sábado, 15 de mayo de 2010

romance de ciegos

.
Esta canción la compuse hace muchos, muchos años, en 1970, aunque la cutre-grabación data de 1980 (se nota que fumaba menos). Nunca pensé que me iba a resultar útil tanto tiempo después. Pero sí. Esta letrilla ingenua (cosas de la censura de la época) me viene al pelo con la que está cayendo: UE, FMI, CGPJ, crisis sistémica (¿qué coño será eso?), y, al final, siempre los mismos. No hay que conformarse. Demos trabajo a las ratas.




Venid aquí, ciudadanos,
porque os voy a relatar
lo que un viejo me ha contado
en no importa qué lugar.
Es leyenda, me aseguran,
y os lo cuento tal por cual,
que siempre se aprende algo
de la canción de un juglar.

Erase una vez un pueblo
que no sabía soñar,
trabajando todo el día
para su señor feudal.
El señor era muy bueno
pues les daba plata y pan.
Y decíanse contentos:
"¿Para qué queremos más,
teniendo la andorga llena
y la bolsa a rebosar?"
El señor les enseñaba
dónde estaba la verdad
y el pueblo lo agradecía
trabajando sin parar.
Trabajando sin parar.

Pero hete aquí que un buen día
pasó por aquel lugar
un vagabundo ya viejo
y muy sabio como tal.
Se reunió en la plaza el pueblo
y les empezó a cantar.
Reuniose en la plaza el pueblo
y les empezó a cantar.

“Si tu bolsa tiene plata
la del señor tiene más,
si tú engordas más trabajas
y el señor descansa más.
Su verdad es la mentira,
tu mentira la verdad,
muérete de hambre sin pena,
tira tu dinero al mar,
sal al campo fieramente
que has de aprender a luchar,
que tu dinero no es tuyo
ni tu trigo ni tu pan”.

Quedose el pueblo asombrado
de tan grande realidad,
no pasaron ni tres horas
y se empezó a despertar.
Fue el vagabundo encerrado
en el castillo feudal
por haber desafinado
en su monstruoso cantar.

Pero cuando la mañana
comenzaba a despuntar
salieron de su escondrijo
las ratas de aquel lugar
y se bañaron en sangre
del caballero feudal.

PUES ESO.

38 comentarios:

Gata dijo...

Pues eso Zu...
pero entonces ¿cuál es el plan?
¿q es exactamente lo q tengo q hacer con mi hipoteca? ;P
te lo pregunto "pa anotarlo" y soltárselo tal q así al Banco Santander el lunes ;))
Es broma cielo ...es verdad, siempre se aprende algo de lo que canta un juglar...

Eran otros tiempo Zu...cuando tu fumabas menos, la gente... se movía más. Ya nadie grita por nada y mucho menos saben cantar lo que les ruge dentro. Somos ostras con patas. Una auténtica pena.
Voy a seguir paseando con las manos en los bolsillos por los blogs q me iba de viaje hoy (na...una cosilla de fin de semana) pero al final ha ocurrido un imprevisto a mis acompañantes y no va a poder ser, en fín...
Silbando q me voy
Gracias
beso

virgi dijo...

¡Plas, plas, plas!

(desde su escondrijo, las ratas me miran con sorna)

Kable dijo...

Joer Zu eso que escribiste hace tanto tiempo esta muy vigente hoy en dia eres un maestro de verdad esta muy bien pero que muy bien al menos a mi me lo parece
UN abrazo

Sofía Serra Giráldez dijo...

Es estpenda, Jose..la tristeza es que siga teniendo tanta actualidad.
Lo que yo no sé, no llego a comprender, y ya sabes que tengo unos cuantos años, una licenciatura en Historia, por amor al arte (que s amor al intentar conocernos) y un bastante aunque una no pueda ir explicando todo, conocimiento REAL de la mezquindad que abunda en los humanos y sistemas de este país que lamentablemente es mi patria también (¿mi patria?, mi patria es la poesía..no, leches, tengo mi DNI, tengo que recordármelo, soy española)lo que yo no comprendo, como te iba diciendo, es qué pasa en esta alma de cántaro que es este mono puesto de pie que en cuanto le llenan la barriga se olvida de que tiene inteligencia.
Pineso en todo lo de la sociedad del bienestar y demás..¿para esto queríamos tanta igualdad, tantos derechos políticos y sociales?,¿para esto he creido y peleado siempre por ello?, ¿para que, no unos pocos ya, sino millones se quedaran acomodados en sus sofás mientras vemos por la tele una vergüenza para todo lo que somos? ¿para que todos nos volviéramos unos...ni gallinas...para que se nos cegaran las carnes...?

Hay que seguir peleando, hay que seguir peleando.
Un abrazo

Rafael dijo...

¡Está muy bien esta canción! La coloco entre mis favoritas en este estilo.
Y sí, el tema es actual, o mejor dicho, eterno. El problema es saber qué se puede hacer. Yo no tengo ni idea; no sé qué se puede hacer para que las cosas cambien a corto o medio plazo. Y eso es un tanto desesperante. Abrazos.

alfaro dijo...

Qué bien, bonita voz.Y buena letra.
Quién iba a decirnos que todo volvería, aunque 'todo todo' no se había ido, por lo visto.
Un abrazo.

Lorena Chavarría dijo...

me traslado a un otoño en un castillo con torres muy altas.
fue mágico.

un gusto pasar por aquí

Jose Zúñiga dijo...

Me conmueve tu comentario pr varias razones, Gata: primero, por qué no sé que tienes que hacer con tu hipoteca, malditas hipotecas.
Segundo, porque va a ser que sí, que entonces había menos pasotismo, y esto no me gusta un pelo.

No quiero que te sientas, que os sintáis como ostras con patas. Me ha conmovido porque lo dices tan naturalmente que llega adentro.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

..., o con ganas de bañarse, Virgi.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Respeto mucho tu criterio, Juan, o sea que razón tendrás. Por desgracia, en este caso, porque esa es la pena: que me pareció vigente esto que nunca pensé en rescatar del olvido.
Salud.

Jose Zúñiga dijo...

Sofía, lo has dicho tan bien en tu comentario que sólo añado: suscribo. Suscribo l pena, la tristeza, la rabia y el análisis.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

El tema es de aúpa, Rafael. En mi ingenuidad de los veinte años, esta letra surgió tras la lectura de un opúsculo de Marx (Karl, no Groucho), no recuerdo el t´tulo pro creo que era algo así como "Trabajo, salaro y capital". Marx se equivocó, como todos los economistas, en mchas cosaz. Pero en otras acertó de lleno.
Y, para mi ego, me encanta que te guste esta canción de los viejos tiempos militantes.
Abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Todo quedó atado y bien atado, a lo que se ve, mj. Menos mi voz,jeje.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Son muchas y altas las almenas a derribar, Malena.
Bs.

Montxu dijo...

Nada cambia en esta "piel de toro" se les llena la boca pregonando a los cuatro vientos el triunfo de una democracia ante la dictadura. Presumen de lo todo conseguido y a la hora de la verdad surge desde el abismo la realidad maldita, que siempre han estado entre bambalinas dirigiendo esta piel cuarteada y rancia.

El Mundo mira, observa incrédulo la realidad española, alguien dijo desde el otro lado de la mar que España era "Un país Bananero" y no nos queda otra que asentir apesadumbrados tal afirmación (con independencia de quién la lanzó a los cuatro vientos)

En fin, lo único positivo es tú creación literaria, a sabiendas que nadie desea rescatar miserias de hace treinta años.

Un abrazo Zúñiga.

PD. Perdón por lo extenso del comentario.

Jose Zúñiga dijo...

Dices bien, Jesús: no me gusta rescatar miserias, lo malo es que pueda hacerlo. Y tal vez hasta deba.
No te preocupes por la extensión del comentario, al contrario: aunque este es un blog estrictamente literario, por una vez me he permitido soltarme el pelo, y tus palabras enriquecen todo este debate que tanto desazona y descorazona.
Abrazo

Jesús Contreras dijo...

Pues la letrilla está muy, muy bien. Es lo que tiene desafinar, que no gusta; es como tener una mosca cojonera al lado que hay que quitarse de encima cuanto antes. Y normal que luego salten las ratas.

La palobra andorga es preciosa. Jamás la había escuchado. Me la anoto.

Un saludo.

Jose Zúñiga dijo...

Ande yo caliente y ríase la gente. Y quien se mueve no sale en la foto. Y al que desafine, al trullo. Así es. Y más con la barrig llena, Jesús.

Leonardo dijo...

Pues eso, sí, que ya no pasan vagabundos, no quedan juglares, o en esta intimidad de resistentes. Ya iba mal el mundo (o los mismos de siempre) y ahora va peor (pero los mismos de siempre haciendo surfing sobre las olas y las crisis). ¿Será que terminaremos tomando caldo de Goldman Sachs?
Aprieta el mundo pero no tanto para no dejar de cantar.
Un abrazo, juglar.

Enrique Gracia Trinidad (EGT) dijo...

Tienes razón en el comentario que pones en la entrada de uno de mis blogs (Gracias, Presidente) En el fondo hablamos exactamente de lo mismo, tu lo cantas desde hace años y ahora, yo lo escribo desde hace años y ahora...
Lo malo es que no conseguimos terminar de quitarnos de en medio a los que no paran de jodernos, explotarnos, engañarnos, manipularnos...
¡Qué coño hace falta para que acabemos de una vez con tanto sinvergüenza!
En fin, querido amigo, sigamos hablando, sigamos cantando, es nuestra parte en esta pelea.
Un abrazo solidario
Enrique Gracia
http://enriquegracia.blogspot.com

Jose Zúñiga dijo...

No sé como acabaremos, Leonardo, de momento, como dice el dicho ya casi también olvidado, nos dan sopas con honda.
Los mismos, siempre los mismos. Hasta los juglares son (somos) los mismos, que parece que tampoco se lleva.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Si yo supiera lo que hace falta hacer algo haría, Enrique. No lo sé, y eso me solivianta aún más.
Tienes razón: sigamos con lo nuestro, hagamoslo de forma coherente, que no es lo mismo que militante, claro.
Un abrazo.

Adrianófanes dijo...

La esclavitud y la libertad. Los sueños del señor feudal y de los trabajadores. La esperanza de un mundo mejor. Hasta que algo colapsa cuando nos quedamos ciegos. Y en este mundo de hoy andamos con las vendas, intentando no llevarnos por delante un montón de peligros que, sin más, sucederán...

Algo bueno llegará.

Sé que sí.

Gran saludo existencialista.

ana sáenz dijo...

y la música amansa a las fieras y tu voz también

y un beso

Alma Mateos Taborda dijo...

Excelente amigo y de gran vigencia. Felicitaciones! Un abrazo.

Maria Sanguesa dijo...

Aplaudo tu romance de ciegos, es un poema muy bueno y lleno de contenido, de lo mejor que he leído en su estilo. Y sigue vigente, esto último me da tristeza porque después del tiempo transcurrido, de tanta energía y trabajo empleados en ver si las cosas mejoraban, nos encontramos en el mismo punto de partida, sólo que antes había ilusión donde ahora hay decepción...y bastante desesperanza. Un abrazo, poeta.

ZenyZero dijo...

Pero buenooooo, chiiiiiii, genial!!! Bravo!!!

y dices que han pasado los años?, pues había que haberte visto entonces, ni Paco Ibañez.

Muy bien, muy bien.
Un abrazo, artista.
Chuff!!

Jesús Arroyo dijo...

Zuñiga:
Y es que esto del señor feudal... que se visten de rojo, de azul, de verde... y lo único que les hace falta es entrar en el castillo y sentarse sobre cuero.
Pero, bien, seguiremos, SIGUE siendo juglar porque, al menos, diremos lo que nos de la gana.
Un fuerte abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Ojalá que esa afirmación existencial se haga realidad, Adriano, yo soy menos optimista.
Abrzo.
Pd- Te recomiendo un vistazo a la últoma entrada de Leonardo, tajalápiz: existencialismo en estado puro.

Jose Zúñiga dijo...

Yo no sé si amanso, Ana: mis ratas se volvieron fieras sanguinarias.
Y bs

Jose Zúñiga dijo...

Ya te digo, Alma, esa es la pena: su vigencia. Gracias por tus palabras.
Bss.

Jose Zúñiga dijo...

Acabo de decirlo, María: a mí también me produce tristeza tener que rescatar a estas alturas letras que pensé que ya no servían.
Aunque no es malo, transfondo aparte, reivindicar estos romancillos de ciego.
Bss.

Jose Zúñiga dijo...

Han pasado, Zen, ya lo creo..., pero como si no.
Ah, Paco Ibáñez, para mí el que mejor ha musicado a nuestros poetas, con mucho (cierto es que no tenia letras propias); y persona entrañable, hice de telonero suyo en varias recitales que, a pesar de los pesares, dio allá, en el País vasco, hace... Uff! Chuff!!
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Segumos, Jesús, seguimos. Aunque ya este tipo de canción no la escucha nadie. Seguimos con el grito, con la voz y la palabra. Seguimos con más o menos fuerza, Seguimos porque hay que seguir.
Abrazo.

paparruca dijo...

no dejas de sorprenderme, chico.

José Antonio Fernández dijo...

Gran canción y gran poema. Leidos los comentarios ya está todo dicho. Es una pena que una canción así, escuchada hoy suene tan actual y necesaria, es una pena tener que pedir poesía reivindicativa a estas alturas. Es una pena..

Jose Zúñiga dijo...

Pues así esta bien, chica.

Jose Zúñiga dijo...

Ciertamente es una pena,José Antonio, pensé que este tipo de canción ya no tendría valor alguno. Y ahora, desempolvándolas. No me gusta hacerlo, peo es lo que hay.
Un abrazo.