sábado, 26 de junio de 2010

aquella tarde, viento

.
aquella tarde

Aquella tarde tu garganta
dio en florecer espinas,
mas él nada sabía.
Dijo: será el ácido invierno.
Dijo: el cuchillo está presto.
Pero un rumor burlón de madreselvas
interrumpió el horario.

Recordarás aquella tarde
tan sólo con mirar las manos,
las manos que rozaron tu piel
aquella tarde.


viento

Todo salió de mí. Para salvarte
deshilaché mis venas. Desde entonces
liviano soy: la levedad del muerto
bajo tierra, mas tuyo.

34 comentarios:

egomanías dijo...

Seguramente triste e inmensamente bella.
Me ha gustado mucho.
Un abrazo.
Leo

Jesús Contreras dijo...

Deshilachar las venas,

Un saludo.

Montxu dijo...

Me siento ese viento,
del espeso,
del que ve el cielo
y la copa del ciprés,
desde adentro.
Ya no hay venas que deshilachar
¡hoy!
son trenzas en mi recuerdo.

Me gustó Zúñiga.

anabel dijo...

Me sorprende. Después de escribir m entrada, paso pr tu casa y encuentro recuerdos, tarde, cuchillo. Tú un instante triste, yo uno feliz, pero contando con elementos similares.

Curioso.

Un abrazo.

Paloma Corrales dijo...

Leo "aquella tarde" y algo se tensa como presintiendo... al llegar a la última estrofa, irremediablemente me emociono.

Sabes llegar y traspasar.

Un beso.

Mery Larrinua dijo...

...amor que inspiras...
un beso

Leonardo dijo...

Hermoso "viento". Entrega total (ha de ser el nombre de algún bolero) de la que ha dado tan buena cuenta la poesía. Siempre se pregunta uno: entonces ¿para qué morir? Y sin embargo es lo que a veces queremos.
Y me encanta el encabalgamiento, algo que haces de maravilla.
Tengo un buen retraso con tu bitácora pero ahí lo iremos reduciendo.
Un abrazo Jose.

Rafael dijo...

In-quie-tan-te. Lo que más me ha gustado, ese rumor burlón de madreselvas. Casi sientes un escalofrío. Me ha recordado a Poe, sin que sea consciente de ninguna razón evidente para ello. Es un poema y es un cuento extraordinario.
Un abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Es triste, Leo. Las dos partes lo son.
Gracias. Un abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Me pareció más oportuno deshilacar que cortar, Jesús.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Y a mí me ha gustado ese regalo que me has dejado, Montxu.

Jose Zúñiga dijo...

Cosa de la poesía, Anabel. Ya vi tu entrada, y sí, con matices.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

La tensión está presente en estos versos, Paloma. También, en su crudeza, cierta ternura.
Lo has visto bien.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Gracias y besos, Mery.

Jose Zúñiga dijo...

Gracias por tu comentario, Leonardo.
Tranquilo con el "retraso", escribo de forma compulsiva, desaforada. Tendré que frenar, pero no sé cómo...
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

También a mí me inquieta, Rafael; y a saber de dónde el rumor, una experimentación fónica que me apunté y aquí quedó.
Abrazo

jorge dijo...

De una garganta que florecen espinas no saldran palabras agradables.

La tercera memoria, siempre recordara el roce de los dedos con la piel.

Lo dijo Prado: Nunca te quise mas que cuando te deje marchar.

Versos que sugieren, los que mas me atraen.

Pep dijo...

No es esto lo que me contaste, jefe.

alfaro dijo...

Las espinas no son tan malas, protegen.
Y unas venas deshilachadas... es una imagen muy actual.
Rojo sobre gris y el viento.

(Pasé tu canción a 'vuestros comentarios' pero no sé por qué quedó 'prosacio', sí, caput el formato.Qué rabia.)
Abrazos.

ufff43 dijo...

Un lujo zambullirme en tus letras.....

Con tu permiso te seguiré de cerca y te enlazo al mio

Un abrazo con toda mi admiración

Reflexiones de Emibel dijo...

Leo y releo tus poemas. Intento descifrarlos, entenderlos pero he llegado a una conclusión, que los saborearé.
Un besico.

mis largos pies dijo...

dan ganas de morirse contigo (pero no).

paparruca dijo...

Es lo tuyo, es lo tuyo, aquí no juegas. Me gusta mucho.

Amelia dijo...

Te lo debía.
Un haiku para ti, mi querido 98:


Reflejo de sol
en mis aguas serenas
tu poesía.



Encantadísima de haberte encontrado.
Ya me empaparé de tus versos poco a poco. Prefiero un sirimiri constante que un chaparrón de verano.

Besos

Jose Zúñiga dijo...

Ya lo creo que recordará ese roce, Jorge: cada vez que se mire al espejo.
Coincido contigo: la obviedad me atrae menos que la sugerencia. Por mucho que peque de obvio con frecuencia. Pro, ¿y Brecht?
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

No te lo voy a contar todo, Pepe.

Jose Zúñiga dijo...

... y el viento arrasó con todo, mj.
Bs
pd.- No psa nada con el formato, esto funciona así, jeje. Ya pondremos la música en mp3

Jose Zúñiga dijo...

No intentes nada, Emibel: siente. Acabarán siendo tuyos, es así la poesía.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Ni contigo ni sin ti, largos pies: hoy o toca morirse.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Siempre hay algo de juego, paparruca, pero incluso en el juego hay verdad.
Gracias y bs

Jose Zúñiga dijo...

ufff: ya te encontré. Gracias por tu visita y tus palbras.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Muchas gracias, Ame, precioso el regalo.
Y sí, mejor despscito que si no te indigestas, jeje. Ahora voy a espaciar un poco las entradas, que esto del día a día me empieza a superar.
Bss.

virgi dijo...

...
...
...
¡tan magnífico a pesar de los cuchillos y las venas!
...
...
...
LO LEO Y LO LEO

Jose Zúñiga dijo...

Que leas es lo mejor que me puede pasar. Gracias, Vrgi.
Bs