miércoles, 19 de mayo de 2010

Con Nares, este viernes.

.
Los que me conocéis ya sabéis que en esto de recitales yo soy muy de a poquitos: pocas veces, para no cansar; corta duración, para no aburrir; y formatos sencillos, de a dos o a tres como mucho, para que en el local pueda entrar alguien más que los propios participantes y se pueda (si lo valen) degustar los poemas. Me gusta crear una atmósfera intimista, cercana, como de poesía en torno a una mesa camilla. Y así, a veces, surgen momentos mágicos, emotivos, cordiales (de corazón). Creo que esta vez, con Nares, con su poesía, con su persona, algo va a pasar. A mí ya me está pasando, porque esto es algo que Nares y yo veníamos comentando hace tiempo y al fin acometemos: desde que oí mis versos en su boca por primera vez supe que teníamos que tejer un entredós con nuestros poemas. Y siento cierto temblor, en serio.

Os invito a acompañarnos en esta velada. Os invito, a entrelazarnos los unos a los otros con el fluir de los versos. Os invito a descansar del trajín. Os invito a coger el bus y venir a Madrid, que los forenses tienen sobredosis.


Y como tampoco quiero dejar pasar la ocasión, os dejo una cancioncilla de mi más tierna adolescencia, que tal vez recupere para la ocasión:



Ven hacia aquí, déjame ir
por entre tu penumbra de sueño,
ven hacia aquí, que tú serás para mí
mi mundo primoroso y pequeño.

Cuando cierres los ojos sobre ti estará un niño
agitando tus pechos como un juguete más.
Cuando cierres los ojos voy a contarte un cuento
y a llenar tus oídos con espuma de mar.

Cuando cierres los ojos sentirás un guerrero
excavando trincheras sudoroso y feliz.
Ya no habrá fortaleza que detenga mi avance:
yo conquistaré el mundo para dártelo a ti.

Cuando vuelvan a abrirse esos ojos tan negros
seré náufrago herido en las olas del mar.
Buscaré entre tus manos la quietud del desierto
y diré que me duermo para no vivir más.

Cuando vuelvan a abrirse esos ojos sinceros
me verán a tu lado hombre y niño a la vez.
Poco a poco si irán apagando las luces,
yo entraré sobre el sueño abrazado a tu piel.

Ven hacia aquí, déjate ir
por entre las penumbras del sueño.

18 comentarios:

jorge dijo...

Nada, tu sigue jorobandonos a los que no podemos asistir.

No por lejania (el AVE es comodo) sino por compromisos.

De la cancioncilla me quedo con los ojos cerrados y con este insuperable "...yo entrare sobre el sueño abrazado a tu piel."

☆Vale dijo...

eventazo

Paloma Corrales dijo...

La velada promete. Lástima estar tan lejos de los madriles. El temblor es bueno. ¿Miedo escénico?Me ha gustado escucharte cantar. STOP. Beso.

Ps. No sé si he tenido pesadillas, pero me he levantado telegráfica ;-)

Jose Zúñiga dijo...

Dame detalles de tu Hope, Jorge, que te lo reconstruyo aquí.

Jose Zúñiga dijo...

Yujujú, Vale! Me hace ilusión.

Jose Zúñiga dijo...

Lástima, Paloma, ya lo creo, ya digo que es una pena ser siempre los mismos.
Y no es miedo escénico (que nunca falta), es otro tipo de temblor, con Nares y otros como ella renací hace un par de años.
Besos telegráficos

emilio dijo...

Os deseo un gran recital, seguro que os hacen repetir y repetir.
En esta canción me recuerdas a Victor Jara, tu voz, tu tono...

Un abrazo.

ana sáenz dijo...

la mejor compañía para recitar, mucha suerte a los dos

y más besos

Voltios dijo...

me alegro maestro, si puedo no faltaré, pues mañana regreso con un stradivarius bajo el brazo, se te echa de menos

Sofía Serra Giráldez dijo...

Me he emocionado al oirte cantar, cada día necsito más medir unos seiscientos kilómtero para poder estar allíen ese entredós...ay, qué pena tener que perderme algo así, se percibe en cómo describes ese temblor que tanta vida y poesía rezuma. Savia pura.
Un beso, José, y que lo gocéis.

Jose Zúñiga dijo...

Gracias, Emilio, espero que no nos hagan ttrabajar en exceso, que estas cosas, si te las tomas apecho, cansan.
Abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

No es compañía, Ana, somos uno.
Y bs

Jose Zúñiga dijo...

Viaja tranquilo, volti, no vayas a estropear el stradivarius.

Jose Zúñiga dijo...

Transmitir emoción es lo mejor que puede sucederle a quien canta o lee poemas. Gracias, Sofía, vamos a pasarlo bien, que es la mejor foma de transmitir bien.
Bss.

Bletisa dijo...

Ya me gustaría estar allí pero...
Que disfrutéis como locos.

Jose Zúñiga dijo...

Y yo te echaré en falta, Ble, que es algo muy distinto a ponerte falta, jeje.
Benditos locos.

Maria Sanguesa dijo...

Os deseo mucho éxito, no podré estar con vosotros porque tengo que estar en el Ateneo. Y mira que siento la coincidencia de fechas. Me gusta la canción, la letra y como la dices envuelta en música. Un abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Ya te digo, María, sobredosis de "eventos". Llegará el día de compartir, seguro. Gracias por tu aliento y por esas palabras para mi cancioncilla.
Bs