martes, 11 de mayo de 2010

ella (6)

.
Eres la causa
perdida de mis días.
Mi orgullo herido.

---

Tus labios sacian
mi sed y mi derrota.
Bebo en barbecho.

---

Cuelgan del vientre
racimos de uvas negras.
Voy a las vides.

40 comentarios:

María Socorro Luis dijo...

Un hermoso comienzo para este día gris.
Beti aurrera... Ta muxus

ana sáenz dijo...

sáciate de ella en cada letra

y beso

Sofía Serra Giráldez dijo...

El tercero me subyuga.
El segundo me desconcierta.
El primero me resulta amargo.
los tres muy intensos.
Haikus tremendamente mediterráneos, lo que ya es difícil
Un beso

Manolo Jiménez dijo...

Me gustan los tres.

Los veo como un canto a la esperanza, ya ves.

Abrazos.

chema barredo dijo...

cada minipoema es una flecha certera

¡¡ese arco no se destensa nunca!

abrazos mil

Delgaducho dijo...

Sorprendente, concreto, genial.

paparruca dijo...

Me gusta mucho esta serie de haikus. Ella tiene suerte.

Paloma Corrales dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Paloma Corrales dijo...

Preciosa serie, si es que tienes mucho arte ;-)

Beso.

Anonima Mente dijo...

Precioso ese "eres la causa perdida de mis días".
Me ha gustado el breve pero intenso poema.
Un saludo

Anonima Mente dijo...

Precioso ese "eres la causa perdida de mis días".
Me ha gustado el breve pero intenso poema.
Un saludo

Jorge dijo...

Me gustan mucho estos poemas de "ella". Son breves y concisos. Directos al corazón.
Un abrazo.

Jesús Contreras dijo...

La verdad es que no me gustan las uvas, pero me gustó mucho ese último.

Un saludo.

jorge dijo...

Alguna vez he luchado por causas perdidas.

Y me ha gustado que saciaran mi sed.

Y las vides siempre han sido un destino deseado.

¿Haikus?

José Antonio Fernández dijo...

Buenos haikus, cumpliendo métrica, pero con muchas licencias para los ortodoxos.
¡¡Me gustan!!!

Montxu dijo...

Desilusión, espera, deseo, en fin me gustaron.

Un abrazo Zúñiga

HARGOS dijo...

intenso , y a la vez con mucha profundidad un placer el leerte

Gladys Pacheco Leiva dijo...

Un verso corto pero muy intenso,
pocas palabras pero dicen mucho.
Cariños que estes bien.

virgi dijo...

Veo una alternancia como un imán.
¿Cuesta zafarse?

Bletisa dijo...

Jo, qué bonitos.
Me gusta mucho el último por lo de las uvas maduras, negras jugosas...más vendimiables que nunca.
Ya me entiende usted.

Jose Zúñiga dijo...

Saldrá el sol, Soco. Ya ves que mis haikus van derivando a terrenos pantanosos...
Muxu

Jose Zúñiga dijo...

En ello estamos, Ana.
Y bss.

Jose Zúñiga dijo...

El primero es un lamento, el segundo una petición y el tercero un deseo. No sé si son muy de mar, Sofía, pero salitre llevan.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

No los ves mal, Manolo. Gracias.
Y un abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Pero me empieza a doler el brazo, Chema...
Abrazo partido

Jose Zúñiga dijo...

Te acepto los dos primeros calificativos, delgaducho, gracias.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Habría que preguntárselo a ella, paparruca.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Gracias, Paloma, sí, es una serie que voy escribiendo a trancas y barrancas.
Beso

Jose Zúñiga dijo...

Anónima mente, la concisión lleva a la intensidads. No siempre lo consigo, claro.

Jose Zúñiga dijo...

Así son los haikus en su aparente sencillez, Jorge.
Un abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Seguro que te gusta el vino, Jesús.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Las causas perdidas se pueden ganar.
La sed se sacia con agua?
El camino del lagar no tiene pérdida.
Haikus, Jorge.

Jose Zúñiga dijo...

Creo que esa es mi intención, José Antonio: resptar la métrica pero llecar la estrofa a mi terrno.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Todo eso y más, Montxu.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Los imanes atraen, Virgi. Me dejo llevar por su atracción.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Me alegro de que te gusten, Hargos

Jose Zúñiga dijo...

Así es el haihu, Gladys.
Bss.

Jose Zúñiga dijo...

Te entiendo perfectamente, maestra Ble.
Y te achucho

Leonardo dijo...

Los últimos tres... no faltan ganas de robártelos. Sólo que es imposible robarse lo que ya está escrito, podemos robarnos la autoría, es todo, pero lo dicho no.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Roba lo dicho y lo escrito si te place, Leonardo, qué destino mejor para esos versos.