jueves, 29 de abril de 2010

cierto placer (cambio de tercio bis)

.
quise
comerte
entera
me dijiste
no soy
una manzana
sólo
comí
tu
pulpa
sin pepitas
tus
brazos
se alargaron
rozaron
una ortiga
y me
dejaste
lleno
de urticarias.

Sin embargo

te
quiero
te
deseo
te
palpo
te
contemplo
y no
puedo dejar
quietas
las manos

que eran tuyas

me
recorren
el cuerpo
me
acarician
me
excitan
hasta llegar
al sumo
corrimiento
pero
no son
las tuyas,

son mías

esas manos
que me turban.

La amiga Alfaro me comenta lo latoso que le resulta tener que leer una palabra en cada verso. Cosas de la modernidad, jeje. Aquí pongo la versión en metros clásicos, tal vez más digeribles:

Quise comerte entera. Me dijiste:
no soy una manzana. Sólo comí tu pulpa
sin pepitas. Tus brazos se alargaron,
rozaron una ortiga
y me dejaste lleno de urticarias.
Sin embargo te quiero, te deseo,
te palpo, te contemplo,
y no puedo dejar quietas las manos
que eran tuyas.
                       Me recorren el cuerpo,
me acarician, me excitan
hasta llegar al sumo corrimiento.

Pero no son las tuyas,
son mías esas manos que me turban.




29 comentarios:

jorge dijo...

Esos cambios de tercio parecen placenteros.

Lastima que las manos no sean las originales, seguro que la cosa mejora.

Calipso dijo...

Me gusta el final, ese cambio de tercio como dice jorge.

Un abrazo

paparruca dijo...

Me turbam
Mas turban
Caramba con esas manos

ana sáenz dijo...

dibuja la piel senderos de placer cuando hay manos que la acarician

un beso

Voltios dijo...

buenos cambios maestro, y todos para bien. abrazos.

COMUNERO dijo...

Me hace gracia leer tus letras, JOSE ZÚÑIGA.

Un abrazote:
AAAAUUUMMMFFFFFFFFFF

alfaro dijo...

Eso, hombre, algo de alegría en el contubernio, no se me interprete mal la palabra,(en el sentido de alianza).
Lo que menos me gusta es tener que leer una palabra en cada verso...
Un abrazo.

Adolfo González dijo...

No te delataste, no, en la primera versión que mostraste, de que venían del metro clásico. Otras veces sí se adivina a la primera. Aquí lo pusiste difícil. El poema está bien, me gusta.

Jose Zúñiga dijo...

Estas manos salieron de una entrada tuya, Jorge (no sé si era "reglas), se me quedaron rondando y ya ves. Encontraremos las originales, seguro.
Abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Casi es una larga cambiada, Paz.
Bss.

Jose Zúñiga dijo...

Tú sí que sabes, paparruca.
Bs.

Jose Zúñiga dijo...

Unas veces caricias y otras cicatrices, la piel es un camino interminable, Ana.
Y bs.

Jose Zúñiga dijo...

Pues encantado de hacerte reír, Comu!
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Vovimos al erotismo soterrado, Voltios.
Abrazote

Jose Zúñiga dijo...

Muy bueno lo tuyo, mj. Tanto que, como podrás ver, lo he puesto en endecasílabos. Aunque si lees de corrido la primera versión te dará igual.
Bss.

Jose Zúñiga dijo...

Lo creas o no, estosversos se scribieron así, Adolfo, sin escandir. A raiz del comentario de Alfaro me dí cuenta de que, en realidad, eran endecasílabos y alejandrinos. Pero es la primera versión la que vale, y más si, como dices, no se pilla a la primera.
Abrazo

mis largos pies dijo...

Esto es como las caricias de verdad - las primeras siempre un poco a trompicones, casi a saltos. Después se apacigüan. A mi me gustan más las primeras, pero alguien me ha dicho que son cosas de la edad. Veremos.

[yo abro mi blog/desnudo en estos días. A riesgo de parecer descarada, te invito a visitarme ¡qué atrevimiento!]

Adolfo González dijo...

Claro que te creo, pero es cosa de la costumbre de utilizar metros clásicos que a veces salen versos cortos así, ya con los acentos igual distribuidos que si fueran heptasílabos, endecasílabos y alejandrinos como en este caso. Yo lo he hecho alguna vez, aunque de manera consciente, sabiendo que estaba estirando a mi manera un metro clásico. Tienes unas orejas muy educadas:) Abrazo.

Jesús Contreras dijo...

Muy buen giro final y cambio de tercio. Se lee bien de la primera forma; más veloz.

Un saludo.

Jose Zúñiga dijo...

Binvenida a esta cas, la de los largos pies. Nos vemos por aquí!

Jose Zúñiga dijo...

Veloz debe ser, Jesús, jeje.
Abrazo

Laura Gómez Recas dijo...

¡Qué bueno!
Más que un cambio de tercio es un molinete. ¿Ves la muleta? Pasa... ya no la ves...

Por cierto, da igual en goteo que con versos largos. Gota a gota hay poemas que ganan mucho si leen con esa cadencia.

Besos, maestro.
Laura

Adolfo González dijo...

Gota a gota, como dice Laura Gómez Recas, este poema creo que gana, pero cualquiera de las dos versiones vale, que esto de la poesía es como la lucha libre.

mis largos pies dijo...

Gracias Jose. Así será.

Sofía Serra Giráldez dijo...

Me ha gustado encontrarlo así, en la primera versión...el abismo del corte del verso y el apoyo del siguiente le proporciona un ritmo distinto al de la versiòn clásica,aunque casi no esté puntuado, y creo que bien sabes de mi casi maniático gusto por lo clásico...pero es que estas cosas son así, todo tiene su "a qué" si está hecho con-sentido, :)
Eso del "corrimiento" te ha quedado diecisietesco(!) total, ;)
besos

Jose Zúñiga dijo...

O una larga cambiada, Laura. Tienes razón, da igual.
Bs

Jose Zúñiga dijo...

Ya te digo, Adolfo, gota a gota se escribió. Y ahora, al relerlo, pienso que así debe ser.

Jose Zúñiga dijo...

Y por mucho tiempo, largos pies.

Jose Zúñiga dijo...

Valoro mucho tus comentarios, Sofía, y los agradezco. Porque tienen chicha.
Bs.