martes, 16 de marzo de 2010

Me rindo

He aguantado una semana, pero un blog sin comentarios es como un jardín sin flores. Así que me rindo, a ver qué pasa a hora.

16 comentarios:

Rafael dijo...

Ya tenía yo ganas de que recuperaras los comentarios, ya las tenía... ¿Se pueden comentar los anteriores?
Un abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Claro!
Ahora a por nuevos poemas, jeje...

ZenyZero dijo...

Ahhhhh, osea que no era cosa mía... menos mal. Con lo manazas que soy, pensé que ya había roto algo.

Aquí estaremos.
Chuff!!

alfaro dijo...

Pues nada, aquí estamos, con flores.
Suelo leerte auqnue no deje nada escrito.

ana sáenz dijo...

pues dejaremos flores y besos y alguna que otra vez un verso

Jose Zúñiga dijo...

Otro manazas, Zen?

Jose Zúñiga dijo...

Gracias, M Jesús, lo sé.
Bs.

Jose Zúñiga dijo...

Sí, Ana, Que sea un jardín besado, versado y floreado.
Y bss.

Mayte Sánchez Sempere dijo...

Pues hale, ahora no te dejo comentario, ptttrrrrr (pedorreta)

Je je je, me alegro de que hayas cambiado de opinión. Es que Bleti tiene razón, un sitio sin comentarios resulta frío.

Besos gordos

Voltios dijo...

maestro amigo, cagüen la mar, que aciertas, de verdad, volviendo con los comentarios, que me pasa como a alfaro que te leo a pesar de no dejarte nada. pero echaba en falta poder decirlo a la cara, que me alegro por tu regreso y que el poema del post de más arriba, es de una sencillez preciosa, un registro nuevo que te he descubierto amigo.

Jose Zúñiga dijo...

Toda la razón, Mayte. Anda, venga, no seas rencorosa y déjame un aliento...

Jose Zúñiga dijo...

Ya sabes, volti, esto de los altibajos.

Calipso dijo...

Dejare aqui palabras y vientos de brisa marina.

Un gran abrazo Zuñi, aqui dejo mi granito de arena

Jose Zúñiga dijo...

Soy como un niño, Paz, a veces necesito mimos. Y me ayudan. Esto de subir un poema al día es trabajoso, pero disfruto (y aprendo con ello); y comprendo que pueda ser una turrada para los lectores. Ay, qué vida.
Bs.

santiago tena dijo...

yo he vuelto también a autorizarlos, caiga quien caiga

un abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Si es que no tenemos remedio.