viernes, 10 de abril de 2009

veo veo

Me encandilan tus ojos cuando duermes,
tu voz cuando enmudeces,
tu piel cuando la escondes entre mantas,
tus manos enguantadas.

Me enajena tu boca amordazada,
tus pies con botas altas,
tu garganta vestida de bufandas,
tu cuerpo en otra cama.

Me gustas mucho cuando no te veo
por mucho que te mire.

El día en que te encuentre cara a cara
qué pasará. Veremos.

2 comentarios:

María Socorro Luis dijo...

Me gustan tus poemas, que le voy a hacer. Lo malo, es que - algunos - me inspiran y me dan ganas de imitarlos... ¿ puedo ?

Jose Luis Zúñiga dijo...

Pues me gusta que te gusten, me gusta que te inspiren y me gusta que quieras imitarme..., es un halago, pero no lo hagas. Tú tienes tu estilo, y también me gusta.
Un abrazo, amiga