viernes, 11 de junio de 2010

cien (R)


A Paloma.Corrales
.
Tengo una almohada verde.

Dos mariposas.

Tres vecinos.

Cuarto quesadas.

Cinco tonterías.

Seis calimochos.

Siete aventuras.

Ocho traidores.

Nueve puñales.

Diez centenos.

Once marimorenas.

Doce pajas.

Trece da mala suerte.

Catorce llagas.

Quince paredes rotas.

Dieciséis ínfulas.

Diecisiete tubérculos.

Dieciocho penitencias.

Diecinueve sentencias pendientes de cumplir en búsqueda y captura.

Veinte jirones de piel a las espaldas.

Veintiún releches.

Veintidós cementerios que me esperan.

Veintitrés aventuras por vivir o vividas que eso nunca se sabe.

Veinticuatro sandungas a la luna de ayer.

Veinticinco novelas que dejé de leer.

Veintiseis cánticos medio religiosos que son algo paganos pero míos.

Veinsiete calzones.

Veintiocho bizcochos, no diga que no es fácil.

Veintinueve te espero sentado en la escalera de mañana será.

Treinta casi no pasa.

Treintaiuna montañas de esas mágicas pendientes de escalar.

Treintaidos madreselvas marchitas en el nicho de mi abuela.

Treintaitres alcachofas en la baca del coche.

Treintaicuatro dibujos en la pared del dormitorio a medias de dormir y pintar.

Treintaicinco calambres que dan asco.

Treintaiseis yo te quiero tanto tanto mi vida.

Treintaisiete mentiras.

Treintaiocho novenas por la virgen santísima.

Treintainueve escalones.

Cuarenta muertos míos a la espalda del que tenga espaldas.

Cuarentaiun pateras costas las de levante playas las de Albacete.

Cuarentaidos extremos que velar.

Cuarentaitres veladas debajo de la alfombra.

Cuarentaicuatro limpiabotas que me roban hasta los calcetines.

Cuarentaicinco bazares de Estambul.

Cuarentaiseis estrellas de oriente o de occidente estoy algo confuso.

Cuarentaisiete cantamañanas que me dan la tabarra mientras duermo o pretendo dormir.

Cuarentaiocho sábanas de olor a barbacoa.

Cuarentainueve espíritus con tuberculosis.

Cincuenta ya lo sé.

Cincuentaiuna sabias balas babas bravas.

Cincuentaidos los tuve.

Cincuentaitres también .

Cincuentaicuatro y ahí te las den todas.

Cincuentaicinco dólares.

Cincuentaiseis alcázares.

Cincuentaisiete rabadillas.

Cincuentaiocho alcantarillas por asombro.

Cincuentainueve válgame dios.

Sesenta años.

Sesentaiuno no me los quita nadie y lo que queda.

Sesentaidos que lo baile que lo baile que lo deje de bailar.

Sesentaitres que ya me lo dirás cuando te lleguen si merece la pena.

Sesentaicuatro que me la refanfinflan.

Sesentaicinco que tendría que ser la edad de los misterios pero me da que no.

Sesentaiseis que es pura sementera a la luz de tu vientre.

Sesentaisiete que me da mucha risa.

Sesentaiocho casos.

Sesentainueve ya.

Setenta me va a dar un ataque de vacile de los que no se paran fácilmente.

Setentaiuno dice word que no existe por más que yo barrunte que tienen que existir y de hecho existen porque si no que se lo digan a mi tía.

Setentaidos las penas nuevamente.

Setentaitres la muerte de mi padre.

Setentaicuatro que te den.

Setentaicinco nunca.

Setentaitaiseis qué risa.

Setentaisiete yo te los regalo.

Setentaiocho tiene un no sé qué con un siete y un ocho.

Setentainueve sombras del ciprés la sombra del ciprés es alargada nada el jarama la caída la peste le deuxiéme sexe

Ochenta Sartre que risa con sus gafas de gafe.

Ochentaiuno como que me parto.

Ochentaidos los que se murieron y resucitaron de entre los muertos kirie leyson amen.

Ochentaitres jajajajaja.

Ochentaicuatro ya me estoy cansando.

Ochentaicinco redes más bien sin alcahuetas.

Ochentaiseis risas que pesan tanto que me hunden si remedio en el fondo del mar.

Ochentaisiete no me da la gana.

Ochentaiocho ochenta y ochos.

Ochentainueve matarile rile rile.

Noventa dónde están la llaves.

Noventaiuna la hendidura.

Noventaidos espuelas de las últimas.

Noventaitres carracas, caracolas que cuando me las pongo cerca de la oreja suenan a mar pero me engañan.

Noventaicuatro búlgaros errantes como si fueran holandeses, almejas en mi mano.

Noventaicinco ultramarinos con pimienta, sal, agua de rosas, lentejas, jabón de madreselvas, calientapollas, esparadrapos, botes de pintura y muchas cosas más.

Noventaiseis calzones colgados del tendal mientras protestan todos los vecinos de este patio que no es patio ni cosa alguna que se le parezca vaya ni por asomo y eso que nos colgamos todas las mañanas en el patio de luces.

Noventaisiete noches de colgaos, de colchas que no alcanzan a cubrir tus vergüenzas ni las mías.

Noventaiocho altares apartados por si generaciones.

Noventainueve espantos.

Cien no, no, que no voy a llegar a todo junto por mucho que me junten las estrellas y quieran estrellarme cuando aparezca enfrentre de la casa la cara de tu muerte.

No, cien no.


Esta insensatez la publiqué a principios de año. Vuelve aquí para celebrar los más de 100 comentarios de Paloma Corrales a su última entrada. "Cuando lleges a los 100 comentarios te dedico un poemilla que tengo por ahí", le dije. Acabo de mirar y ya va por los 110  (incluyendo los suyos, que se lo curra) Lo prometido es deuda.

26 comentarios:

José Luis dijo...

Irreverente, surrealista, tierna, enfebrecida, amansada, juguetona, artesana, rebelde, derrotada...No me cansaaría de adjetivar tu poesía que me gusta y me sorprende tanto.
Seguiré indagando por este rincón.
Un abrazo!

Paloma Corrales dijo...

Tienes mucho, mucho, pero sobre todo tienes ingenio, inteligencia y carácter. Tienes el don de la palabra y el arte para revestirla de música y ritmo, tienes poesía y la sabes utilizar de igual forma para emocionarme hasta las lágrimas que para convocar mi risa. Tienes pasión y el punto exacto de locura. No te falta compasión ni ternura. Tienes sesenta años y rebosas vitalidad, porque si en algo crees es en la libertad. Intuyo que tienes una lista de amigos grande, porque tienes un corazón grande y creo a pies juntillas que tienes un estigma: el de la autenticidad.

Gracias.

No te puedes imaginar la emoción que he sentido.


Ps. Ah, tu “cien” me parece una maravilla, creo que había olvidado decirlo, ea.

d.b dijo...

Me cago en la madre que te... Jajaja, coño aquí faltan alientos, por lo menos deberían haber uno por número y así llegar a los cien.
Mucho sentido del humor, fundamental en la poesía. Por cierto, me estoy preguntando cómo debe sonar el poema cantado por el autor.
Un abrazo, amigo!
d.b
!La polla en verso!

Maria Sanguesa dijo...

Un abrazo fuerte para los dos. Suscribo lo que dice Paloma para no repetir lo mismo, aunque fuese con distintas palabras...

mis largos pies dijo...

Y yo tengo un poema que me encanta,y me encanta que sea para celebrar tantas cosas bonitas que le dicen a Palamo Corrales, y tantas cosas bonitas que dice ella: ¡qué lo celebren las palabras y los números!. Besos.

Voltios dijo...

enhorabuena pepe, ante tanto vocabulario y don de palabra.

ana sáenz dijo...

repetimos cien y vamos a por más

felicidades a paloma

y un beso

Sofía Serra Giráldez dijo...

Pues aunque yo no sea Paloma te doy las gracias. Por tu valentía, por tus ganas de contar, por este derroche de ingenio, buen gusto, diversión y poesía con el que regalas.
Y a Paloma le doy las gracias por provocar esta re-publicación, que así he podido conocer yo esta maravilla.
¡Gracias, José!
Ah, y gracias de parte de Teresa, ;)
¡Hoy todo gracias!
Un beso enorme

paparruca dijo...

Como un torrente

Dejame un Poema dijo...

Me encanto tu poema tienes esa facilidad para llegar al lector con tus letras, letras que leo para descubrir algo del poeta.
maravilloso, es un placer enorme leerte.
besitos para ti, que tengas un lindo fin de semana.

alfaro dijo...

Esto es lo que se diría una deuda bien pagá.
Abrazos.

jorge dijo...

Una vez le dije a una amiga que me gustaba por cien motivos, me contesto ¿cuales? y tuve que escribirselos.

Me salio.

Me quedo con tu siete.

Y con los 60 ¡claro!

Jose Zúñiga dijo...

Tanto adjetivo me abruma, José Luis, agradezco mucho tus comentarios.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

De todo lo que me dices, Paloma, me quedo con dos cosas: los amigos y la autenticidad. Los primeros, pocos y buenos hablo de amigos, no de conocidos, que son muchos y buenos también). La segundao procuro cultivarla día a día.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Es que es muy larga, amigo d.b, y esto de los blogs es más bien apresurado.Veo que ti llegastae hasta el final, cosa meritoria.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Que sea triple el abrazo, María, y nos fundimos.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

´Más las palabras que los números, largos pies!
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Uff, volti, esto de la contabilidad es un rollo.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Tú es que ya te lo sabías, Ana, que tengo por ahí tu comentario.
Y bss.

Jose Zúñiga dijo...

Valor hay que tener para llegar hasta cien, Sofí, aunque la verdad es que me divierto con estas cosas.
Gracias y cien besos.

Jose Zúñiga dijo...

Tal cual, paparruca.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Gracias por tu lectura y por tus palabras, dejaneun poema (me cuesta llamarte así) y, más que nada, por untentar llegar a través de ellas a la persona. Es el fin último de mi poesía.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Pues tu lista centenaria tiene más mérito que la mía, Jorge. Suerte con tus aventuras.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Y con gusto, mj, que hoy te fuiste a la copla, jeje.
Bss

Rufino U. Sánchez dijo...

Sigue contandonos mucho mucho tiempo.

saludos

Jose Zúñiga dijo...

Lo procuraré, Rufino. Aunque no decien en cien, jeje.
Abrazo