martes, 2 de marzo de 2010

a veces

.
No voy
a reprocharte nada,
me callo y se acabó.
Pero si tú me vienes con retrancas
acabaremos mal: hay muchas cárceles
que me están esperando.

Y a ti muchas espaldas.

4 comentarios:

ana sáenz dijo...

respira hondo y cuenta hasta tres

beso

Voltios dijo...

voilá, y el maestro se enfureció, chapeau! breve pero muy bien expresado zuñi, por cierto tenemos que hablar de mi próximo recital en el que compartiríamos carte ada, tu yo

Jose Zúñiga dijo...

Lo hice hace tiempo, Ana.

Y bs.

Jose Zúñiga dijo...

No están los tiempos para alargarse, volti.
Te pongo un mail respecto a lo de tu recital.