martes, 21 de abril de 2009

ciego

Eres,
en mi certeza,
tú.

Era,
antes,
yo.

Ahora busco el camino
hacia el origen
y me encuentro contigo.

No me
digas
amen.

Estoy ciego,
perdido
sin cachava.

2 comentarios:

María Socorro Luis dijo...

Como rayitos de luz, como gotas de lluvia, ciertos poemas tuyos...

afectuoso abrazo

Jose Luis Zúñiga dijo...

... y ciertos haikus tuyos, Soco.