y un lujo tenerte tan a mano.

MORGANA dijo...

Maravilloso José,de una exquisitez absoluta,suena muy musical.
Besos.

anabel dijo...

En estos tiempos de "verso libre" ponerte en el "aprieto" en el que estuvo Lope, y salir tan airoso como salió él, es un prodigio.

Cierto, en un "te quiero" cabe toda la poesía del universo, sobre todo si se dice con el corazón, y mirando a los ojos, pero resulta precioso desempolvar a los clásicos y darnos una lección de buen hacer poético a la vieja usanza, aunque los sonetos tienen hoy muchos seguidores, entre los que me cuento.

Un abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Ahí andamos, Leo, jugando a aprender. Me alegro de que te guste.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Muy sano ese refrescarse. Gracias, Sofía.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Me alegro de que te haya gustado, Morgana.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Pues no creas, Anabel, el soneto parece que va ganando nuevamente adeptos, pero últimamente andaba muy denostado.
Hay que volver a los clásicos, siempre. Incluidos los clásicos actuales. Leerlos y releerlos para luego hcer de tu capa un sayo y sacar tus poemas con absoluta libertad.
Bss

Voltios dijo...

y lo es maestro, tan grande como los demas sonetistas españoles: quevedo o lope.

Terly dijo...

Como copartícipe del III Encuentro, esta vez en Alcalá de Henares, te vengo a saludar quedándome en tu versos, admirándo tu soneto y anticipándote un abrazo.

Jesús Contreras dijo...

Y ni siquiera un solo verso,
pero está muy bien así. Muy buen soneto,

Un saludo;

ZenyZero dijo...

Yo creo que la supervivencia de la humanidad reside en que no tenemos forma de decir lo que sentimos. Una forma exacta, concreta, certera. Si no, ya no habríamos extinguido, como le pasó al Neardenthal. O era al Cromagnon??

Ay, los sonetos. Me encantan. Tú dame cuerda...

Chuff!!

jorge dijo...

Para jugar haciendo poesia hay que saber.

Evidentemente tu sabes.

Y aunque un te quiero siempre tiene fuerza, dicho con tanto esfuerzo seguro que tiene premio.

Jose Zúñiga dijo...

Lo tuvo, Jorge!

Leonardo dijo...

Escribes que escribes un soneto para decir lo que no cabe en él diciéndolo.
¡qué envidia!

Jose Zúñiga dijo...

Así es, Leonardo, un poco retorcido, no?
Abrazo