domingo, 31 de octubre de 2010

(lo que queda). José Zorrilla

.
Doña Inés.


Fantasmas, desvaneceos;
su fe nos salva ...; volveos
a vuestros sepulcros, pues.
La voluntad de Dios es;
de mi alma con la amargura
purifiqué un alma impura,
y Dios concedió a mi afán
la salvación de Don Juan
al pie de la sepultura.

Don Juan.

¡Inés de mi corazón!

Doña Inés.

Yo mi alma he dado por ti,
y Dios te otorga por mí
tu dudosa salvación.
Misterio que es comprensión
no cabe de criatura,
y sólo en vida más pura
los justos comprenderán
que el amor salvó a don Juan
al pie de la sepultura.

Cesad, cantos funerales,
                                               (Cesa la música y salmodia)
callad, mortuorias campanas;
                                                (Dejan de tocar a muerto)
ocupad, sombras livianas,
vuestras urnas sepulcrales;
                                               (Vuelven los esqueletos a sus tumbas, que se cierran)
volved a los pedestales,
animadas esculturas;
                                               (Vuelven las estatuas a sus lugares)
y las celestes venturas
en que los justos están
empiecen para don Juan
en las mismas sepulturas.

(Las flores se abren y dan paso a varios angelitos, que rodean a doña Inés y a don Juan, derramando sobre ellos flores y perfumes, y al son de una música dulce y lejana se ilumina el teatro con luz de aurora. Doña Inés cae sobre un lecho de flores, que quedará a la vista, en lugar de su tumba, que desaparece).

ESCENA ÚLTIMA

Don Juan.

¡Clemente Dios, gloria a Ti!
Mañana a los sevillanos
aterrará el creer que a manos
de mis víctimas caí.
Mas es justo, quede aquí
al universo notorio
que, pues me abre el purgatorio
un punto de penitencia,
es el Dios de la clemencia
el Dios de don Juan Tenorio.

(Cae don Juan a los pies de doña Inés, y mueren ambos. De sus bocas salen sus almas, representadas en dos brillantes llamas, que se pierden en el espacio al son de la música. Cae el telón).

18 comentarios:

Leonel dijo...

Ah, José, que recuerdos me has traído, tenía trece años cuando descubrí la pasiòn por el teatro. La primera obra que representamos en la escuela y en la cual fui protagonista fue Don Juan Tenorio:
"Por dondequiera que fui,
la razón atropellé,
la virtud escarnecí,
a la justicia burlé..."
Gracias por recordarlo.
Un abrazo.
Leo

Noray dijo...

¡Bravo!

El Tenorio siempre me recuerda a una época, ya demasiado lejana, cuando Tejero estaba empeñado en jodernos la vida, en la estudiaba Arte Dramático. Desde entonces, cada vez que la leo o la disfruto, como lo hice anoche, siempre encuentro algún matiz nuevo.


¡Donde esté un buen Don Juan que se quiten veinte Halloween!




Un abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Cuánto me alegro, Leo. Yo estuve durante muchos años representando el Don Juan por estas fechas (era aquí tradición que se está perdiendo) con un grupo de amigos. Y nos lo tomábamos muy en serio. Me lo sé de carrerilla (mi papel y algún otro).
Siempre queremos ser Don Juán, aunque yo he hecho también de Don Luis y hasta de Ciuti.
"Yo a los palacios subí,
yo a las cabañas baje..."
Abrazote, colega de las tablas.

Jose Zúñiga dijo...

Bravo por ti, Noray, maldito Halloween. Yo haré mañana una lectura (cena del comendador incluida), pero no completa, jeje. El Tenorio es mucho Tenorio por muchos ripios que tenga.
Abrazo

Jesús Arroyo dijo...

Me has traido aroma a castaña.
Si, si, a castaña, chimenea, manta sobre las piernas y en la televisión (entonces no se podía ir al teatro) "El Tenorio".
Abrazotes.
¿Cómo va lo del 20?

Jose Zúñiga dijo...

Aromas de otros tiempos, Jesús.

Lo de 20-N va viento en popa, aunque el disco aún lo están cociendo espero llegar a tiempo. Mañana os mando una convocatoria formal, jeje.

Abrazo

Rafael dijo...

Pues sí que coincidmos, claro que coincidir con el Tenorio el día de Todos los Santos no es tan extraño. El caso es que ayer una amiga del facebook colgaba un retrato de María Guerrero como doña Inés y lo acompañaba con el fragmento aquél de "uno para enamarorlas, otro para conseguirlas, etc." y no pude resistir la tentación de darle una réplica que aquí te adjunto:

Daréis gracias al Cielo
si mujer encontráis
que el daño que habéis hecho
os quiera perdonar.
Si tal bondad halláis
...los ojos llorarán,
la boca temblará
presa de una emoción
que nada igualará.
El amor de una mujer
es gracia que Dios regala
y tan sólo un malvado
ese don despreciará.
Una mano descansa en vuestra mano,
un corazón que late junto a vos,
los ojos que se fijan en los vuestros.
Habéis de ser leal como un hermano,
entregado como el dios del amor,
humilde esclavo frente a su señor.

Abrazos.

Jose Zúñiga dijo...

Quedo "de rodillas y a tus pies", Rafael.
Abrazo

La Solateras dijo...

En realidad Halloween, aunque nos moleste a algunes, no deja de ser la misma celebración que nuestro homenaje a los difuntos, solo que a la manera americana que es más festiva, sí, pero mucho más hortera. Y la tradicional representación de D. Juan en estas fechas entra dentro del mismo planteamiento.

¿Quién eras tú: D. Juan, D. Luis, D. Gonzalo de Ulloa?

Un abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Claro, Ana, cada cual a su estilo, pero para qué importar con el deficit que hay en la balanza de pagos. Puestos a importar, prefiero el Día de Muertos mexicano, que es como más tremebundo.
Mi papel era Don Juan, al principio; después fuimos incorporando más escenas y más gente y rotábamos papeles. Podía ser Tenorio en un acto y Mejias en el otro. De Comendador me tocó una vez, ese papel me lo sé peor.
Bs

Paloma Corrales dijo...

Anoche cuando te leí, También recordé.

Beso.

jorge dijo...

¡Ni por esas!

A mi en la tumba ya no me salvan ni tres ineses (nota mental: no tengo ninguna ines).

Del tenorio solo representabamos escenas sueltas en el cole.
No suelo celebrar los dias colectivos.

Jose Zúñiga dijo...

¿Con la escena de la carta o la del sofá? "No es verdad, Paloma mía..."

Jose Zúñiga dijo...

Eso de los días colectivos suena fatal, Jorge. Y no peques tanto.
Abrazo

jorge dijo...

¡A buenas horas!

Despues de mi estancia en Sydney durante los Juegos del 2000 ya se que al cielo no llego.

Como mucho y si hay muuuuuuy buena voluntat a un par de centenares de años de purgatorio.

...pero que me quiten lo bailado.

Montxu dijo...

Me he divertido tanto o más con los comentarios que con el post..Si es que hay tantos mundos....

Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

¿Y qué peor que el purgatorio, Jorge? Ni chicha ni limoná, no te va.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Es que ya se sabe, Montxu: cada persona es un mundo.
Abrazo