jueves, 7 de octubre de 2010

fragmentos / 3

.
Es que escribo pensando en que morimos. O en que vivimos, tanto da. Así estas letras van hacia la muerte, hacia el dolor y la agonía. Así, al verte, pienso en las mariposas clavadas en el marco de cualquier ornitólogo, y no es justo. Voy a apuntarme a un curso de aprender a escribir, para decirte lo mucho que te quiero en versos blancos y nunca más pensar que nos morimos.



(Sorry, repito la entrada que parece que no se ha actualizado. Gracias por el aviso)


32 comentarios:

Manolo Jiménez dijo...

Con todos mis respetos (hacia los cursos y los enseñantes): deberías hacer un curso pero siendo el profesor.

Abrazos.

Jose Zúñiga dijo...

Paloma Corrales dijo...
No lo necesitas. Puedes decirlo en versos blancos o absolutamente medidos y rimados, en prosa o puedes cantarlo. Así, eres tú, versátil y polifacético.

Creo haber dicho alguna vez, que el poeta no llega nunca a saber el porqué de su verso (tampoco el lector), se destapa casi solo, surge la necesidad de escribirlo, te domina y cautiva y, como tú decías ayer, el subconsciente tiene un papel protagonista; sí, sino la hace, dicta la poesía.

Beso.

Ps. empezamos a morir el mismo día que nacemos, pero eso ya lo sabes.

Jose Zúñiga dijo...

ufff43 -Luisa Navarrete dijo...

ufff andamos con los pies llenos de suelo y aún así con esas pobres ensartadas en alfileres vas tu y haces saltar corazoncillos

Besicos

7 de octubre de 2010 09:52

Jose Zúñiga dijo...

José Baena dijo...

Arrebatador y desolado, me salen. Un verdadero placer leerte.

7 de octubre de 2010 09:57

Jose Zúñiga dijo...

anabel dijo...


Esa sombra de la muerte que planea sobre nuestras cabezas desde la cuna.
¿Cuándo? Esa es la gran incógnita de la vida.
Este fragmento destila tristeza y amor, así me llega. Amor que quisieras eterno y tristeza porque sabes que morimos...

Un abrazo mestro.

7 de octubre de 2010 10:13

Amadeus dijo...

Muere en ruedo poético,
tal verso de ornitólogo;
aunque el diestro sea,
más bien entomólogo,
Y es que,
en poema blanco,
mariposa de pluma
sería ornitorrinco.
Y yo, salgo corriendo,
sin olvidar el abrazo.:-)

Pd adoro tus fragmentos.
Pd2 me translado solito :-)

Paloma Corrales dijo...

Que estaba actualizada, ainsssss, te lo hubiera dicho, que llegué la primera desde mi columna derecha, me muero y no te educo "hombre de poca fe".

Gata dijo...

Pues a mi aunque todo siempre te salga del corazón..es una de las cosas que más me ha gustado leerte.
Saludos

Leonel dijo...

Del Romancero Anónimo Español, leyéndote, me vinieron en mente estos versos
¡Ay, Muerte tan rigurosa, déjame vivir un día!
Quizá porque me he dejado influenciar por lo que ha escrito Paloma(inevitable su influencia), y con ella coincido cuando dice que tú puedes decirlo como mejor te parece porque lograras siempre decirlo a modo tuyo.
Un abrazo.
Leo
PD. gracias por la sugerencia, me gusto mucho y he cambiado.

Isolda dijo...

Parece que los ojos se nos van a los obituarios. No soporto las mariposas en manos de entomólogos.
Tenemos luz cada mañana, para escribir te quiero o cualquier cosa, la muerte llegará aun sin pensarla.
Besos de versos blancos.

jorge dijo...

Nunca entendi lo de las mariposas.

El curso lo tienes hecho.

Nunca pienso que me voy a morir, pero los pensamientos (¡cabrones!) vienen.

elisa...lichazul dijo...

la muerte es nuestra certesa incondicional
a ella es el último brindis

abrazo

elisa...lichazul dijo...

errtas

certesa...certeza

José Antonio Fernández dijo...

Muy buenos fragmentos. Quedan reflejados en ellos las necesidades y las carencias humanas, en fin poesía.
Un saludo.

María Socorro Luis dijo...

Acaso ser poeta, no es vivir y sentir la poesía tanto en el blanco como en el negro o en el azul., tanto en el amor como en el desamor, tanto en la muerte como en la vida?...

Pues eso... tú eres poeta.

Y te felicito, y te admiro y te quiero.

Noray dijo...

¡Qué empeño en morir
cuando sólo queremos vida!


Exquisitos tus fragmentos.



Un abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Gran piropo, Manolo. Pero no tengo vocación. Ni mucho que enseñar, aunque me esfuerzo.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Eso me está pasando amí, Paloma: adónde llega, por qué lo escribo, no lo sé. Pero siento que debo hacerlo.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Lo de las mariposas siempre me ha parecido una pequeña gran crueldad, Luisa.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Gracias, tocayo.

Jose Zúñiga dijo...

Así es, Anabel: tristeza y amor. La muerte importa menos porque es inexorable.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Gracias por esos versos que me han hecho sonreír, Amadeus.Y por tu comentario.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Ya te digo, Paloma, con la telemática no doy una a derechas. Bueno, a derechas con nada.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Es lo mejor que podrías decirme, Leo: a mi modo, eso es lo que se procura cuando uno se plantea escribir.
Abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Y yo encantado, Gata, muchas gracias.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Isolda: que no se apague la luz. Que sea blanca, como tus besos.
Y bs

Jose Zúñiga dijo...

... y en el último trago nos vamos, Elisa.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Ni yo, Jorge, me perece absurda afición.

Necesito aprender, pero no en cursos: en la vida. Así me va.

Carpe diem.

Jose Zúñiga dijo...

Tanto da, Elisa!!!

Jose Zúñiga dijo...

Poesía sencilla, cotidiana, cercana, eso persigo en estos fragmentos, José Antonio. Por eso me sale en prosa, supongo

Jose Zúñiga dijo...

Te voy a repetir letra a letra, Soco: tan poeta como tú, o eso quisiera, te felicito, y te admiro y nos queremos (esto se apartó un poco).
Bss.

Jose Zúñiga dijo...

Nada de muertes, Noray, pero tampoco vidas sin luz. Gracias por tus palabras.
Abrazo