viernes, 12 de marzo de 2010

cuando no

.
Mientras que te alimentas de alicates
crujen los calcañares de los muertos
y tú sin enterarte.

Mientras sacias tu rabia te arrepientes
pero no te constriñes ni te arrojas
al fondo del barranco.

Cuando no tengas nada que decirte
más vale que te calles.

2 comentarios:

Calipso dijo...

Contundente, y bello.

Un abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Gracias, Paz.