lunes, 11 de octubre de 2010

fragmentos / 7

.
Ella vino. Antes nada. Gargarismos y amígdalas en plena selva, en la morada extrema de los reptiles parapléjicos. Sumamente alarmado escalé los ocho puntos cardinales, trepé por las llanuras hacia el limo, arranqué rocas con mis uñas, encontré formas suyas en cursos intensivos de espeleología. Ella vino, me vio. Fue todo, donde antes era nada.


30 comentarios:

Anatxu dijo...

Fue todo,donde antes no era nada....

Me fragmentas con tus letras. Pero creo que eso ya lo sabes.
Gracias

Jose Zúñiga dijo...

No lo sabía, Anatxu, pero no haya pena: te recompondré, nos recompondremos.
Bss

ufff43 -Luisa Navarrete dijo...

Este todo me gusta ;)

pero que ese todo no pare la corriente fragmentadora que mola

Besicos

umm pasate por el mío que hay una nueva pinturica

Paloma Corrales dijo...

Me gustan los siete fragmentos (ya lo sabes), que bien podías haberlos llamado "revelaciones interiores" esa es la percepción al leerlos, y éste me gusta especialmente, es como una breve y moderna epopeya.

Me gustan los ocho puntos cardinales, son muy adecuados para mi sentido de la orientación ;-)

Beso.

Jose Zúñiga dijo...

Alguna fragmentación positiva tennía que surgir, Luisa, a pesar de todos lo pesares el geiser brotó en amor hoy.
De momento, no va a parar, aunque pueda cansar a alguien. Ya volverán los estrofados.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Cuida ese sentido, Paloma, que con ocho puntos es difícil de controlar. O no. Descontrola el rumbo, es bueno a veces.
Estos siete fragmentos pueden sonar a las siete últimas palabras, pero no lo son: hay más. Sí, revelaciones. A mí mismo me revelo ocultaos pero vívidas sensaciones, no podía hacerlo de otra forma. Y procuro no ser críptico, aunque pueda parecer lo contrario.
Bss

Juanjo Almeda dijo...

Me gusta, sobre todo por su forma:
Ese inicio, la odisea casi encarnizada, y, ese final.
Abrazos.

Leonel dijo...

Pues me alegra, José, que los sollozos de los violines otoñales que te dañaban con languidez monótona, aquí hayan desaparecido. Ella vino, y ya lo dices, hubo todo donde antes era nada.
Maravilloso.
Un abrazo.
Leo

SIL dijo...

Valió la pena la cruzada,
ella fue todo, donde no era nada.

Estos fragmentos son coleccionables.

Besote


SIL

Jose Zúñiga dijo...

Encarnizada es la lucha, Juanjo, tan desnortado yo.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Veo que te gustaron los versos de Verlaine, Leo, esos con los que se inició el desembarco en Normandía.
Menos violines, sí, pero cuánto desgarro hasta ese todo.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Pues tengo algún cromo más, Sil, yo los guardo y si me falta alguno ya haré trueque para completar la colección.
Bs

jorge dijo...

Esos cursos -y no otros- son los que me gustaria seguir.

Siempre consiguen que sea todo, les sobra con una sonrisa, una mirada.

Jose Zúñiga dijo...

Yo también los prefiero, Jorge, aunque tampoco está mal seguir el curso de los ríos.
Abrazo

Amadeus dijo...

Más de cuatro cardinales,
de rumbos colaterales
podría ser rosa de vientos.
En el círculo del horizonte,
la flor de lis es el norte.
Un abrazo.

Je me souviens
Des jours anciens
Et je pleure,
Et je m'en vais
Au vent mauvais
Qui m'emporte
Deçà, delà
Pareil à la
Feuille morte.

Jose Zúñiga dijo...

Daños colaterales esos vientos de rosa, Amedeus,lo cardinal se impone.
Ah, les feuilles morts, ayrr transcribí parte en un comentario, creo que a Lemaki. Tu poema me trae de nuevo la canción en versión de Uves Montand, que es la que prefiero.
Abrazo

Manolo Jiménez dijo...

No todo el mundo tiene la suerte de llenar esa nada de la que hablas.

Son exquisitos los fragmentos.

Abrazos.

La Solateras dijo...

escalé los ocho puntos cardinales, trepé por las llanuras hacia el limo
muy sugerente, con hermosas connotaciones eróticas.

Besos

Jose Zúñiga dijo...

Así lo creo, Manolo. No obstante, quién asegura que no vuelva el vacío.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Las tiene, Ana, creo que sí. Cuando escribes no lo piensas hasta que alguien lo resalta. Tú lo has hecho hoy.
Bs

paparruca dijo...

Ay...

Terly dijo...

Gran experiencia la de vivir el todo nacido de la nada.
Un fuerte abrazo

lemaki dijo...

(siempre éstas cuando se te necesita... no sé porqué pero creo que debes ser un estupendo amigo, del que tirar o apoyarse en todo momento. Gracias por tus siempre amables y agradables comentarios. Me gustan mucho... esto entre paréntesis para que no se vea mucho).

Si recorriste los ocho rumbos intermedios (Estenoreste, Estesureste, Sursureste, Sursuroeste, Oestesuroeste, Oestenoroeste, Nortenoroeste, Nornoreste) la registraste con mucho cuidado... je,je.

Quien verá, llanura mía,
volver tantos hijos padres,
a estos campos de alta luz
y sol grande,
a estas tierras rasas, anchas,
de ocho puntos cardinales.

Eladio Cabañero

Me gustaron mucho tus versos, gateando y atinando con las palabras precisas para escribir sobre un posible encuentro?? (bueno ya me conoces...todo lo dirijo o mejor, lo enfoco desde mi perspectiva favorita...).

saludos.

Jose Zúñiga dijo...

Ay!, paparruca

Jose Zúñiga dijo...

Yo no sé si estoy o no estoy, Lemaki, pero si en algo te hace bien me alegro. Lo cierto es que tú siempre atinas con los versos precisas.
No es mala perspectiva la tuya.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

De la nada nacemos (¿o no?) y al ala nada volvemos, Terly (eso es sguro). En el ínterin puede estar todo, casi todo, algo, nada de nada. Un lío.
Abrazo

virgi dijo...

Pues ya es algo, incluso promete.
Descansa, porfi, esas escaladas son peligrosas sin preparación.

Besitos

Jose Zúñiga dijo...

No me lo pidas, Virgi, no es bueno descansar si no terminas.
Bss

Isolda dijo...

Después de tan titánico esfuerzo, no me extraña que ella llegara, te viera y...¿venciera? No me hagas caso, variaciones sobre tus letras.
Besos por los sueños que sueñas.

Jose Zúñiga dijo...

Me gustan las variaciones, Isolda. Si no, no hay fragmento que valga.
Bss