lunes, 30 de agosto de 2010

hombre en rama

.
Mojé mis pies,
brotaron de sus plantas otras plantas,
treparon por mi cuerpo, lo enredaron.
Pasado el tiempo
soy tronco sin raíces. Tengo frutos.
Los jilgueros se posan en mis ramas.

Y los peces me cantan desde el agua
del río en que me planto.

32 comentarios:

Terly dijo...

Caro José:
Me gusta. Dulce, muy dulce poema que encierra sensibles sentimientos.
Espero conocerte en Alcalá, será un placer.
Un abrazo.

Mery Larrinua dijo...

Eres y perteneces a la naturaleza!
un beso

Leonel dijo...

Me identifico en tu hombre rama, José, o quizàs tronco... sobre todo después que me inunda la lluvia...
Pero todavía de mis raíces no han nacido otras plantas que puedan continuar germinando.

Me ha encantado, José.
Un abrazo.
Leo

YO dijo...

Quiero ser árbol.
Para soñar contigo
a ramas llenas...

Y compartir la luz y los jilgueros.

mjromero (alfaro) dijo...

Eres un bien plantao, o un biemplantao, que uno no excluye lo otro. Hombre convertido en bosque, al menos de palabras son los árboles.

Jasonia dijo...

Un texto refrescante pa la "caló" que hace.
Saludos

Isabel González dijo...

Si nos dejamos llevar, somos parte de la naturaleza.

Voltios dijo...

muy visual, me gusta maestro, por fin el miercoles.

Montxu dijo...

Enredarse entre el sonido de las hojas de los árboles maravillosa fotografía. Abrazo

José Antonio Fernández dijo...

Eso se dice estar integrado en el entorno.
Muy bonito.
Abrazo.

SIL dijo...

Una extraña versión de la suerte de Dafne...
Una masculina y visceral versión, diría yo.

Una dulce, verde y refrescante posesión.

Beso, Poeta

SIL

lemaki dijo...

echar raíces y formar parte de un lugar, de algunas personas... no somos muy exigentes, creo que ésta es la mayor esencia del ser humano (no todo el mundo... pero sí los de mi entorno...).

¿cómo puedes ser tronco sin raíces? nuestro pasado está ahí, a nuestro lado, en cualquier hueco. Tal vez, ser un árbol acuático tiene sus ventajas, eres más fluido... tengo que dormir la siesta no sé ni lo que escribo.

Me gustaron sus poemas.

saludos.

Paloma Corrales dijo...

A mí me gustaría plantarme en un río también, por muchas cosas, pero sobre todo por oír cantar a los peces.

Besazo.

Sara Royo dijo...

Pues, q te voy a decir? Los q tenemos la suerte de haber fructificado somos un poco aire, un poco agua y un mucho tierra. Benditos árboles.
Un besico.

Rafael dijo...

Es una imagen muy poderosa, positiva; aunque al leerlo me vino a la cabeza ese canto del Infierno en el que los condenados han sido transformados en árboles; árboles de otro tipo, claro.
Un árbol en el agua, un tronco sin raíces, hermoso, muy hermoso.
Abrazos.

Jose Zúñiga dijo...

Casi un cuento, Terly, pero no lo es...

Allí estaremos, espero saludarte entre tanta asistencia, jeje.

Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Mientras dure, Mery.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Han nacido, Leo, hay otros frutos.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Gracias por ese bonito regalo en forma de haiku, Yo.
Un abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Y tú juegas con las palabras que envidia me da, mj.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Se está tan a gusto flotandoen el río y con peces cantándote, Jasonia!
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Lo somos, Isabel, querámoslo o no.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Como una peli de Walt Disney, volti.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Así me vi y así lo conté, Montxu.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Más bien el entorno me atrapó, José Antonio.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Posesiós, creo que esa es la clave, Sil.
Dafne, Apolo, Eros y sus flechas reviradas, es una de las historias de dioses que más me gustan, aunque a saber si es cierta...
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Sin raíces soy, Lemaki, aunque haga distinta lectura a la tuya: lo importante es el fruto, la savia, desterrado o no.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Es una delicia el canto de los peces, Paloma. Envidia tienen los jilgueros.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Y hasta fuego, Sara, todos los elementos.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Nada de infiernos por hoy, Rafael.
Lo dejamos flotando.
Abrazo

Sandra Gutiérrez Alvez dijo...

vengo leyéndote, atrasada, y este poema me encantó!!! es como aunar la fantasía con la realidad, por que en fin somos eso...

te abrazo, poeta.

Jose Zúñiga dijo...

Gracias por esa lectura reposada, Sandra.
Bs