lunes, 18 de enero de 2010

hielo

.
Porque son estas noches
del diablo anfetamínico las noches
en que más nos amamos,
estas noches en que cubre la nieve
casi azul tus pestañas,
estas noches de miembros ateridos,
congelados tus dedos en mi boca,
tu mirada perdida, tus aullidos de loba,
yo hurgando en tu guarida, yo arañando
unos instantes de humedad y muerte
a esta vida de perros que llevamos.

16 comentarios:

ZenyZero dijo...

Porque la humedad guarda el calor y aguarda el deshielo bajo las sábanas.

Un abrazo
Chuff!!

Rafael dijo...

¡Tremendo! Como siempre, esta forma en que combinas versos de siete y once sílabas me encanta. Tiene mucha fuerza. La primera vez lei en el último verso "vida de perros". No cambia nada en la estructura, pero a mi me parece que es todavía más desgarrado, casi un escupitajo.
Un abrazo.

☆Vale dijo...

de perros desolados?

ana sáenz dijo...

el hielo congela los aullidos de loba y el azul de la mirada

besos

Jose Zúñiga dijo...

No siempre, ay. Pero confiaremos.
Abrazo chuff.

Jose Zúñiga dijo...

No sé por qué me comí la "s", Rafael, así lo concebí.Arreglado.
Abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Creo que de perros sin collar, Vale.
Bs.

Jose Zúñiga dijo...

¿No te huele azul a hielo? A mí sí, Ana, no sé por qué será.
Y bs.

VERA dijo...

Me gusta...
Me alegro de pasar por aquí.

Calipso dijo...

me gusta, Zuñi, no sabría explicar muy bien porque, si por el lenguaje que utilizas, por las metaforas, por la forma , o quizas por las sensaciones encerradas en este poema.

Un definitiva, un gran poema!!

Abrazos

María Socorro Luis dijo...

Bello poema. Me gusta el ritmo que le da, la acertada distribución de los versos.Coincido con Rafael.

Musu bat

la palabra en cierne dijo...

Me gusta la poesía, me tienta. Si gustas puedes leer Susue Pétalos.

Jose Zúñiga dijo...

Gracias por la visita y por el comentario, Vera.

Jose Zúñiga dijo...

Eso es lo bueno, amiga: no saber explicar por qué. Gran halago me haces.
Bs.

Jose Zúñiga dijo...

Rafael y tú sois dos sabios que, encima, me miráis con buenos ojos.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Es bueno dejarse tentar.