martes, 2 de junio de 2009

somos muy raros, 4: grandes telescopios

El telescopio en orbita Swift
registró un estallido de rayos
gamma en el cielo,
en la constelación de Leo.
Duró diez segundos, pero
fueron suficientes.
"Es el estallido de rayos gamma
más remoto jamás detectado
y también el objeto a más distancia
descubierto hasta ahora",
afirma el científico Nial Tanvir.
Su colega estadounidense Derek Fox
avanza una explicación:
"Estamos viendo
la muerte de una estrella
y probablemente el nacimiento
de un agujero negro".

3 comentarios:

Inés dijo...

José, me ha gustado mucho, pero irremediablemente me he puesto triste al pensar que en tan sólo diez segundos puede morir una estrella y nacer un agujero negro.

muchos besos,

Jose Zúñiga dijo...

Sí, Inés, las noticias a veces son tristes. Casi siempre.

Rafael dijo...

¿Te he dicho alguna vez que mi hija mayor, de cinco años, le tiene miedo a los agujeros negros?
Una vez le conté el cuento de un señor que llevaba un agujero negro escondido en el bolsillo. Estaba espantada.