viernes, 1 de octubre de 2010

(lo que queda). Vanesa Pérez Sauquillo

.
demasiado temprano para la caída de la rabia.
La bailaora sale del café
y yo vuelvo
al solar
a donde pertenezco -arena,
sueño
una ardilla enterrada-.
Qué temprano se olvida
lo que nadie ha inventado.
Que el fantasma
para el fantasma sea.


XXIII
(Invención de gato, Calambur, Madrid, 2006)


14 comentarios:

Giovanni-Collazos dijo...

Vanesa es una de mis poetas, jóvenes, favoritas.

Leonel dijo...

Y es que me ha dado una respuesta para mi rabia,"si quiere ser fantasma, que fantasma sea."
Gracias por traerla José. Un abrazo.
Leo

jorge dijo...

¿No volvemos todos a donde pertenezemos?

SIL dijo...

Qué temprano se olvida
lo que nadie ha inventado...

Cuánta belleza en esas dos líneas.

Beso


SIL

Leonardo dijo...

De acuerdo con SIL

víctor (el gato estepario) dijo...

No la conocía y este poema ha hecho que me interese por saber más de ella. Gracias José.

Me gusta, realmente me gusta como escribe.

Jose Zúñiga dijo...

Y de la mías, Gio, una gran poeta y una gran persona. Espero contar con ella para iniciar un ciclo que estoy diseñando. Ya te contaré.
Abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Eso, eso es la poesía en estado puro, Leo.

Jose Zúñiga dijo...

Todos somos ardillas, Jorge.

Jose Zúñiga dijo...

Mucha, Sil, un gran poema, creo.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Pues te digoo lo mismo que acabo de decir, Leonardo. Y añado: te veo en esa onda.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Pues me alegro, Víctor. Por otra parte, se te gusta Dylan Thomas las traducciones que ha hecho Vanessa (no es sencillo traducirlo) son excelentes.
Abrazo.

Giovanni-Collazos dijo...

José, cuenta conmigo para ese ciclo.

Jose Zúñiga dijo...

Está en pañales, Gio, pero tengo mucha ilusión puesta en él. Puede ser algo distinto, con sus plaquettes para cada autor, con presentaciones cuidadas. Y con poetas que me gusten y no se prodiguen en exceso.
Hay trabajo por delante y dificultades. Nada es fácil, pero todo es proponérselo. Claro que cuento contigo. Como te decía, ya te contaré.
Abrazo