viernes, 8 de octubre de 2010

fragmentos / 4

.
Ha amanecido y miro hacia otro lado por no ver que la cama está vacía, que se enredan las sogas en mi mano derecha, que crece una salvaje mirada entre las sábanas, que nos vamos, amor, uno del otro... Llamas al ascensor, subes al coche. Comeremos verduras desnatadas y aquí ya empieza a atardecer y miro hacia otro lado por no ver que la cama está vacía que se enredan las sogas en mi mano derecha que crece una mirada salvaje entre las sábanas y ya se hace de noche, y ya es muy tarde.



39 comentarios:

ufff43 -Luisa Navarrete dijo...

se me ha metido ese vacío y duele


eres asombroso


Besicos

Paloma Corrales dijo...

No dejes que te miren las sábanas, que si son blancas y frías sólo saben de silencio, ni que las sogas te enreden; querrán cancelar tu vida igual que las verduras desnatadas. No te quedes en un tiempo enmohecido.

Beso.

trovador errante dijo...

Jose, que buenos estos fragmentos, que buena la realidad, la que sea...hay que aferrarse a ella, "como a un amante que vuelve"...cuando ya no nos duele de verdad casi nada, el dolor nos da la vida...en ese extremo, polar y frío que es la vida...la misma que nos hace buscar candela y agarrarla con desesperación...

Un abrazo muy fuerte amigo mío, que pones palabras a lugares comunes, a encuentros, a vida...o muerte... que viene a ser lo mismo...

Leonel dijo...

Yo continùo a emocionarme mientras te leo, aunque después me quede con el nudo en la garganta que me llevo desde hace tres días.
Un abrazo .
Leo

Juanjo Almeda dijo...

Pienso que la poesía no sería auténtica, si sólo se escribiera en versos blancos. La tuya no tiene ese color.
Abrazos.

virgi dijo...

Tu mundo me gusta, Zúñiga, aunque mires hacia otro lado.
(lo de las sábanas es lo de menos, son las metáforas del amor, que al final tampoco es la realidad...¡ay!)

Carmela Rey dijo...

Cruda realidad la que has plasmado en ese escrito. Es una congoja, una desdicha esa cama vacia, pero amigo...no dejes que te atrape y deshazte de ese tiempo de vacio.
Un abrazo. Me ha encantado leerte.

Amelia Díaz dijo...

Cómo se mete dentro, Jose...ufff...eso demuestra lo enorme poeta que eres.

Y dejemos de lado las verduras desnatadas...eso no puede ser bueno...

Besos enormes!!!

mis largos pies dijo...

Me encanta. Me necantas muchas veces, pero está más, que se enreden las sogas dos veces, o todas la ves, que no pueda estar la cama vacía sin soga. Besos.

Isolda dijo...

Inquietante retórica la tuya, pero hermosa. Sólo que un día cuando amanezca, nadie llamará al ascensor y seguro que no existen las verduras desnatadas y las sogas serán brazos que te aten a las sábanas blancas y atardecerá y se hará de noche y...
Besos despiertos.

Manolo Jiménez dijo...

y nos vamos, amor, uno del otro

cuando reina esa sensación todo son sogas y espinas. Y verduras desnatadas.

Abrazos.

jorge dijo...

La verdad verdadera es que leerte remueve mis entrañas (tan bien ordenaditas que las tenia yo a mi edad).

Esas miradas, que no se quieren, pero son irreversible.

Y pesan.

Todo el dia, pesan.

Voltios dijo...

maestro te veo algo cambiado, o es sólo en la manera de escribir?

SIL dijo...

Y no he podido evitar enredarme en esas sogas y ya se hace de noche, y ya es muy tarde...

Besos, Poetazo

SIL

paparruca dijo...

Sigo con intriga esta serie extraña y coherente a un tiempo.

jorge dijo...

Veo que paparruca anda lanzada.

Eso o es que alguien escribe desde otro ordenador.

Jose Zúñiga dijo...

Y más que andará, Jorge, ya verás.

Jose Zúñiga dijo...

Aunque añado: esta prota cofunde a los lectores. La voy a regañar y, de momento, haré que me pase sus comentarios.

Jose Zúñiga dijo...

Todo es metáfora en estos fragmentos, Virgi. Una metáfora de la vida tal cual.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Ahuyentaré fantasmas, Carmela, en realidad eso es lo que estoy haciendo al escribir retazos de vida.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

En poesía se puede (y se debe) inventar, Juanjo. Mentir, nunca. Soy radical respecto a la autenticidad.
Abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Espero acabar pronto estas entregas que no sé por dónde van, Leo. No te anudes la garganta, es la vida misma la que duele.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Tú los has dicho, Kike: los lugares comunes. A veces sobran las grandilocuencias. Y sí, a veces digo que sólo vio gracias a mi cansancio. Si descanso muero.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Es que da como yuyu, Paloma: parecen fantasmas. O ajusticiados, que es peor.
Rascaremos el moho.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Es la rutina lo que duele, Luisa, lo ligth, lo correcto.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

No es bueno, Ame, ningún desnatado es bueno. Las verduras, menos.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Es que somos muy de redes, largos pies.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Creo que no es retórica, Isolda, puro desasosiego existencial. Hay días y días.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Tal cual, Manolo, irse de alguien es como matarlo.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Pues qué quieres que te diga, Jorge: me encanta lograr remover tus entrañas. Creo que voy por el buen camino.
Y ya ves que yo también tengo mi Hope, aunque es más aburrido que el tuyo.
Abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Ni lo uno ni lo otro, volti: es que la voz poética se ha desmandado.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Y te has soltado tremendos sonetos, Sil.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Deberías ser más discreta, paparruca.
Bs

lemaki dijo...

“Tú y yo por la vida y por la muerte”.
Quién retuerce el cáñamo para tejer la hora de un pasado ilusorio.
Rumor que se aproxima, eco en suave curva donde la realidad es fuga.
Quién envía señales de humo, palomas mensajeras,
ramas sobre el agua, almizcle en pos del viento presagiando caminos de regreso y así aniquila
el tráfago irrevocable del olvido.

Flor Alba Uribe

Escribes tan bien y todas y también todos, nos/se ven identificados en tus versos... dime, ¿quien no ha sentido el aumento de la mirada desesperada entre los objetos que nos recuerdan a la otra persona? tu puedes mirar a las sábanas (eres privilegiado), yo solo al móvil.

Me gustaron mucho, como siempre, ya lo sabes.

Un abrazo.

La Solateras dijo...

Si algo tiene de bueno la blogosfera son estos encuentros. Te agradezco enormemente tu visita a mi blog, sobre todo porque me ha traido hasta aquí para descubrir tus magníficos poemas. Me encantará conocerte en LIBERTAD, 8 el próximo viernes.

Un abrazo

Marisa Peña dijo...

Es magnífico, ese tempo, esa cadencia que consigues transmitir.Y como muy bien apunta Luisa, se nos mete el vacío, y duele.
Besazos, artista

Jose Zúñiga dijo...

Algo así, Lemaki, algo así. Si consigo identificar al lector con mis palabras, sea cual sea el sentido de esa identificación (que cada cual tiene el suyo), consigo mucho: compartir lo para mí inefable, hacer vivr lo que no vivía más que en mí.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Pongamos un tempo de adagio, Marisa, tal vez un largo; aunque duela, no llega a marcha fúnebre aún. Tal vez, contra el canon, acabe en allegro. Con coda. Tal ve en un calderón de silencio. Y si el auditorio tose, pues que tosa. Escribir, enlazar palabra y sinrazón.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

La blogosfera y el Libertad 8, que fue el mundo real quien de ti me habó, Solateras. Y me he alegrado mucho de encontrarte.
Bss