jueves, 31 de diciembre de 2009

poco antes de que den las doce

.
Esta noche
pega el viento con furia,
sus razones tendrá
para azotar rabioso los postigos
de todas las ventanas de la casa,

y dice:

“Aquí estoy yo,
no quiero que lo olvides”.

La gente se apresura,
se preparan
las doce campanadas
como mandan los cánones,
aunque tal vez se palpe
un pelín de desgana
que crece año tras año.

Quieres llorar.
No puedes.

Has entrado en tu cuarto
furtivo, fugitivo
de las risas que no vienen a cuento,
has posado tus dedos
en el teclado, a oscuras,
solo con la pantalla luminosa,
vas tejiendo
tu maraña de versos sin escape.

Quieres llorar.
No puedes.

Se te ha pasado el día
hilando sinsentidos
y ahora escribes,
aislado del bullicio que te viola,
lo sólo, lo preciso, lo que quieres decir
precisamente ahora, poco antes
de que suenen las doce campanadas:

Abuela, padre, hermano,
cuánto os quise.
Quiero estar con vosotros.

Enciendo el flexo y lloro.



FELIZ NOCHEVIEJA

14 comentarios:

María Socorro Luis dijo...

ACOMPAÑO TU LLANTO, SI ME DEJAS, PARA DECIRTE: URTE BERRI ON.

MUSU BAT, BUSTITA

víctor (gato) dijo...

Cuanta verdad en tus palabras, Zuñi.
Debajo de las máscaras siempre estamos nosotros. Y estos días se pueden convertir en una verdadera patada, por no decir putada.

Bueno, no sé si desearte algo, a partir de cuándo y hasta cuándo, como mandan las costumbres. Mejor te digo que te he leído a las 2 de la madrugada del día 1 de Enero y que sintonicé contigo, sin ningún género de dudas.

SALUDOS.

Bletisa dijo...

Siempre nos ponemos un poco tontos, un poco melancólicos en estas fechas maestro Zú.
Te entiendo muy bien.

Bueno, bueno ¿Te comiste las uvas? ¿Pediste deseos bonitos?


Feliz año nuevo, bonito.

Ana dijo...

¡¡¡¡¡Jodeeerrr!!!! Zuñi no te nos pongas triste que no estmaos para eso.Mira que una está sensible y si lee esto se pone fatalllll

ana sáenz dijo...

Y a las doce nos convertimos en calabazas…

Sigue escribiendo para que podamos seguir soñando

y un beso* para el primer día del año

Jose Zúñiga dijo...

!Gure asmoak, esperantzak,
herria, askatasuna,
justizia, pakea,
egia, maitasuna,
mitoak, hitz hutsak!.

Hori ez, Soco. Yo también te deseo urte berri on. Y te agradezco tu compañía.

Jose Zúñiga dijo...

Claro que puedes desearme, Victor, aunque sea convencional. Por mi parte, te deseo lo mejor para el año que empezó.
Me ha llegado al alma esa sintonía. A las dos lo lei y me sentí reconfortado.

Jose Zúñiga dijo...

No. Ble, uvas no. Doce copas de champan. Chimpún.
Deseos, todos. Chinchin.

Jose Zúñiga dijo...

Que no, anita, que no me pongo triste, son los otros los que me ponen (triste)con tanta alegría. Así que aurrera.

Jose Zúñiga dijo...

En calabazas y sin un zapato, Ana.

la palabra en cierne dijo...

Me he identificado con el texto. Más de uno y de dos habremos sentido lo mismo.
Feliz Año. Que no quede. Que nos respete.

Voltios dijo...

joder zuñi, no empieces así amigo, que yo también me acorde muchos, del padre de mi amigo y demás historias, pero tenemos que seguir adelante con el propósito de nuestra charla, que no es otro que ser felices dentro de nuestra tristeza, considerándonos afortunados, un fuerte abrazo maestro y a ver cuando nos vemos.

Jose Zúñiga dijo...

Sobre todo que nos respete, la palabra y los hechos.
bS.

Jose Zúñiga dijo...

Hombre, Voltios, si es parte de la terapia! Te diré que me quedé tan pancho, y luego salí del cuarto e hice cuchipandas. Nadie se enteró (no debería escribir estas cosas, que todo se sabe, jeje).
Avanti!