miércoles, 22 de abril de 2009

a veces en la noche

Ahora que cae a plomo el cielo gris metálico
en mi cabeza a pájaros hay pompas de jabón.
Observo adormecido con qué delicadeza
te desprendes de tanta prenda inútil,
cómo vas desnudándote sin prisa
mientras la lluvia azota los cristales
y el viento que cimbrea las ramas de los árboles
se cuela sin respeto por todas las rendijas
de tu miedo. Ahora ya, a cuerpo limpio,
aireas tus anhelos, todas tus convicciones,
tus ganas de gritar.

Y callas.

Pero ya has desplegado ante mi vista,
sin hacerte notar, ese perfil tan nítido,
ese plano-secuencia, esa banda sonora
que acompaña tu gesto imperceptible.
Has desplegado a ciegas tus encantos
y has roto el armisticio.

Cae a plomo
el cielo gris metálico, mi cerebro se aturde
en el fragor de un duelo perdido de antemano,
sólo encuentro metralla entre tantos millones
de neuronas, esquirlas impregnadas
en la humedad plomiza de la noche.

Sólo os encuentro a ti y a tu tesoro.

Me has vencido. Sin luchar me has vencido,
y yo no agito una bandera blanca:
aquí tienes mi cuello.

Sájalo.
.
.
.

4 comentarios:

Begoña Leonardo dijo...

Qué hermosura, qué derroche de poema, me ha encantado, muchísimas gracias.
Cariñitos.

acróbatas dijo...

José Luis, iba a saludarte por el facebook pero veo que ya no estás. Aprovecharé para quedarme por aquí leyendo en voz baja.

Quique insistía el otro día en que no os diera las gracias (en general) por venir a nuestro festival pero yo no me canso de agradecer que creais en este proyecto y os acerquéis a ver lo que hemos preparado.

Mil gracias y muchos besos.
Vanessa

Jose Luis Zúñiga dijo...

Begoña, me salió como un corrido: del corazón y a sorbos de tequila. Lo hubiera querido más alegre, pero se ve que a mí me salen cosas negras cuando escribo. No soy así, no siempre al menos. Para eso está el poema.

Y seguiré buscando tesoros escondidos. Y si alguien los disfruta conmigo, estaré alegre.

Bss.

Jose Luis Zúñiga dijo...

Vanessa, sí, he dejado el face por unos días, que hay que descansar, pero volveré.

Yo me apunto a lo de Quique: gracias a ti, por ese esfuerzo, por esa ilusión, por dar oportunidades y dignidad al artista y por correr el riesgo de entreverar música con poesía, bello empeño por cierto.

Sé que no es fácil lo que haceis. Ojalá tengáis suerte y todo vaya cada vez más arriba. Podeis contar conmigo en lo que pueda daros.

Besos fuertes (al fin nos conocimos, aunque poco) y lo siento: gracias.