domingo, 12 de abril de 2009

aguas arriba

Empieza un nuevo curso el curso de mi vida.
Voy a contracorriente, hacia las cumbres altas
donde empecé a fluir, apenas hilo de agua.
Nunca llegaré al mar.

4 comentarios:

Begoña Leonardo dijo...

Entre salpicaduras te he encontrado, me gusta lo que leo, si no te importa pasaré por aquí. Gracias.

Jose Luis Zúñiga dijo...

Es lo que tienen los charcos de los trovadores. Y yo, aguas arriba.

Gracias, Begoña, esta es también tu casa.

Anónimo dijo...

Te seguiré en esa contracorriente...

Jose Luis Zúñiga dijo...

Eso espero, anónimo amigo. Necesitaré compañía.