domingo, 17 de octubre de 2010

tahúr

.
la suprema eminencia del pezón
hirsuto rebelado mordido rabialzado
coma puro hielo que ansía la caricia
del picahielo punto no se trata de un juego
húmedo sino helado coma
cómo partir la cumbre
en cuatro por dos ocho cubiletes
con seis caras es lo que se pretende
ganar coma sacar el siete doble
paréntesis no existe imbécil cierra paréntesis coma

[la tierra entera derramaba sus líquidos
y brotaban, terribles, los humores
desde sus hendiduras más ocultas]


repito corchete no existe imbécil cierra corchete
pues el 00 dos puntos romper la banca
coma no saber si tener o no tener alguna cosa
para dar a cambio una madre coma
por ejemplo
a punto de ser padre o una abuela
punto y coma sin temor
a equivocarse eso es jugar con fuego,
apuesta, ¡el trees..!, trescientos
a uno, ganarás, no tengas miedo,
aunque sepas que todos los que ganan,
devorados por insólito vicio depredador,
mueren ahítos de sangre en
los más claros montes del Olimpo.

[En súbito galope los quejidos del mar
invaden el planeta].




36 comentarios:

Leonel dijo...

Las palabras, en tus manos, se convierten en ciencia, en juego exacto. Tus comas, puntos paréntesis y corchetes, son tu azar, magnifico tahúr del juego lexical.
Me gusta, José.
un abrazo.
Leo

Sofía Serra Giráldez dijo...

Y has conseguido que nos impliquemos hasta el hálito por intentar desentrañar las hábiles maquinaciones del tahúr...¡imposible!
feliz hallazgo, :)
un beso

ufff43 -Luisa Navarrete dijo...

me he mareado ..... me voy a la mecedora..... eres la leche!

(con perdón)


;)

Amadeus dijo...

Bribón me parece este tahúr con punto y coma jugando sin vergüenza con picaros pezones entre corchetes bueno digo esto entre paréntesis
que lo sepas dos puntos eres un genio con coma que salgo tan mareado como Luisa y punto
Un abrazo.

Isolda dijo...

Apasionante esta forma de ver la realidad. Tengo la impresión de que has visto esta tarde el mismo reportaje que yo.
¡Qué manera de jugar con las cartas que te dieron! Felicidades
[Besos entre corchetes, muchos]

lemaki dijo...

La conciencia de haber gastado todo
en un juego de azar. ¿La habéis sentido? Es como andar desnudo con pudor de doncella.

Rosa Romojaro

No te imagino como un jugador fullero, haciendo trampas coma (me lo has enseñado, maestro) aún con la superioridad de algo tan deseable y codiciado como es un cuerpo al que amar... siempre tenemos algo para los demás: una sonrisa, una caricia, un palabra adecuada, ésa es la mejor apuesta.

Me encantó, siempre tan original y con tanto mensaje entre los versos, algunos se caen por sí solos, otros tienes que buscarlos con una lupa, escondidos entre palabras...

saludos.

jorge dijo...

Aquel que pone reglas al juego no es jugador.

En algunos juegos me gusta ganar sin trampas, pero no en todos.

SIL dijo...

Con un tahúr así coma de buena gana viviría cada día un apocalipsis entre paréntesis si el taúr está de acuerdo punto.

TU ORIGINALIDAD NO TIENE LÍMIETES

Beso, Poeta

SIL

SIL dijo...

Léase correctamente dos puntos LÍMITES
:)

La Solateras dijo...

¡Buuuf! y punto. Abro paréntesis entiende lo que quieras cierro paréntesis punto y coma besos mil punto final

anabel dijo...

Pues sí coma yo también estoy un poco mareada como Luisa coma todo me da vueltas coma desde lo del pezón hirsuto rebelado mordido rabializado punto y seguido me han dado ganas de buscar un casino y darme al juego punto final

Eres genial coma seguro que lo sabes punto

Jose Zúñiga dijo...

Soy más bien como un niño en mis juegos por mucho que me las dé de tahúr, Leo.El truco está en cantar las palabras.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Nada es imposible, Sofía, incluso aquí quedan diáfanas ciertas cosas.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Olvida los corchuetes que suenan a corcheas y todo se arreglará, Luisa.

Jose Zúñiga dijo...

En relidad, Amadeus, esto es un pequeño guiño al dictado a taquigrafía. Ya no s e lleva, pero lo practiqué bastante. punto.
Bbrazo. punto

Jose Zúñiga dijo...

No he visto ningún reportaje, Isolda, pero sin duda tiene algo que ver: así es la poesía, telpática y televisiva.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Mi pudor es similar, Lemaki.
No soy fullero, ni siquiera jugador, soy más bien transparente y tú lo sabes ver.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Hecha la ley... Pero sin reglas no hay trampas, Jorge.
Tiro libre.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Este tahúr es un ingenuo, Sil, así le va.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Ni corregir, amiga, yo siempre doy en la tecla equivocada.

Jose Zúñiga dijo...

Lo entiendo, Ana.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Soy un aprendiz de brujo, Anabel. Y hago méritos para llegar a ser el genio de la botella.
Bs

Manolo Jiménez dijo...

En determinados juegos no existen los tahúres. Se apuesta con la verdad por delante o ya se está jugando a otro juego distinto.

Abrazos.

Jose Zúñiga dijo...

Nada más cierto, Manolo. Y, por encima de todo, los tahúres me parecen deleznables.
Abrazo

Isabel Martínez Barquero dijo...

Narices, Jose, eres el no va más, la poesía del todo y el todo.
De cualquier cosa la exprimes y, siempre, con belleza.
Besos.

Jose Zúñiga dijo...

Creo que para eso está el blog, Isabel, para exprimir, para ejercitar, para experimentar. Y para divertirse, claro. Lo que salga después en poemario ya se verá.
Gracias y beso.

ana sáenz dijo...

entre punto y coma y dos puntos y la coma tiro los dados y saco dos parejas de dobles ;)

y un beso pa ti

Jose Zúñiga dijo...

Pidamos lo imposible, Ana.
Y los bss

Mayde Molina dijo...

Eres alucinante Zúñiga, yo quiero ser como tú pero en "chica" cuando aprenda en esta vida a ser poeta...
Nada más comenzar a leer tu poema con esta frase ya me has dejado muda y envidiosa de tu arte pa to el día... ;)

"la suprema eminencia del pezón"...

Besoss y enhorabuena, querido

Jose Zúñiga dijo...

Eres muy generosa, Mayde. Mucho.
Bss

Anónimo dijo...

Si me preguntan qué es mi poesía debo decirles no sé; pero si le preguntan a mi poesía, ella les dirá quién soy yo. En el reflejo isomero se encuentra un Doctor en patafísica, un ávaro jugador a dos bandas y un patético maestro de penas y miserias. Que importa si soy o no feliz, tengo una responsabilidad con mi verano, y muchas opciones para vivir y dejar vivir. Jamás te hubiera pedido tal favor si no fuese tan necesario, porque ya no te dirijo la palabra. Y estoy aquí porque yo quiero; pese a que fui yo quien te ha llamado. Es tu día del año, pero aun no eres digno de estar en el grupo de los cinco. El tiempo no pasará cuando llame yo, porque te aprecio; pero sí volará la única vez que tú me llames y te lo recordaré. No importa que te afecten mis punzadas; en algún momento habrás leído algo que te sugiera que pudo ser real lo que dije y pensarás que merece la pena. Y, pese a que al otro lado siempre se vio lo mismo que ahora se refleja desde este, y, que sólo uno sea el que haya podido superar las opiniones, los consejos de los sabios, los daños y lo haya dicho, nadie sabrá quien movió el primer peón blanco para ganar la partida o perderla (es un juego raro); ni quien se enroca moviendo a los caballos troyanos, ni quien fue real. Pocas cosas hay que te hagan sentir con tanta intensidad como una puñalada trapera; ni mayores tonterías como las que se hacen por amor o por ira. Yo he leído tu vida y te admiro hasta donde se debe admirar.

Anónimo dijo...

De mi vida apenas puedo decir mil palabras, pero dos de cada beso me sugieren de ella un poema. Quién sabe si beso prometiendo que ya la olvidé, que no hay nada: o la causa para llamarme cada cinco minutos cuando salgo de casa. Quién juzga si el amor, la pasión y la libertad de la que hablo sólo se mantiene con vida al usar a los demás, o si es cómo se debe amar. Sigo sin saber si soy real, si tengo firma, si sé lo que quiero; te he pedido ayuda, pero todo, a ese lado del espejo, se empaña en las palabras; que ni siquiera son la mitad de la historia, ni el tributo a mis amantes, ni una fábula de mi conciencia, ni un segundo plato servido frío. Sólo yo sé cuánto he amado y hasta dónde apostaría, mejor dicho, si apuesto o doy por amor. Si desde aquí contase su historia como mía, no creo que sugeriese nada diferente. Quizá quedamos fuera del ansiado equilibrio, porque son demasiadas cosas que compartir y superar en la pequeña vida para que no se pueda decir lo que se siente y hablarlo como personas adultas. La primera vez que dejó de hablarme, te juro, que sólo pedí que, si sabía con antelación que no iba a poder venir, no esperase hasta el último momento para avisarme; porque pude haberme ido a tomar un café con mi amigo. Ahora ya no podré lograr lo que es tan necesario, y no me refiero a ganar premio alguno. Aquí nadie ha ganado, porque las conclusiones están tomadas y ninguno hemos hablado como personas adultas. Y si alguien es tan simple que quiere mi derrota a toda costa que se contente con la rendición; esa que sólo llevará a un dolor que me apena. Y si alguien aún piensa que la mentira benefició a alguien más que a su propia persona ya está escribiendo poesía. Gracias por lo que dijiste; ahora despídete por mí.

Jose Zúñiga dijo...

¿Y por qué no te abres un blog, anónimo? Tienes muchas cosas que decir.

Leonardo dijo...

¡Vaya! ¡qué dados tiras aquí! Le sacas pares, fulles a la lengua. La has puesto a bailar en los cubiletes. La poesía también ha de ser un vicio no sé si depredador, mientras el mundo se sale de sus goznes.
"Juego mi vida,cambio mi vida, de todos modos la llevo perdida"
León de Greiff

PS: y a propósito de jugar con la lengua te recomiendo la última entrada del blog de Arturo Borra.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Eso es, Leonardo, a bailar, a cantar y a divertirse sin perder la cordura. O perdiéndola. Entiendo la poesía como algo de infinitos prismas, por qué quedase sólo en uno.
Y viene muy a cuento tu referencia a la entrada de Arturo Borra en sus poéticas en diáspora. Ayer leí los poemas de Juan Carlos Bustriazo y quedé traspuesto, tengo que volver e imprimir, porque es de lo que se siente necesidad de releer y degustar y hasta analizar (hoy he visto tu comentario, muy acertado sea dicho de paso). Eso es algo más que estrujar la lengua: es comérsela.
¿Voy a lanzarme por ahí? No lo sé, sencillo no es pero ya me gustaría. Y también te veo a ti en la onda, no?
Abrazo

Leonardo dijo...

Ya me gustaría, a ratos introduzco pequeños elementos de aires populares, dichos, cosas así, pero no va más allá. No poseo un lenguaje tan potente ni un imaginario tan rico. Pero sí creo que hay que tender hacia cierta hibridación de los lenguajes. La ubre es una sola, Bustriazo se amamanta en todos los pezones.
También pienso que hay ciertos lenguajes personales que son, a fin de cuentas, inimitables, por lo únicos y lo difícil es entrar a donde ellos entraron para hacer, cada quien, lo suyo, pero no por la misma puerta. No sé si me explico.
Pero sí, deslumbrante, impresionante, yo he hecho lo mismo, los he impreso, siente uno que hay algo ahí que no se puede hallar en ningún otro lugar. Un gran descubrimiento que le debemos a Arturo.
Abrazos pa ti