martes, 27 de abril de 2010

vente al amor

.
Vístete con tus mejores
galas, que los alfajores
endulcen tu dulce flor.
Vente al amor:
cuando el gallo cante aurora
vas a ver la zarzamora
convertida en un clamor.

Altas llamas en los dientes
lava son, torrentes leves
que van a dar a la mar.
Eso es morir:
que si queriendo me muero
es morirme lo que quiero
y en tu seno revivir.

Sobre tu vientre caliente
se verterá la simiente
como sangre en el altar.
Eso es matar:
sacrificio sobre el lecho
blanco, suave, de tu pecho
para luego naufragar.

Claudicas a mi premura.
Claudico yo en la espesura
de tus caderas en cruz:
se hizo la luz
en el bosque de tu vientre.

32 comentarios:

Adolfo González dijo...

Ay, esas birras. Hoy me las tomo con otro amigo. LLego ya tarde, pero marcho musical como tu poema.

Alma Mateos Taborda dijo...

Precioso poema de infinita calidad. Brillante como siempre, amigo. Felicitaciones! Un abrazo.

virgi dijo...

Un naufragio deseado, entonces.

Muaksss

Torres de manzanas verdes. dijo...

Eso es morir:
que si queriendo me muero
es morirme lo que quiero
y en tu seno revivir.

Pero qué belleza, qué delicadeza, qué atrevimiento a desnudar el silencio para transformarlo en una especie de vuelo, aleteo cálido y apasionado.

Eso es matar:
sacrificio sobre el lecho
blanco, suave, de tu pecho
para luego naufragar.

Me saco la boina, dos veces. Una para leer en voz baja y visualizar en mente lo que dibujaste en el vientre poético, y la segunda para un aplauso, primer aplauso que empieza en una sonrisa pálida (y con decir pálida digo ensoñada).

Tus palabras suenan a miel y a noche de velas y calles abiertas. Al mismo tiempo se me ocurre que tenés los ojos entrecerrados, como si las palabras entraran, una por una, sobre tus ojos. Y al abrirlos... bueno, acá está, y acá estás... Tu magia fluye, como pájaro en primavera nueva.

Seguí ensoñando al árbol del poema a través de un mar de letras danzantes.

Un abrazo de sosiego y paz.
Agus.

Rafael dijo...

Amor triunfante en octosílabos y rima consonante. ¡Qué hermoso, qué redondo! Amor, morir, matar, luz. ¡Qué bien encajan, qué bien los encajas! Me da la sensación de que todo está ajustado como en un reloj y que podré leerlo muchas veces y en cada una de ellas encontraré un nuevo vínculo interno, sutil. Me gusta mucho.

Cita dijo...

Chico, Bendita tu pluma! en el mejor de los sentidos eh? jeje

Besitos

Cita

chincheta dijo...

vente al amor.

!

(bueno verte el otro día.
ganas de más!)

un abrazo grande
B.

María Socorro Luis dijo...

Aleteo de palomas. Caricias Belleza...Y mucho más.

Que bueno, encontrar estos poemas...

jorge dijo...

Me estas acostumbrando a leer poesia.

No se si te lo perdonare.

No es mal sitio al que nos invitas a ir.

azpeitia dijo...

Que bello, en imágenes, en musicalidad y sobre todo en el fondo de lo que quieres comunicarnos...me gusta como escribes, no te conocía, pero pasas al patrimonio de mis adicciones poéticas...un abrazo desde Zuhaitz-Ondoan de azpeitia

chincheta dijo...

llueven_chinchetas@yahoo.es

un abrazo de helicóptero
B.

Jesús Contreras dijo...

Me he enamorado, pero me gusta ir sin emperejilar.


Un saludo, Jose.

Psique dijo...

Un poema delicado, pero a la vez con una fuerza rotunda. Me ha encantado, besos.

Adrianófanes dijo...

Más de una vez me costó leer poesías, es un género al que me cuesta acostumbrarme. Sin embargo, en textos como los tuyos me doy cuenta que la lectura fluye sin cesar. Eso me pone feliz. Me conecta con la vida. Ni más ni menos.

Un abrazo desde el otro lado del Atlántico.

Nino dijo...

Está claro que esto es la primavera, aunque parece más verano, qué calor, sí, mucho.

Dulce, muy dulce tu poema

Pep dijo...

La madre que te parió, que bueno tío.

Jose Zúñiga dijo...

Que la música te guarde y te resguarde, Adolfo.

Jose Zúñiga dijo...

Eres muy generosa, Alma, gracias.

Jose Zúñiga dijo...

Naufragio sí, Virgi, pero creo que deseado no.
Bs.

Jose Zúñiga dijo...

Tu descripción del poema vale más que el poema, Agus. Y es cierto: intenté desnudar el silencio y las palabras se me desbordaron.

Jose Zúñiga dijo...

Estos días ando de un clásico subido, Rafael. Hay vínculos internos, sí, de eso se trata. Y referencias más obvias.
Gracias por tu comentario.
Abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Escribo con una pluma que me regaló mi amiga Nares Montero, Carmen. Bendita sea, sí.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Ay, B., qué grato y qué fugaz el encuentro. Habrá que reposarse un poco, que contigo siempre aprendo. Y hablar de proyectos, ya te contaré. De momento, espero tu anunciada aparición en Libertad (¿era en octubre?, antes nos veremos).
Bs.

Jose Zúñiga dijo...

Aleteos, espumas, atardecer... Tú lo hubieras dicho de otra forma, pero estos temas los bordas.
Muxu

Jose Zúñiga dijo...

Creo que ya estás acostumbrado, Jorge, hay más poesía de lo que quieres aparentar en tus microrrelatos.
Un abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Amigo Azpeitia, me alegro de que te haya gustdo lo que ves por aquí. Siempre serás bienvenido.
Donosti-Murcia... Uhm, tal vez tengamos algo más en común.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Tomo nota, Chincheta. Te escribo.

Jose Zúñiga dijo...

Desnudo mejor, Jesús. Cambiemos las galas por el islote. Aunque sople fuerte el Levante.

Jose Zúñiga dijo...

Busqué suavizar las formas, Psique, para aliviar la dureza.
Bs.

Jose Zúñiga dijo...

Esto que me dices, Adriano, es de las cosas que más satisfacción pueden propocionar a quien ejerce el oficio de poeta. Aunque ya te digo: no sé lo que habrás leído, pero en tus textos veo yo mucha poesía.
Abrazo transoceánico

Jose Zúñiga dijo...

Me has pillao, nino. Qué calor, sí.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Por fin dices algo sensato, Pepe.