martes, 24 de agosto de 2010

héroes irredentos

.
Antiguamente —quiero decir, no ahora—,
morían los atenienses
muy lejos de su casa.
Sus hijos —que también eran atenienses
aunque no lo sabían— esperaban
que el padre volviera victorioso,
triunfante siempre: eso pensaban.
Ya de mayores —quiero decir, los hijos—
aprendieron que antiguamente se moría
realmente por nada,
de una forma tan mema como ahora
—quiero decir, hoy mismo—,
por nada. Porque sí.

30 comentarios:

ufff43 dijo...

uff se muere e incluso se vive por nada.....

Besicos

Amadeus dijo...

Decía Apollinaire :
“No lloréis los horrores de la guerra
Antes de ella solo teníamos la superficie
de la tierra y del mar
después de ella tendremos los abismos”
Pero es cierto que los muertos
nunca lo supieron…
Solo lo saben los que vuelven;
Aun hace falta ir para volver...

Es una preciosidad de poema.
Un abrazo.

Paloma Corrales dijo...

Bonita forma de enhebrar pasado y presente para desmontar mitos. Me gusta la sencillez que emana de tus versos hoy.

Un beso.

Leonel dijo...

Y asì, como si nada, nos revelas el porqué de tanta muerte inùtil, que ellos nunca supieron y eso es mucho... mejor dicho tanto.
Un abrazo.
Leo

SIL dijo...

Héroes irredentos, quiero decir, nosotros,
nos merecemos ese blasón,
por morir igual que aquellos,
derramando misma sangre y sudor
sin siquiera eternizarnos en una página de la historia.

EL POEMA, DE COLECCIÓN !!!!

Besote

SIL

Adrianófanes dijo...

Genial. Me vinculo con estas cosas de los atenienses y demás... Y me genera siempre curiosidad su legado.

Intacto, realmente...

virgi dijo...

...sin saber por qué, ni por quién, ni si vale la pena...
marionetas perdidas en ajenos campos de batallas

ana sáenz dijo...

ahora también se muere por nada, no le damos a la vida el valor que merece

un beso

lemaki dijo...

Pues fíjate que he pensado que antiguemente a la muerte se le concedía más valor y significado que ahora -quiero decir...-.

Tal vez seamos tan vulnerables como siempre, no creo que hayamos superados complejos, continuamos con las mismas frustraciones, que nos hunden y nos cuesta remontar. Sufriendo por las mismas causas de siempre: amor, trabajo, incomunicación...
vaya complejidad de poema!!

saludos.

Montxu dijo...

Cierto Zúñiga. Pero sin ésta, nuestra estupidez...¿Que hubiera sido de este planeta sin guerras, ni hambrunas, ni enfermedades...?

Interesante sin duda. Abrazo

mjromero (alfaro) dijo...

Seguimos siendo una civilización inculta, bárbara, animal en el sentido de animal barnizado de culturilla, en fin, no tengo muy buena opinión de nosotros en este sentido de violencia y guerras.
Un abrazo.

Kable dijo...

FELICIDADES JOSE ME ALEGRO ABUELO BUENO AHORA TENDRAS QUE USAR BABERO EH JAJAJAJAJ
ME ALEGRO POR TI Y TU FAMILIA UN SALUDO MUY FUERTE

jorge dijo...

Y tambien por nada morian los que a los atenienses se enfrentaban.

Para poner en riesgo la vida (la unica que tienes) se necesita una razón.

Y tiene que ser fundamental, esencial...y personal.

...y de esas hay pocas.

paparruca dijo...

Tristes guerras si no es amor la empresa.

Jose Zúñiga dijo...

El caso es que no se puede vivir sin morir, Ufff. El caso es que se vive por algo. Morir ya es otra cosa. Paradojas.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Otra paradoja, Amadeus: si no se va no se vuelve. Es bueno volver, pero ¿para qué ir?
Gracias por tus palabras.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Como la vida misma, Paloma: sencillamente perversa.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

La insensatez de todas la guerras, Leo, la estulticia de los patriotrismos, la inocencia del niño que finalmente pierde. No, no tienen redención esos héroes.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Blasón de sangre, sudor y lágrimas no llevará mi escudo, Sil. Prefiero un fondo de flor de lis, por borbón que resulte, jeje.
Y la historia, para otros.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Ah, la Atenas de Pericles, Adriano, cuánto nos legó. Guerras también.
Sé que es un tema muy tuyo.
Abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

... y encima héroes, Virgi, engañados héroes.
Bss

Jose Zúñiga dijo...

Prefiero excluírme de esa primera persona, Ana. De momento, doy a la vida todo el valor, el que tiene y hasta el que no tiene.
Y bss

Jose Zúñiga dijo...

Puede que sí, Lemaki, digamos que era más pomposa (de pompas fúnebres).
También creo que el poemilla me salió enrevesado, con ese cruce de ahoras y no.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Desde luego, hubiera sido distinto, Montxu, supongo que mejor, aunque también supongo que esto del belicismo forma parte de la evolución de las especies. Complicado.
Abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Yo la tengo más bien mala, mj. Si mala es la guerra, peor es su exaltación ceremonial.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Pues muchas gracias, Juan, ea.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Y tan pocas, Jorge. Una o dos.
Esa ignorancia, esa heroicidad con su punto de estulticia no es exclusiva de los ateniensas (quiero decir, no era). Los espartanos tendrían mucho que decir al respecto, pero me suena mejor Atenas que Esparta.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Tristes, tristes, paparruca.
Bss

carmeloti dijo...

Si me dan eleguir entre morir por nada y vivir para nada, no tendría nada más que aportar...

Jose Zúñiga dijo...

Si para nada, morir mejor, Carmeloti.
Bs