martes, 12 de octubre de 2010

fragmentos / 8

.
Que esto es un largo curso, un largo río, que esto es un doctorado en penitencias: esto es el seminario. Teologías, castidades poblando todo un mundo de pesadillas tuyas, nuestras. Pero recemos juntos: reconforta y excita las pasiones, la pasión revelada, nuestros cilicios, nuestro deseo, amor, nuestros azotes. Luego vendrán las luces del vacío a cerrarnos los ojos.



30 comentarios:

María Socorro Luis dijo...

Ay, Jose...Estas cavilaciones tuyas, estos monólogos interiores, exteriores, extraradios... me desbordan, me desorientan (necesito más de ocho cardinales), me alucinan...

Que eres grande... Ta muxu.

MarianGardi dijo...

Reflexionemos juntos.
Un beso cardinali...

ufff43 -Luisa Navarrete dijo...

Como la vida misma.... mira que los rezos me van a gustar.... cosas de la fragmentación zuñiguiana

Las luces que no vengan .... al menos esas

Ps Ya voy por dos días redondos empiezo a preocuparme

Jose Zúñiga dijo...

Eso es bueno, Soco. A veces el desahogo no es monocorde. Y puede que yo esté tan desorientado como tú. Eso es bueno también. Anclarse nunca.
Disfruta de tus crepes y tu gintonic.
Muxus ta muxus.

Jose Zúñiga dijo...

Mejor recgemos fragmentos por aquí y poe allá, Marian. Falta me hace.
Bso episcopal.

Jose Zúñiga dijo...

Duerme, Luisa. Que te vas a desfragmentar de veras.
Bss

Paloma Corrales dijo...

Te adentras en lo insondable: ensimismado, abismado e irreverente. Con una única trayectoria; vertical y profunda. Llega un punto en que la única opción es leerte con respetuoso silencio. Y pensar.

Un beso.

Leonel dijo...

Los caminos largos invitan a meditar, como hace la vida misma, un seminario interior, a veces complicado, pero que vale la pena seguir, como vale absolutamente la pena leerte y, estos fragmentos, me tienen enganchado.
A propósito de luces del vacío, cuando llegan siempre dejan ciegos por algunos segundos, después nos iluminan.
Un abrazo, José.
Leo

Amadeus dijo...

Oremus… Venus exaudi preces nostras, per omnia saecula saeculorum.:-)
Un abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Vertical, Paloma. Sin duda irreverente. Es lo que hay, no queda otra.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Este seminario es árido, Leo, tampoco se trata de plegarse al blog pòr mucho que me guste jugar.
El fulgor deslumbra, sí. Mis fulgores matan.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Mucho me parece, venerable Amadeus. Por los siglos de los siglos, casi nada. Eso es rezar y lo demás es cuento, jeje.
Abrazo.

mis largos pies dijo...

bueno, bueno, qué venturas, no te dejas nada Zuñiga. Besos.

Jose Zúñiga dijo...

Se va a quedar mucho en el tintero, largos pies, ya te digo.
Bss

mjromero (alfaro) dijo...

¿rezar?
¿no nos bastará con meditar?
qué simpático este fragmento, por el rezo, me hace pensar en una niña de uniforme en la capilla arrodillada y con ataques de risa. Y luego vinieron las luces a iluminar los vacíos.
Un abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Ay, mj, hay tantas formas de rezar. Yo de rodillas no me hinco; tampoco gusto de uniformes. Pero flegelarme,¡no lo sabes bien!
Bs

anabel dijo...

Fragmentos que van dejando el pecho al descubierto y a mí me dejan con el deseo de seguir leyendo, de que no acaben. Son como un acicate que nos empuja a reflexionar a no dejarnos cerrar los ojos.

Un abrazo.

Jesús Arroyo dijo...

Un confesionario,
ambos dentro...

José Antonio Fernández dijo...

Me quedo con la frase final, ese vacío. Da vértigo.
Un saludo.

La Solateras dijo...

¡Genial este fragmento! Cargado de ironía y un puntito de maldad.

Un beso

Manolo Jiménez dijo...

Los cilicios, por voluntarios, son una total falta de fe en uno mismo.

Creo que a ti te sobran todos.

Abrazos.

Isolda dijo...

La que has desatado con este octavo fragmento! Como mínimo un río de emociones en muchos de nosotros. Es tan cierto lo que dices. A fin de cuentas, lo real, la vida misma es lo que se impone, como demuestran tus letras. Tiempo habrá para el vacío...
Besos aquí y ahora.

Jose Zúñiga dijo...

Al descubierto queda, Anabel, no lo sabes tú bien.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Qué morbo más morbo, Jesús.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

¿Será el famoso túnel, José Antonio?
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Sin la ironía qué sería de nosotros, Ana. Me despojo demasiado, con algo hay que vestise.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Desde luego, Manolo, esa metáfora no pienso hacerla realidad.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Creo que esas emociones han de ser parecidas a las que yo siento al escribir estos fragmentos, Isolda.
Gracias por la atención que prestas a esta serie, es importante para mí.
Bss

jorge dijo...

Cuando empezamos a sospechar que hemos sobrepasado la mitad del curso y sabemos seguro que el doctorado nos lo merecemos de sobras...

¡Fuera castidades! Que pecar es la mejor manera de acercarse a esas luces que intentamos mantener alejadas.

Sin cilicios, pero juntos.

SIL dijo...

Y, luego... quizás, alguna forma de cielo, Poeta.

Beso grande

SIL