sábado, 26 de diciembre de 2009

callejero, 28: calle de la Primavera

.
.
Pasó el invierno.
Al cruzar con la fe
la perdió entera.
.

8 comentarios:

Angel dijo...

buen haiku maestro, que tal las fiestas? imagino que sobrellevandolas, un abrazo.

Begoña Leonardo dijo...

Muy hermoso.
Te voy a contar una cosita. Una mañana con un sol imperioso, sentada a orillas del Duero, resulta que miro la placa de la calle, cosa que nunca me había interesado: CALLE DEL MEDIODÍA, desde entonces es mi calle favorita, aunque también me gustan otras como: Peñasbrinques, o abrazamozas... Pero es que aquello fue especial.

Besos y achuchones.

Jose Zúñiga dijo...

Imaginas bien, amigo.
Abrazo grande para ti.

Jose Zúñiga dijo...

Pues habrá que conocer esa calle, a ver qué nos inspira... Es que sin verlas como que no me sale, aunque quién sabe,
bs.

ana sáenz dijo...

yo también he perdido la fe, aunque nunca la esperanza

y un beso almibarado*

soy el que soy dijo...

de la fe nace todo invierno y toda primavera (me alegra comentar esta vez sin encontrar un comentario previo que me quite las ganas)

un abrazo

Jose Zúñiga dijo...

La caridad es otra cosa, claro.

Jose Zúñiga dijo...

¿Y cuáles serán esos comentarios que tanto incomodan al caballero Yahvé?