lunes, 24 de agosto de 2009

cacao obama

Negro.

Soy
negro,
no soy blanco ni negro,
soy rubio blanco

negro

gris albino
rojo. Tengo
carnet de conducir
corbata coche
hijos
ducha escocesa;
tengo objetos perdidos
las uñas limpias
un abuelo en La Habana
papeles
muertos; tengo
una casa

blanca.

No soy blanco ni negro,
tengo serios problemas
de identidad. Y miedo.


"lo que queda":
http://jlzuni.blogspot.com/

15 comentarios:

Bibiana Poveda dijo...

excelente, José.
ves? este poema me deja la grieta necesaria del cuestionamiento, y me gusta. (si no me entendés, no importa, me suele suceder)
buenas noches y gracias.

Bletisa dijo...

Jo Zú, es como si me describieras.
Así soy yo. Tengo serios problemas de identidad y una casa blanca y no soy ni blanca ni negra y objetos perdidos. Y a veces tengo miedo y me retrato en gris albino rojo.

Bletisa dijo...

Ag que miedo me has dado ¿ No serás la bruja Lola esa no?

te beso por si acaso.

María Socorro Luis dijo...

Vaya, qué casualidad. Parece que tu musa hace horas extra. O la mía. Porque yo también tengo un poema parecido, que intenta retratarme .
Entre otras cosas... Tengo una casa blanca / y un perro negro.
....Unas veces soy yo/ y otras muchas soy otra... Y etc.

Esas musas...
Otro beso. Soco

Angel dijo...

que buen modo de expresar dualidad acompañada de ese miedo que todos, sin excepción, llevamos dentro.

Pep dijo...

Obama lo tiene crudo, pero creo que sea por ser negro
un abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Te entiendo perfectamente, Bibiana. Juego aquí con el equívoco: soy gaseoso.

Abrazos líquidos.

Jose Zúñiga dijo...

Qué va, Amparo, no te veo yo con tal cacao mental.

Y no tengo una escoba, aunque debiera, que los rincones no se arreglan con asporadoras.

Así que me besas porque sí, eh?

Jose Zúñiga dijo...

Por cierto, para coincidencias esta de que hoy nos haya dado por hablar del yo y la otredad. Aunque en registros nada sismilares.
Bs.

Jose Zúñiga dijo...

Pero yo aquí no intento retratarme, Soco, aunque naturalmente los poemas acaban diciendo lo que el lector diga. Aunque utilice la primera persona, lo que intento transmitir es algo que ayer me sugirió una noticia sobre Obama.

Claro que el tema de la identidad es recurrente en mi poesía. Tengo un poemilla medio jocoso que, para mí, expresa bien ese sentido de no saber quién eres: soy otro, se llama. Está en las entradas de mayo, si quieres echar un vistazo, el día 14.

Que las musas nos sean propicias y revoltosas.
Bss.

Jose Zúñiga dijo...

Y, según las circunstancias, unos más que otros, Ángel. Sobre todo si mandan.

Jose Zúñiga dijo...

Sí y no, Pepe: Obama es negro en USA, se supone que lo que en USA llaman "izquierdista", a saber tú, pero no puede evitar ser el presidente del Imperio. Y eso, con sus guerras externas e internas (fíjate en el tema sanitario), a mí me produciría un tremendo cacao mental, un no saber si estoy aquí o allí. Y creo que a él también. Y algo de miedo debe de tener, que humanos somos todos.

Comprendo que no quede claro: son las grietas a que se refiere Bibiana, así debe ser.

Abrazo.

AuROraZa dijo...

CACAO OBAMA

Me encanta este poema.

Pero sólo he visto que somos todos iguales, que el miedo es el miedo y ante él todos somos del mismo color. No acierto a ver más mensajes.

Dicen que el buen comunicador debe hacer entender el mensaje. Otras veces dicen que el medio es el mensaje.
...Cuanto más leo poesía más me convenzo de que lo de menos es el mensaje.

Abrazote a todos, sin mensaje.
Aurora

Jose Zúñiga dijo...

Naturalmente, Aurora. Cuantos más mensajes pueda ver cada lector en un poema, mejor, porque querrá decir que no es un panfleto, sino eso, un poema abierto. Ni siquiera yo sé muy bien qué es lo que quiero transmitir, por eso escribo versos.

Sí, es lo de menos el mensaje, importa la forma que consiga hacerlo llegar: lo que llega es lo que importa, y hay que saber mucho para eso. No es mi caso.

Abrazo ilustrado.

AuROraZa dijo...

Gracias ;)