viernes, 9 de abril de 2010

Obvios Vs. Elípticos: empate


Versos hechos con el verbo de Batania
.
Unos se pierden en los mazorrales,
vagos y maleantes.

Otros clonan relojes sin agujas,
metacínicos.

Unos rabian su pena en las paredes,
neorrabiosos.

Otros ocultan sus apoplejías,
endecapléjicos.

Unos ignoran que les ponen cuernos:
cachicuernos.

Otros se pierden en cualquier espejo:
miraquelindos.

Unos montan en burro y tienen prisa:
burrosquianos.

Otros tienen la raya a tiralíneas
cursilíneos.

Unos nunca se quedan en el centro:
periféricos.

Otros se pierden en la periferias:
imagina qué imagen.

Unos no cuentan chistes ni de coña:
realistas.

Otros tampoco cuentan ningún chiste:
ficticios.

Unos escriben por y para el pueblo:
políticos.

Otros escriben por y para ellos:
jerigóngoros.

Unos cumplen el tercer grado de condena:
disléxicos.

Otros son apolíticos, librescos:
spices pijas.

Unos, naturalistas de Greenpeace:
Otros parapsicólogos y snobs:

Benedetti forever.Gamoneda.

Escribo lo que debo, dicen unos.
Escribo como debo, dicen otros.
Unos se dicen obvios y están locos.
Otros son los elípticos, dementes.

Todos, obvios y elípticos, como un regadera:
escriben con los pies sobre un esférico
balón que nada sabe del extraño
destino que le aguarda tras el duelo.

Pobre pelota.
Pobres, tristes pelotas.

MAÑANA, LA REVANCHA

24 comentarios:

Giovanni-Collazos dijo...

Bien, José!

Espero verte mañana y no importa si no juegas, igual te vas a divertir observando.

Te leo en silencio.

Abrazos!

Gio.

José Antonio Fernández dijo...

Vaya, ¡¡Que poema!! Realmente interesante el vocabulario y el desarrollo. Muy original y todo muy cierto. ese juego elíptico de las pelotas está muy logrado.
Un saludo.

Nares Montero dijo...

QUé grande!!! Mañana te veo, maestro, que tengo mucho que contarte!
Besazos esféricos!
N

urbanoyhumano dijo...

Buf. Qué poema más malo.
Me recuerda a uno de mis primeros , allá cuando tenía doce años.

"Altas espigas adornaban mi pueblo.
Junto al palomar, dos soberbios árboles simulaban dos enamorados.
Tocando con sus hojas el claro azul
del verano.
En invierno, o menos soberbios se amaban. Y yo,
pobre alma solitaria, con envidia miraba".

urbanoyhumano dijo...

Altas espigas adornaban mi pueblo.
A su entrada, junto al palomar, dos soberbios árboles simulaban dos enamorados.
Tocando con sus hojas el claro azul
del verano.
En invierno, no menos soberbios se amaban. Y yo,
pobre alma solitaria, con envidia miraba.

Adolfo González dijo...

Es un poema bien guapo para la ocasión. Eso es no dejar títere con cabeza de manera graciosa, de manera que no puede parecerle mal a nadie. Qué bien que no me dejaron ser de ninguno, ni siquiera árbitro.

Bea: a mí me gusta más ese poema tuyo de los 12 años que los últimos que tienes puestos en el blog. No sé si es verdad que es de tus 12 años, pero me gusta. No me riñas, que te lo digo en serio.

Jose Zúñiga dijo...

Jugar no juego. Que me lleváis al cementerio. Si puedo me acerco, Gio. Divertido es, ya lo creo.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Lo de la pelotas sí es de mi cosecha, José Antonio, el vocabulario deslumbrante es, en gran parte, de Batania (Está en una entrada de es partido entre poetas).
Es un juego más, gracias por verlo así.
Un abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

El´ptica Nares, no sé: pereza me da perderme por esos andurriales que tan lejos me pillan... A ver.

Jose Zúñiga dijo...

Qué bueno que alguien diga al fin que algo es malo! Aunque te diré que, si te fijas, no lo he etiquetado como poema (que puede serlo o no, malo o bueno), sino como noticia, cada cosa en su sitio.
Y, bueno, los versos que transcribes (me quedo con la versión del palomar) no están nada mal para doce añitos. Cierto es que podrían mejorar con poco esfuerzo. Por ejemplo, podrías haber escrito:

"Las más altas espigas adornaban mi pueblo.
Cerca del palomar,
dos árboles —soberbios,
orgullosos de rozar con sus ramas
el claro azul del cielo—,
parecían estar enamorados.
Ya en invierno, ya con más humildad
tras de la poda, desnudos de hojarasca,
se amaban nuevamente.
Yo siempre los miraba con envidia
desde mi soledad adolescente".

Y es lo mismo, pero suena distinto.

Jose Zúñiga dijo...

Así es, Adolfo: para la ocasión, no tiene mayor propósito que el del divertimento, lo has entendido bien. ¿Árbitro? ¡Ni loco!
Respecto al comentario de Beatriz, arriba queda recomentado.
Abrazo

Adolfo González dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
urbanoyhumano dijo...

Me quedo con tu versión. Definitivamente.

Guardo la mía por su valor sentimental.

Mafalda Segués dijo...

Me he quedado encantada (TE APLAUDO)
muy muy bueno Jose, divertido e inteligente y acertado, ahhhh... Benetti siempre.
Esta llama no se apaga.

Volveré por estos barrios
Mafalda

Leonardo dijo...

Hay aquí de romántico y clasicista, de melenudo anarquista y hierático anacoreta, sentencias sólidas y jeroglíficos sofistas, de fumívoros y cafeístas, grandilocuencia y castañismo y mucha de esa ligera y andante ligereza (ma non tropo) que tanta falta nos hace...
(las palabras no son mías, claro, sino de León de Greiff, "balada trivial de los trece panidas", 1916)
Y, bueno, me ha encatao' el intercambio con urbanoyhumano.
Saludos

Jose Zúñiga dijo...

Que no amiga, lo genuino es lo tuyo. Sólo quise poner de relieve cómo se pueden trabajar las cosas, que, obviamente, no salen solas. Pero no deja de ser una impostura. Bueno, dejémoslo en un juego más.

Jose Zúñiga dijo...

Gracias, Mafalda. Seguimos en contacto.
Bs.

Jose Zúñiga dijo...

Qué grande, Leonardo! Se ve que en el comentario has seguido mi "metodología": palabras de otro, ideas propias. Creo que nos entendemos bien.
En cuanto al intercambio, yo me lo paso bien y me parece sano. Mas tenía que haber.

Abrazo

paparruca dijo...

Me gustó.

Jose Zúñiga dijo...

¿Paparruca? Uhm..., a ver, a ver.
Pues gracias.

Pedro Gollonet dijo...

Qué miedo !! Un abrazo, Jose

alfaro dijo...

Es genial,
lo de forever...Gamoneda, el no va más
Qué sentido del humor, cuánto ingenio, cuánta creatividad...
Un abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Sí que es como para echarse a temblar, Pedro.
Abrazor

Jose Zúñiga dijo...

Bueno, Mª Jesús, gracias. Pero al César lo que es del César y a Batania lo que es de Batania: lo de forever (y casi todos los palabros) es del obvio neorabioso.
Bs