domingo, 10 de octubre de 2010

fragmentos / 6

.
Fauces. En el estanque ausente de la dueña, estampas. Estampas. Ruiseñores en el estanque solos están como señora. Bancos escurridizos. Sauces. Paloma y bancos. Dormidos. El otoño. Una estampa. Una estampa. El otoño. Fauces. Fauces. Fauces.



36 comentarios:

ana sáenz dijo...

bella estampa de un otoño recién entrando su estación

un beso

ufff43 -Luisa Navarrete dijo...

sin remedio con fauces o sin ellas me declaro fragmento-adicta

yo de esto , ya sabes nada sé

Besicos

mjromero (alfaro) dijo...

Es como una postal, cada fragmento dispara la imaginación, la mía, imagino el estanque, los ruiseñores,el tiempo y a la salida temo ser devorada por estas fauces.Me daré la vuelta a la anterior postal.
un abrazo.

Rosa María dijo...

Fauces, fauces... No comprendo las ganas de engullir las hojas caídas del otoño, donde el viento barre calles, cabezas y reflexiones.
Un biquiño

Paloma Corrales dijo...

Velos inabarcables. Pliegues del alma. Cicatrices. Agua. Tierra. Tiempo. Y pájaros. Siempre los pájaros. Una bestia se esconde. Inmutable. Sangrienta. No hay lugar ni reposo. Sólo un trasmundo; el otoño.

(Yo quería escribir un comentario)

lemaki dijo...

Boca llena de palabras, sin posibilidad de roce. Palabras, sin música que sale de su boca. Nostalgia de aquella boca.

Bueno como lees solo quiero imaginar... yo tampoco "nada sé" je,je.

Un saludo

SIL dijo...

Espero que sobrevivas...

Besote


SIL

jorge dijo...

¿Quien se atreveria a meter la cabeza?

O la mano, como Gregory ante Audrey.

Y las hojas caen. y el banco se convierte en incomodo.

Ella no ha venido.

Leonel dijo...

Fauces, estanques, sauces, otoños, todas estas fuentes donde surgen salivas, llantos, lluvias...tristezas, quizás también tus palabras cuando duelen.
Un abrazo.
Leo

Alma Mateos Taborda dijo...

Una maravillosa riqueza de imágenes para ver el paisaje y percibir sentintimientos. Muy bello! Un abrazo.
Te invito a unirte a Alas azules.

Amadeus dijo...

Je leído esto, varias veces, y no sé qué pensar, lo que es cierto, es que, me conmueve hasta el fondo de no sé dónde, y aquí estoy, incapaz de un comentario.
Algo sé, he escrito una entrada –en francés- inspirada de esta entrada.
Un abrazo.

Rafael dijo...

Estanques, sauces, palomas, ruiseñores... la estampa me recuerda a Juan Ramón Jiménez, algo de Machado, Rubén Darío; pero esas fauces con que empieza y acaba, dando la imagen de que, efectivamente, lo devoran todo lo cambia completamente. Lo dota de una pluralidad de sentidos. El sentimiento al leerlo ya no es de melancolía, sino de miedo o angustia; el mundo suavemente doloroso en el que descansan los modernistas es, gracias a esas fauces, un mero espejismo que no oculta la sordidez de lo que lo rodea y constituye el mundo real.
Desde una perspectiva estética, esas fauces me dicen que siempre hay que ir más allá, que tras construir cualquier paradigma hemos de comenzar a buscar lo que lo supere. Las fauces desconocidas devoran toda la poesía modernista. Es tarea de Sísifo la del artista. A diferencia de lo que sucede en la Ciencia, en el Arte no hay verdadero progreso.
Me ha gustado mucho este fragmento. Me dice mucho. Abrazos.

Laura Caro dijo...

Esta estampa del otoño estremece. Los otoños y las primaveras devoran tantas soledades de palomas muertas y bancos mojados...
Un abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Otoño debe ser, Ana, pero esas fauces me dejan tiritando.
Bs

Manolo Jiménez dijo...

Fauces del otoño, que se dan en cualquier estación.

Bello, muy bello.

Abrazos.

Jose Zúñiga dijo...

No sé que no sabes, Luisa, pero hay adicciones benéficas, jeje.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Si tu imaginación se dispara, mj, va a salir de aquí un montón de postales con nombre de Alfaro. Igual que el corrido, ya acabado pero sin grabar. ¿O lo olvidaste?
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Aromas de hojas muertas Rosa María, de Ives Montand, de castañas asada. Pero esas fauces son insaciables.
Bs

Isolda dijo...

Me asusta tu fragmento. Ya de por sí el otoño se convierte en melancolía pura, pero esas fauces... corren por dentro. Eso que Paloma ha descrito de maravilla: piegues del alma y cicatrices.
Besos, hoy temerosos.

Jose Zúñiga dijo...

Curso insondable. Corrientes abisales. Oscuridad en calma. Almas en pena. Viento. Viento solano. Furia. Todos los elementos en esas paralelas. Coordenadas. Alcobas sin paredes ni retorno. Alcobas paralelas. Dónde. Dónde la bestia alada. Ay, Paloma, comentas el trasfondo.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Boca que nada dice nada sabe, Lemaki. Música. También en el silencio. Beso.

Jose Zúñiga dijo...

Prefiero vivir a sobrevivir, amiga Sil.
Bs

mis largos pies dijo...

Ay, Zuñiga, qué cosas nos pasan!
Besos.

Jose Zúñiga dijo...

Yo spy de los que me meto en la boca del lobo, Jorge. Aunque estas fauces son voraces. Y los bandos se aburren de estar solos.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Son palabras que, ahora, suenan lánguidas, Leo. Y me han venido a la mente los versos de Verlaine:

"Les sanglots longs des violons de l'automne
blessent mon cœur d'une langueur monotone."

Pero las fauces, esas sí que duelen.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Sobr teodo sentimientos, Alma.
Acepté gustoso tu invitación.
bs

Jose Zúñiga dijo...

El modernismo está hoy de capa caída, Rafael, pero soy de los que piensa que aportó mucho a la poesía. No era consciente al escribir esto de tales influencias, pero indudablemente las hay.
Busco en estos fragmento expresar algo que tengo que sacar de dentro y no sé cómo. Por eso salen como salen.
Y gracias, una vez más..
Abrazo

María Socorro Luis dijo...

Yo por dejar algo, dejo unas gotas de silencio. No encuentro palabras para comentar con algo de coherencia...Lamento mi ignorancia.

Jose Zúñiga dijo...

Ese sentimiento que me transmites es un poco el que me embarga a mí al escribir, Amadeus. Aunque tus palabras van más allá, y el poema que he leído es magnífico.
Abrazo

"Les feuilles mortes se ramassent à la pelle.
tu vois, je n'ai pas oublié...
les feuilles mortes se ramassent à la pelle,
les souvenirs et les regrets aussi
et le vent du nord les emporte
dans la nuit froide de l'oubli.
tu vois, je n'ai pas oublié
la chanson que tu me chantais".

Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Te he dejado muda, Soco. Me prgunto por qué.

Muxus

Jose Zúñiga dijo...

En verdad nos pasan, Bea. Y más por la cabeza.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

No temas, Isolda. Navega por las corrientes internas de las cicatrices y dejate llevar.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

¿Por qué será que nos gusta más el blanco sudario del invierno, Laura?

Jose Zúñiga dijo...

Las fauces que no cesan, Manolo.
Abrazo

paparruca dijo...

No voy a decir que esta no te ha quedado bien. Es más, me gustaría decirte que te ha quedado muy bien.

Jose Zúñiga dijo...

Dicho queda, paparruca.