sábado, 22 de mayo de 2010

(lo que queda). Defensa de la alegría. Serrat & Benedetti

.
Ha sido un día bonito. Sigo con la alegría. Pero esta vez a lo grande, con un poema de Mario Benedetti cantado por Serrat. Y un buen montaje.





Defender la alegría como una trinchera,
defenderla del caos y de las pesadillas,
de la ajada miseria y de los miserables
de las ausencias breves y las definitivas.

Defender la alegría como un atributo,
defenderla del pasmo y de las anestesias,
de los pocos neutrales y los muchos neutrones,
de los graves diagnósticos y de las escopetas.

Defender la alegría como un estandarte,
defenderla del rayo y la melancolía,
de los males endémicos y de los académicos,
del rufián caballero y del oportunista.

Defender la alegría como una certidumbre,
defenderla a pesar de dios y de la muerte,
de los parcos suicidas y de los homicidas
y del dolor de estar absurdamente alegres.

Defender la alegría como algo inevitable,
defenderla del mar y las lágrimas tibias,
de las buenas costumbres y de los apellidos
del azar y también, también de la alegría.

Salud

40 comentarios:

malena dijo...

¡Buena combinación!la que has elegino para compartirnos.

Un abrazo

Sofía Serra Giráldez dijo...

Imagino que fue de maravilla ese "entredos", Jose.Un abrazo

José Antonio Fernández dijo...

Una defensa que se hace muy necesaria. Seguramente la alegría es uno de los colores primarios, con ella y alguna pizca de algo más, el paraiso.
Un abrazo.

Paloma Corrales dijo...

¿Pasó el temblor? ¿Todo bien?

Me alegro que sigas con alegría, compartiendo y repartiendo.

Beso.

Ps. las dos últimas estrofas pa rendirse.

Psique dijo...

Gracias por traernos esta maravillosa creacción.

Pedro Gollonet dijo...

Gracias, Jose, por dejarnos este poema. Gracias. Un abrazo

JOSÉ LUIS dijo...

Bien por los dos.
Casi, casi me sumo a la alegría.
Estoy en ello.
Hasta entonces:
ni cenizas, ni dolores.

Kable dijo...

Me gusta Benedetti como poeta pero emgusta mas aun si cabe Serrat como peta y como cantautor
Un saludo Zu

Kable dijo...

Perdonar pero tengo unos dedos que pa que

alfaro dijo...

Deberíamos defender más y mejor nuestra alegría.
Un abrazo grande.

paparruca dijo...

Tenía que haber más entredoses como el de ayer. Falta hace. Enhorabuena a Nares y a ti y gracias por el temblor.
Y más con el lujo de estar codo a codo con Elvira Daudet, gran mujer y poeta. Toda una sorpresa.

Maria Sanguesa dijo...

Maravilloso Benedetti, estupendo Serrat... intuyo que ayer todo estuvo sensacional, espero poder estar en la próxima. Un abrazo.

Jesús Contreras dijo...

Buena defensa de la alegría; aunque no entiendo muy bien por qué defenderla también de ella misma cuando se supone que la alegría debiera contagiar alegría.
Benedetti sabrá.

Saludos,

ADELFA MARTIN dijo...

Nada mejor para un fin de semana...

saludos cordiales

.♥ REMIRL ♥. dijo...

Me ha gustado tu blog
Te sigo, nos seguimos leyendo.

Que dios te me llene de bendiciones para ti, tu familia y tu blog.

Marisa Peña dijo...

Serrat, benedetti y la necesaria alegría para cambiar el mundo...Muy hermoso.un abrazo

Jorge Torres Daudet dijo...

Alegría me produjo asistir a Entrelíneas y conocerte personalmente, y en tu salsa, entre versos (magistrales) tu profunda y bien timbrada voz y tus notas (de sobresaliente para arriba) de guitarra.
Fué una velada muy interesante y amena.
Enhorabuena, José Luis.
Un abrazo.

Adolfo González dijo...

Iba a poner un poemilla de Carlos Edmundo de Ory para conversar con el poema de Mario Benedetti, pero, como no tengo a mano esa antología (Metanoia) ni tampoco lo encuentro por Internet, sólo pongo algo de lo que dice ese poema, que es una sola estrofa, un cuarteto sino recuerdo mal. Si a alguien le apetece y tiene ese libro, que lo busque y lo ponga por aquí. Un abrazo. El poema decía:

"La alegría es defensa..."

Montxu dijo...

(Carcajadas mil) sobre el comentario de kABLE....¿Que bueno?.

¿Que decirte Zúñiga? simbiosis perfecta.


Un abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

¡Hey, Malena!, me alegro si acerté con el cocktail.
Que vaya bonito. Bs

Jose Zúñiga dijo...

No sé si una maravilla, Sofía, pero sí especial. De lo que deja huella.
Bss.

Jose Zúñiga dijo...

Ya sabes, José Antonio: defender con uñas y dientes, pero sin perder la alegría que tiene que ser nuestra. Ciertamente, es un color primario. No sé si el blanco lo es, pero yo lo veo así: blanca alegría salpicada de pintas rojas.

Jose Zúñiga dijo...

El temblor no pasó ni pasará, Paloma. Merece la pena temblar así.
Seguiremos compartiendo.
Bss.

Jose Zúñiga dijo...

Lo que queda, Psique, lo que me queda y quiero compartir. Qué bien sui compartimos también gustos.
Bs.

Jose Zúñiga dijo...

Me lo pedía el cuerpo, Pedro. Gracias a ti por alegrarte.
Abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

¿Por qué “casi”, amigo jl? Bueno, te atreviste…
Todo bajo control.

Jose Zúñiga dijo...

Coincidimos en gustos, Juan. Bueno, Benedetti fue prolífico y hay cosas mejores y peores. Y Serrat lo veo más letrista que poeta, no sé, no es un Cohen, por decir. Pero ambos son la leche, en lo suyo. Y en lo personal.
Abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Tenías que ver los míos, Ka-

Jose Zúñiga dijo...

Eso es, mj, luchar con alegría, luchar con rabia incluso pero sin pena.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Gracias, paparruca. Lo de Elvira también fue una sorpresa para mí, ganas me dieron de suspender el entredós y dejarle el atril.

Jose Zúñiga dijo...

Intuyes bien, María. Y espero yo también el encuentro.
Bs.

Jose Zúñiga dijo...

Es que hay alegrías muy tontas, Jesús. Esas de las que es mejor no contagiarse. Vamos, así lo veo.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Para un finde y para una vida, Adelfa. Estos mensajes se quedan en los poros de por vida.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Aquí nos tienes Remirl. Llenos de ganas y de esfuerzo. Gracias por tu visita. Nos vemos por aquí.

Jose Zúñiga dijo...

Bien lo dices, Marisa: es necesaria, llorando no se cambia nada.
Bs.

Jose Zúñiga dijo...

La alegría, la sorpresa y la emoción fue mía, Jorge. Así es mi salsa, en efecto, y estoy muy contento de haberla compartido con vosotros. Habrá que repetir.
Gracias y abrazo.

ZenyZero dijo...

Unas cuantas razones para estar alegre y para defender la alegría. Me apunto.

Una gran entrada...!!

Un abrazo
Chuff!!

Jose Zúñiga dijo...

Defensa de la alegría, la alegría es defensa: el diálogo ya está hecho, Adolfo. Tampoco encontré el poema de Carlos Edmundo, que, por cierto, es uno de mis poetas de referencia, versáti, riguroso, libre.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Me quedo con las carcajadas, Montxu: esa alegría combativa.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Sí, Zen, es bastante persuasivo el poema. Haces bien en apuntarte a la alegría.
Abrazoo