martes, 10 de agosto de 2010

búsqueda

.
No tiene más quehacer que enamorarse,
sólo sentir que algún amigo vuelve
de las sombras que un día emborronaron
su rostro en los maitines.

No tiene más quehacer y no hace nada,
ni siquiera esconderse tras la puerta
por si acaso aparece lo perdido
así, de sopetón.

Hoy es un día triste, sus palabras
primeras te dicen que está triste,
que no soporta más esta ficción
al borde del colapso.

Ya no hay lunes que valgan, la condena
es tener tanto miedo al levantarse,
es saber que a pesar de los pesares
hoy nadie va a buscarle.



28 comentarios:

Maria Sanguesa dijo...

Comienzo el recorrido por tu blog, después de tantos días de ausencia, con este hermoso y triste poema que me lleva más a la espera que a la búsqueda...claro que el cansancio lleva a una búsqueda inerte, a la búsqueda de la propia espera... me encanta su musicalidad. Es un placer leerte de nuevo. Abrazos.

anabel dijo...

Solo esa misión, ese quehacer, y parece incapaz...Y es que enamorarse no es cuestión de esfuerzo o decisión personal, es el beso de la sorpresa, de la magia que salta de repente o que convierte en mágico a alguien en quien durante mucho tiempo no habíamos reparado y que siempre había estado ahí.
Me gusta la tristeza que encierran estos versos, ese pesimismo que los envuelve.

Un abrazo.

santiago tena dijo...

¿dónde estás?

egomanías dijo...

Me deja el sabor del abandono, Jose, una mezcla de añoranzas y tristezas escritas espléndidamente.
Un abrazo.
Leo

jorge dijo...

Esa certeza cambia todos los parametros de una vida.

Paloma Corrales dijo...

Es tan triste que se prende como una lágrima. Tiene algo de rendición, de una soledad constante, de pensamientos no expresados, de copa vacía… parece más un lamento de palabras que una búqueda.

AbrazoTe.

ufff43 dijo...

"hoy nadie va a buscarle" resumen de la soledad, de esa no buscada claro

Un besico

SIL dijo...

Mi Poeta desolado, estos versos son tan melancólicos que llevan la pena enganchada con un clip, y en esta búsqueda tan gris, no han perdido un ápice de belleza.

Besote

SIL

Voltios dijo...

me gusta este tono del poema tan melancolico y derrotista al final, algo inusual en ti por otro lado maestro.

Bletisa dijo...

Siempre hay lugares y personas que valen....que vendrán a buscarte.
El secreto es tener la puerta abierta de par en par o al menos entornada.
La vida te da sorpresas y a veces, toma con uno café.

caperucitaferoz dijo...

Quiero felicitarte por el blog, me encanta.
Un saludo

Mayde Molina dijo...

Precioso poema, querido Jose
"No tiene más quehacer que enamorarse,
sólo sentir que algún amigo vuelve
de las sombras que un día emborronaron
su rostro en los maitines."

A veces, cuando aterrizo por aquí me sorprendo sintiendo como un cachito de mi propia vida está también pareciéndose en su vivencia a algún matiz de tus versos.

Felices días poeta, disfrútalos mucho
un beso.

Desconcierto dijo...

No hay peor virus que el virus del miedo.

Repasando tu blog. Esta 'búsqueda' me ha gustado.

un abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Y a mí me gusta mucho reencontrarte, María. Tus ausencias se notan.
Hoy hablé de soledad, de desamor, de hastío: búsqueda del otro a mí, de mí al otro. Búsqueda de vida compartida. Cansancio de rutinas. Y eso...
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Son tristes los versos, Anabel, aunque menos pesimistas. No van de enamoramientos, aunque sí de amor. Mezclo distintas voces, me llamaron. Y sigo o sigue esperando.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Si supiera donde estoy no andaría buscándome, Santi. Pero seguro que tú, sabio, me encuentras. Ya es hora.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Es un sabor agridulce, Leo, triste si quieres, es la soledad, el desencanto, la pena de quien quiso querer y no pudo. Y, ya lo he dicho, no hablo de enamoramientos sino de amores. De amistad, vale.
Abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Eso es lo malo, Jorge.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Has visto todo lo que había que ver, Paloma, ya no hay más que decir. Bruja campanilla.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Cuando existe esa certeza dan ganas de llorar, Ufff. Pasó, por suerte.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

No tan inusual, volti, aunque es cierto que procuro dar media manoletina al final para que no parezca que. Hoy no me apeteció.
Salud

Jose Zúñiga dijo...

Aunque sea bilis negra, la melancolía suele ser bella, Sil. Procuro no frecuentarla pero no lo consigo casi nunca.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Sabia Ble. Aunque suelo tener siempre abierta la puerta a veces nadie acude al encuentro. Y entonces me desencuentro yo mismo. Cosas,
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Aquí siempre serás bienvenida, caperucita no tan feroz.
Gracias por la visita y las palabras.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Que el pálpito de los versos pueda sonar al unísono es algo que siempre reconforta, Mayde. Algo habrá, algo hay que nos acerca.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Buscando se encuentra, desconcertado amigo. Me alegro de que me hayas encontrado.
Abrazo

carmeloti dijo...

Abrir esa puerta, y derribar el miedo, que deje sola a la soledad, porque ella no necesita de nosotros y con nosotros ella se vacia y cobra vida...

Jose Zúñiga dijo...

Cuánta verdad en ese comentario, Carmeloti.
Es el miedo lo que induce a la búsqueda.
Bs