viernes, 22 de mayo de 2009

brotes verdes

…con las lluvias de abril y el sol de mayo,
algunas hojas verde le han salido.



Brotes verdes. Lo leo en los periódicos.
Brotes verdes se atisban en el páramo
agostado de la crisis sistémica,
dicen.
El índice Dow Jones está que trina
y el Ibex 35 se airea a su manera
con amplios movimientos laterales.
Ahora. Precisamente ahora.
En primavera.
Se arriman mis recuerdos
al olmo centenario,
al árbol que el poeta vio florecer un día
en otras primaveras ya lejanas
y que duerme tan cerca
del cementerio que enterró sus sueños.

No son trinos que trinen dulces pájaros
ni jóvenes alegres
frescas, voluptuosas, las que airean
de lado a lado sus caderas:
son cuervos. Son rapaces. Son arañas
que atrapan en sus redes hasta nuestras palabras.
Siento como una afrenta el latrocinio,
hay que ponerse manos a la obra
de levantar un muro, una alambrada,
que deje arrinconados para siempre
jamás de los jamases
a quienes lo perpetran.

Se llevaron
casi todo lo nuestro,
que nos dejen
en paz con nuestros versos.
En su boca
esas palabras hieden,
son las nuestras,
esas palabras que hablan
de las lluvias
de abril y el sol de mayo.

Ellos, que hagan sus cuentas.

4 comentarios:

Antonio Ruiz Bonilla. dijo...

Esas pérfidas palabras que usaron para atarnos a la mediocridad del asfalto, a la necesidad de más, y más fácil. Esas nunca compondrán un verso sincero y eterno , como éstos.

Begoña Leonardo dijo...

Que nos han vendido una película que no hay quien la fume, que la hora ha llegado, que somos lo que tenemos dentro, no lo que nos ponemos colgado del cuerpo, prendido a la cabellera...
Besos.

Jose Luis Zúñiga dijo...

Me dejan por ahí una apostilla a este poemable que me ha gustado:

"voy a tejerme un jersey de palabras, contra el frio verano de tontos por cientos"

Ya veis.

Rafael dijo...

Es contagiosa la justa indignación que aquí muestras. Quienes como estadistas o economistas han mostrado ignorancia o mala fe, ahora se las dan de poetas. ¡Anda ya!