martes, 5 de octubre de 2010

fragmentos

.
Tu orilla me recuerda el mar, la espuma tan lejana de las olas. Me sumerjo en el hueco de tus muslos y espero la marea. Una colonoscopia me devuelve a la vida como tremendo boca a boca. Es pura biología. No sé qué hacer, me han puesto un orinal entre las manos y añoro tus caricias.

40 comentarios:

Jesús Arroyo dijo...

Querido agitador:
Las tres primeras palabras ya son candado para encerrarte en el resto.
¡Bien!

anabel dijo...

Una prueba que deja desvalido, buscando una mano amiga que acariciar y que acaricie.
La primera frase es bellísima.

Un abrazo.

Amadeus dijo...

¿Un orinal con candado? Jesús merece la palma del surrealismo :-)
Y tú eres un maestro, que lo sepas.
Un abrazo.
Pd Gracias por el comentario en cuaderna via.

Leonel dijo...

Hay momentos en los que una mano, una caricia, son el bálsamo mejor de nuestras vidas, y se añoran, ay, si se añoran...
Un abrazo.
Leo

Begoña Leonardo dijo...

Ay!!! "Me sumerjo en el hueco de tus muslos" pero mira que eres travieso y eso que tienes un orinal entre las manos, puede haber algo más antierótico????...

Te abrazo fuerte y largo.

Manolo Jiménez dijo...

En estos casos de intrusión extrema mejor no pensar en nada.

Abrazos.

Anatxu dijo...

Caramba, caramba....este texto me deja sin comentarios.¡¡
Seguiré disfrutándolo y desmenuzándolo hasta que termine con él. Luego, si puedo, te lo comento.

Mientras la espera, puedes visitar nuestro bar o mis abrazos. Lo que más te apetezca.

chaito

Terly dijo...

Si me introduzco a ojos cerrados en tu poesía surrealista, no sé si puedo salir a nado entre blancas espumas marinas o entre azafranados y tibios orines.
Un placer leerte, querido Jose.
Abrazos.

jorge dijo...

Ante la perpectiva de tal invasion que mejor que recordar invasiones mas placenteras.

¿Y quien no querria sumergirse?

arguellesacero dijo...

Ay,ay. Este no me convence amigo Zú.

Jose Zúñiga dijo...

Yo diría que son la rendija de escape, Jesús. Aunque sean las primeras palabras, ahí me escapo.
Seguimos agitando, jeje.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

No se me ocurría mayor desvalimiento, Anabel. Y buscaba el contraste.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Pues no está mal lo del orinal con candado, Amadeus. En estos textos desenfadados (aunque no tanto) conviene apoyarse en cierto surrealismo.
Abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

La cadera es la orilla, Leo. La agresión es la pérdida.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

¿Y a mí que el orinal me trae tiernos recuerdos, Bego? Qué raro soy, en efecto.
Avhuchón.

Jose Zúñiga dijo...

O ponerse a escribir a modo de exorcismo, Manolo.
Abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Como apetecerme, ambas cosas Anatxu. Y la espera será larga, porque desmenuzar este texto es ardua labor.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Introducirse a fondo es peligroso, Terly; que el texto puede parecer (o ser) surrealista, pero nunca la realidad estuvo tan presente.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Ante tamaña perspectiva lo mejor es poner pies en polvorosa, Jorge, pero yo no sé. Mejor quedamos sumergidos.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Me preocuparía si alguna vez alguien me dijera que le convence todo lo que aquí pongo, arguellesacero. Ni un 1%, no se puede gustar a todos todos lo días. Ni se debe, creo.
Abrazo

ufff43 -Luisa Navarrete dijo...

prometo que te leí pero me dejaste (como a veces haces) perpleja y antes que me mandes a buscar la mecedora ya me senté en ella un ratico a mecerme

estoy en ello


Besicos

(si existe la posibilidad de huir sin duda es lo mejor )

Paloma Corrales dijo...

Sin embargo yo lo siento tan real... ¿puede haber algo que te devuelva más a la realidad que una colonoscopia y que ésta te regrese y te hable de ausencias?

Los contrastes son de primeros planos de corto.

Un beso camaleónico.

Jose Zúñiga dijo...

Cuidado con las mecedoras que a veces no duemen sino muerden, Luisa.
Hay sufrimiento aquí. Y superación.
Bss

Paloma Corrales dijo...

Ah, y se me olvida, no me gusta el significado de la palabra (demasiado escatológica), pero me encanta su sonoridad: co lo nos co pia, cuatro oes, es fantástica, me dan ganas de hacer un poema a lo Huidobro ;-P

Ya.

Jose Zúñiga dijo...

Ya digo, Paloma, que será o no surrealista la cosa, pero en todo caso con un fuerte sentido de algo real. Qué bien lo expresas así, con los planos cortos enfrentados en rápida sucesión.
El camaleón no duerme. Pero el próximo libro (que ya está en puertas) será férreo, lo juro. En los libros, ya sabes, soy menos juguetón.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

jeje, por algo está puesta, Paloma. No se te escapa una.

mjromero (alfaro) dijo...

Has llegado al hiperrealismo, al huaaa! del lector.
a mí, no, la verdad, estas cosas no me entusiasman me suenan a hospitales y me da cosa.
Un abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

No quiero llegar a ningún sitio, mj, quiero seguir andando, recorriendo pasillos por inhóspitos que sean. Uncluso hospitalarios. Ahora recuerdo tus dos habitaciones de hospital y aquella magnífica seri de hace un mes aprox.
Pero escoerto, las cosas estan dan cosa.
Bs

Noray dijo...

Menos mal que, a pesar de todo,
siempre nos queda el mar
y la orilla.



Un abrazo.

mis largos pies dijo...

con lo bonito que parecía el baño el principio... y luego qué ahogo. Me ha encantado.

mjromero (alfaro) dijo...

Claro, de eso se trata, llegas al hiperrealismo y sigues, no vas a detenerte en él, al menos por mucho tiempo.
tu poema es muy bueno, yo no puedo expresar todo lo que veo en el hospital cada vez que voy, qué más quisera poder llegar a ese realismo crudo y...,y algo más
Mis entradas del hospital las recogí allí, en el hospital.
Bueno que no me ha desagradado el poema en sí, si no más bien saber que eso es cierto y entonces me digo huajjj, que cósas hay que vivir.
de vez en cuando no viene mal ese realismo y crudo y sin edulcorar.Así es la vida.
abrazo grande.

Jose Zúñiga dijo...

Sólo faltaba, mj, nada de explicaciones. Me recordó tu serie de poemas y ya está. Mi texto es muy mío, eso sí. Mucho.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Sí, Noray; y no quiero pecar de agorero: también los ahogados.
Abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Como tuyo, largos pies, pero en desnatado.
Bss.

SIL dijo...

Es cuando está más cerca del Infierno, cuando la idea del Edén se hace presente.
Es una forma de sobrevivir.-

Me gustaron estos fragmentos.

BESOS

SIL

carmen jiménez dijo...

No hay mejor sedación que sumergirse "en el hueco de tus muslos..." para esperar la marea.
A mi lo del orinal (he leído los distintos comentarios) me parece un crak de los buenos. Hace que uno se despierte del sueño y añore de verdad esa otra orilla, esas caricias....
Chapó.
Voy a por el segundo frgmento. Es que yo suelo ir siempre un paso por detrás. Sorry.

Jose Zúñiga dijo...

Siempre estamos más allá del Edén, Sil.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Por ahí van los tiros, Carmen.
Bs

Mayde Molina dijo...

Increible, pensar que una "colonoscopia", te esté llevando a la orilla y a la espuma y a pensarla a ella de ese modo.

Besos

Jose Zúñiga dijo...

Cosas que se me pasan por la cabeza, Mayde. Y así las viero a la pantalla.
Bss