sábado, 22 de agosto de 2009

guerras de poetas

La poesía
está en guerra
de poetas. Los poetas
siempre pierden
las guerras,
hasta cuando
las ganan.
Y no saben perder,
y hay que saber;

tal

insignificancia
a más de uno
le ha supuesto
perderse
entre heptasílabos,
versos blancos
o libres, caprichosos
o mierda,

simplemente.

Por lo demás:
¿Cuándo no estuvo en guerra
la poesía?

¿Dónde están vencedores
y vencidos?

Los guerreros que sudan
no son los más valientes:

tan sólo huelen mal.

(Y eso que en estos tiempos
venturosos las huestes
se pueblan de amazonas.
Tampoco huele a rosas,
son guerreras.)

Que me dejen en paz
con sus batallas.
Mañana haré un soneto
o no.


lo que queda: "http://jlzuni.blogspot.com/

12 comentarios:

amor que soy dijo...

se supone que algo sublime hay en el poeta, pues que se vea en su vida también

u minúscula dijo...

vosotros también os dormís pasadas las cinco de la mañana? esto no puede ser

Jose Zúñiga dijo...

La visa del poeta, salvo excepciones sonadas, suele ser de lo más prosaica, Santi.

Jose Zúñiga dijo...

u, claro que puede ser, así siblomamos la prosaica cotidianeidad.

Bs.

Adolfo González dijo...

No es conveniente tomarse demasiado en serio -por salud- ni el oficio de poeta ni las guerras que inventan algunos de ellos entre sí.

Búscate la fama y échate a dormir, dijera el refrán.

Jose Zúñiga dijo...

Estamos de acuerdo, Adolfo, eso pretendía malamnente transmitir.

Un abrazo

Jose Zúñiga dijo...

FE DE ERRATAS:

"visa" es "vida", Santiago. Y perdón por el retruécano.

u, "siblomar" puede ser un palabro que mola, pero quise decir "sublimamos".

Adolfo, lo tuyo es más sencillo: puse una "e" donde no debía. Verás que el teclado no es lo mío.

Begoña Leonardo dijo...

Me ha encantado y sí la poesía ha de estar en guerra, ha de ponerse en pie, sacar todas las armas y arrojarse, da igual que las perdamos, con que alguien se dé cuenta... No sé para cuando, pero te aviso que me la llevaré para mi casita, con tu permiso claro.

Cariñitos.

Silencios dijo...

Si me permites Jose me gustaría enlazar tu escrito en el Silencio de Aimée, es una excelente reflexión.

¿Qué me dices? ¿puedo?

Mil gracias por tus palabras en Silencios, siempre es un placer recibir un comentario tuyo.

Jose Zúñiga dijo...

Que se ponga en pie, pero que sea frente a otros, no contra sí misaa.
Un abrazo, Begoña

Jose Zúñiga dijo...

¿Pemiso? ¡Me abrumas! Y, de paso, he conocido ése otro espacio tuyo.

u minúscula dijo...

jajaa me encantan tus errores, Zúñiga