jueves, 16 de abril de 2009

polisemias

A veces me recuerda
polígamo a políglota.
No soy la biblia en verso,
pero soy razonable-
mente acomodaticio
con mis entenderas:
lo que entiendo lo entiendo
y lo que no, pues no.
Soy así de tarugo.
Y no tengo el complejo
de no saber idiomas
porque tengo respuestas
para cualquier pregunta.
¿Que me hablas en inglés?
Aisei ailoftumach.
¿Que en griego? Mi andromaquia.
¿Que en francés? Monamur.
¿Que en chino? Ideograma
Hasta alemán respondo:
subanestrujenbajen
(tal vez falte una diéresis).
No me pillas: no entiendo,
pero tengo respuestas
para todas tus trampas.
Ya te digo
que a veces me recuerda políglota a polígamo.

3 comentarios:

Eva dijo...

No me ha gustado
Respuestas para todo?..mmm!

Jose Luis Zúñiga dijo...

Creo que no lo pillas. Tampoco es necesario. A veces, también, se me va la olla. Y eso es bueno, querida Eva. El sujeto poético debe ser poliédrico, tanto como políglota o polígamo. Por más que yo sea monógamo empedernido.

Anónimo dijo...

ja ja ja que cosa no sabe que es policemia solo se hace tonto el wey este ja ja perdon por ser tan sinsero