jueves, 12 de agosto de 2010

(lo que queda). Vicente Aleixandre

.
No te olvides, temprana, de los besos un día.
De los besos alados que a tu boca llegaron.
Un instante pusieron su plumaje encendido
sobre el puro dibujo que se rinde entreabierto.

Te rozaron los dientes. Tú sentiste su bulto.
En tu boca latiendo su celeste plumaje.
Ah, redondo tu labio palpitaba de dicha.
¿Quién no besa esos pájaros cuando llegan, escapan?

Entreabierta tu boca vi tus dientes blanquísimos.
Ah, los picos delgados entre labios se hunden.
Ah, picones celestes, mientras dulce sentiste
que tu cuerpo ligero, muy ligero, se erguía.

¡Cuán graciosa, cuán fina, cuán esbelta reinabas!
Luz o pájaros llegan, besos puros, plumajes.
Y oscurecen tu rostro con sus alas calientes,
que te rozan, revuelan, mientras ciega tú brillas.

No lo olvides. Felices, mira, van, ahora escapan.
Mira: vuelan, ascienden, el azul los adopta.
Suben altos, dorados. Van calientes, ardiendo.
Gimen, cantan, esplenden. En el cielo deliran.
 
Los besos

6 comentarios:

SIL dijo...

Magnífico...
Es lo primero que leo de él, debo confesarlo sin pudor alguno, aunque figura en una lista de recomendados y lecturas pendientes.
Habrá que ir por más.


Un beso

SIL

Leonel dijo...

El día que leí, aquí en tu blog, los pareados de Aleixandre salì a buscar en las librerías y encontré , en Italiano, el libro Ambito, desde ese momento se ha convertido en uno de los libros que cuando tengo necesidad de respuestas lo abro al azar y leo sus páginas y siempre encuentro palabras que me hacen sentir mejor.
Amigo Jose, nunca tendré palabras suficientes para agradecerte.
Saludos.
Leo

jorge dijo...

Mira. este es uno que tengo poco leido.

No aparecio en la lista cuando empece a lleer de joven.

Este poema no me ha gustado demasiado.
Aunque se de buena tinta que sumergirme en sus letras seria positivo.

Jose Zúñiga dijo...

¿A que son buenos estos alejandrinos, Sil? Aleixandre es un pozo sin fondo lleno de sorpresas.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Me alegro mucho con lo que me cuentas, Leo, del bueno de Aleixandre siempre se aprende.
Abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Sí que sería bueno, Jorge, te confesaré que descubrí a Aleixandre tarde y me costó al principio. Ahora me parece uno de los mejores.
Abrazo