sábado, 17 de abril de 2010

prisión

.
No me avengo a monsergas ni razones:
no podemos seguir haciendo caso
a quienes van diciendo a cada paso
que debemos sajar las ilusiones.

Que debemos sajar las ilusiones
dicen quienes auguran el fracaso.
¿Y qué vamos a hacer con nuestro ocaso
si serán nuestras vidas sus prisiones?

Ya confieso que estoy un poco viejo
para enfrentar batallas que me alejen
de la sola prisión que siento mía.

Sólo quiero ser sombra en tu reflejo,
sólo tu sombra, amor, y que nos dejen
lo que nos queda nuestro todavía.

34 comentarios:

Adolfo González dijo...

Yo la ilusión la entiendo como que todo es ilusión de los sentidos. Y pienso como en tu soneto: hay que tener ilusiones positivas en esa ilusión que es la vida. Y luchar por ellas, claro. Pero tampoco se me quita de encima la ilusión del fracaso final, de la catástrofe, que no me hace ninguna ilu, jeje. No sé si a ti también te pasa. Un abrazo.

Leonardo dijo...

Cosas que dicen los irremediablemente felices, los optimistas, los que se han realizado o, por el contrario, quienes consideran que el lote de todos es el fracaso. Y ¿que nos quedaría si nos quitaran las ilusiones? ¿Qué le quedaría a todos los que fracasan jugando a la lotería, apostándoles a caballos que nunca ganan, soñando en los cines y en las telenovelas, qué les quedaría a todos aquellos que no frecuentan la literatura pero se nos parecen tanto?
Perennidad del soneto aquí.

Mery Larrinua dijo...

...las ilusiones...como los sueños...son para mi cuerpo el alimento de vida...
un abrazo

Montxu dijo...

Llegará el momento, el instante en el que uno tan solo deseará que el tiempo restante sea de disfrute. Algún día, ¿Quién sabe? el tiempo manda. El tiempo marca las épocas de cada uno.


Un abrazo

Psique dijo...

Jamás sajar las ilusiones! si vivimos de ellas!
Me encantó tu pensar.
Un beso.

Cita dijo...

Nadie tiene el poder de hacerte perder tus ilusiones y mucho menos de sajarlas. Además no creo que a ti te puedan hacer eso...

Besos

Cita

jorge dijo...

Lo he leido en un blog amigo: Me entrego a la ilusion y te invito al contagio... y me ha gustado tanto que lo "saco" en mi ventana.

Y me encanta la posibilidad de ser una sombra como esa, de dejarme encerrar en esa prision que si haria mia.

Pedro Gollonet dijo...

bellisima combinación existencial, de amor y tiempo. abrazo

COMUNERO dijo...

Un soneto precioso, JOSE ZÚÑIGA. A ver si aprendo a hacer uno.

Buen poema endecasílabo, de ilusiones retorcidas por la desidia de los demás, terminando con un portazo.

Me gustó, si, señor. Un abrazote:
AAAAAAAUUUUUUUUUUUUMMMMMMMMFFFFFFFF

Rufino U. Sánchez dijo...

Me gusta reivindicar mi derecho constitucional a equivocarme y aprender a disfrutar de mies equívoc.

Salu2 y felicidades

virgi dijo...

Que nos dejen con nuestros errores y nuestros aciertos.
Y la ilusión de seguir siendo, sombra unas veces, luz otras.

Besos

paparruca dijo...

Me gustan mucho tus sonetos :)

alma máter dijo...

Las ilusiones.. son la vida!!

Un beso!

emilio dijo...

Nunca se es viejo para eso.
Luchad juntos sin tener que liberar vuestro amor.
Bello tu poema, un abrazo.

María Socorro Luis dijo...

Hermoso, sobre todo el segundo terceto.

Has probado hacer sonetos con octosílabos?

Muxus.

Jose Zúñiga dijo...

Yo preferiría no ilusionarme con ningún fracaso, Adolfo, y menos con el fracaso final. Fracaso sería que cediera a las constantes, omnipresentes presiones, a veces imperceptibles, para que renuncie a ser, a serme como soy. Esa es mi iusión compartida. Y si cediera, sería una condena a cadena perpetua. Tal vez ya esté preso sin remedio, pero al menos he escogido yo la prisión.
Abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Siempre he tenido la impresión de que los irremediablemente felices o son enormente egoístas o simplemente tontos, Leonardo. Tal vez me equivoque, pero la inviatAción a ser feliz sin ton ni son es algo que me irrita. Si es que quiere decir algo eso de ser feliz, con estarlo de vez en cuando me conformo.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

No sólo de pan vive el hombre, Mery, decían. y de ilusión también se vive, dicen, aunque eso sea más difícil.
Que siempre tengas algo de pan y mucho de ilusiones.
Bs.

Jose Zúñiga dijo...

Me apunto al hedonismo, Montxu, nada mejor. Pero por el momento, lejano. Me conformo con mis pequeñas cosas, que no me las toquen.
Abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Por lo menos, que no pretendan que comulguemos con ruedas de molino, Psique, allá cada cual, pero por ahí no paso. Al que me saje le doy un tajo yo.

Jose Zúñiga dijo...

Poder pueden, Carme, a mí y a todos. Por lo menos po intentan machaconamente, explícita o subrepticiamente. El caso es no dejarse. Ahí andamos.
Bss.

Jose Zúñiga dijo...

Laúnica que haría mía, Jorge, u aunque mía prisión es. Ya se sabe que no hay peor carcelero que aquél que deja as puertas abiertas...
Me dejaré contagiar.

Jose Zúñiga dijo...

Este poema fue concebido como de amor, pero salió de todo. El amor, al fin, no es aquí más que un simple pretexto. Me alegra ver todos estos comentarios en los que se enfoca desde esta prespectiva.
Tengo buenos lectores, voto a tal!

Jose Zúñiga dijo...

Comu: ya sabes, hazlo. Empieza, no te importe si te sale algún ripio, si se descuadra un verso. El soneto es tuyo. Hazlo.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Coincidimos en gustos, Rufino.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Seguir siendo nosotros, Virgi, cada uno él mismo, sea sombra o luz.
Bss.

Jose Zúñiga dijo...

Gracis, Paparruca! Seguiré intentádolo para que no dejen de gustarte.

Jose Zúñiga dijo...

"¿Qué es la vida? Una ficción,
una sombra, una ilusión,
que toda la vida es sueño
y los sueños sueños son".

Eso dijo Calderón, Alma, aunque yo me refiero a otras ilusiones, como tú.
Bs.

Jose Zúñiga dijo...

Nunca se es viejo para nada, jeje, pero el cuerpo aguanta lo que aguanta, Emilio. Batallas, las menos. Ilusiones, las más, y mejor compartidas.
Abrazos

Jose Zúñiga dijo...

Los tercetos..., ahí hablo del tiempo. Y en el tercero del cansancio.
Lo acabo de probar, Soco. Y ya lo colgué, dedicado a ti.
Muxu.

Jesús Contreras dijo...

Hacerse viejo es lo que tiene, y mira que yo creo que no lo soy aún, pero me temo que llevas razón.

Un saludo.

Jose Zúñiga dijo...

Qué va, que va, la edad no cuenta, Jesús, mientras el cuerpo aguante. Es otra la vejez que me preocupa.
Abrazo

Jesús Contreras dijo...

Bueno, sí, a esa vejez me refería.

Un saludo.

Jose Zúñiga dijo...

Bueno,Jesús, de todas formas los sesenta tacos no me los quita nadie, para bien y para mal, jeje.