lunes, 11 de enero de 2010

ella (3)

.
.
Vuelvete a mí.
Cuando llegues me iré,
tanto te quiero.

---

Algunas veces
te quedas en silencio.
Muerdes las horas.

---

Tres las espinas.
Dos los cuerpos abiertos.
Uno en el otro.

---

Busco en tu orilla
el encuentro perdido.
La roca es negra.





Lo que queda:
http://jlzuni.blogspot.com/

16 comentarios:

Voltios dijo...

los haikus es lo tuyo, no digo que lo demás no lo sea, maestro, pero tus haikus son la leche en vinagre, muy buenos, sobre todo el tercero. un abrazo.

ZenyZero dijo...

Cada uno de tus versos son un soplo de luz.

Es precioso!

Un abrazo
Chuff!!

Siab-MiprincesaAzul dijo...

Querer así es como casi imposible... pero creo q lo estas logrando!
Un beso grande :)

Ynot dijo...

Y....¿cómo se muerde una hora?

Me parece impresionante la frase.

Un saludo

ana sáenz dijo...

Me atrapan las palabras y me quedo soñando versos

y beso

la palabra en cierne dijo...

Te saludaré en el bar.

☆Vale dijo...

Los haikus no se me dan bien...
El de los cuerpos está genial

María Socorro Luis dijo...

Todos hermosos. Todos perfectos.
Aurrera beti.

Cuatro besos. Soco

Jose Zúñiga dijo...

Anda que no tengo aún que aprender en materia de haikus, querido volti. Todo aquí es aprendizaje.
Con tres heridas vengo...

Jose Zúñiga dijo...

Joder, Zen, pues eso que me dices me gusta: un soplo...
Abrazo chuff.

Jose Zúñiga dijo...

Se intenta, amiga princesa. Pero no deja de ser poesía...
Bs.

Jose Zúñiga dijo...

Ynot: una hora se muerde igual que un minuto, pero sesenta veces.
Abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Soñar versos, Ana, es ahuyentar pesadillas.
No besos, que se quedan.

Jose Zúñiga dijo...

Hazte presente, palabra, que el verbo se haga luz.

Jose Zúñiga dijo...

Los haikus, Vale? Inténtalo, te veo en haikus.

Jose Zúñiga dijo...

Mucho es lo de perfecto, Soco, seguimos aprendiendo (y en esto, de ti).
Bs.